“Le pedimos a Vidal que vea el Astillero como una empresa estratégica”

Ante la falta de respuesta de las autoridades provinciales, los trabajadores del Astillero Río Santiago volvieron a realizar medidas de protesta.

531

Con una empresa paralizada y ante la incertidumbre por el futuro de los puestos laborales, cientos de trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS), luego de una fallida reunión con las autoridades de la empresa, se movilizaron por el centro platense para exigirle a la gobernadora María Eugenia Vidal y a su jefe de Gabinete Federico Salvai que la fábrica pública naval sea reactivada.

Los trabajadores denuncian que el ARS sufre una crisis financiera, por lo que, además de la falta de insumos para los pocos trabajos que realizan, se encuentran trabadas las líneas de crédito para que la fábrica pueda seguir produciendo. En este marco, sostienen que la paralización de la producción pone en riesgo la continuidad de los más de tres mil trabajadores.

“Lamentablemente, el astillero sigue parado: siguen sin darle continuidad a las obras que tenemos y tampoco hay futuro de nuevos trabajos, que es lo que nosotros estamos pidiendo. No solamente nos ahogan financieramente, sino que tampoco hay un futuro para nuestras familias donde haya una reactivación para los 3.309 trabajadores. Parece que la empresa no tiene los mismos objetivos ni tampoco la gobernadora de la provincia de Buenos Aires”, explicó a Contexto Francisco Banegas, referente gremial de ATE en el ARS.

Ante la incertidumbre, los trabajadores recurrieron a las autoridades provinciales para exigirles que firmen un compromiso para que no haya despidos en el sector, pero estas se negaron. Desde el sindicato exigen líneas de créditos y fondos de financiación. Según detallaron, piden contratos con empresas nacionales para hacer remolcadores, pero estas son financiadas a través de la cartas de crédito del Banco Provincia que se encuentran paralizadas.

“Lamentablemente eso está trabado. La gobernadora no lo destrabó, ni los ministros. Eso es trabajo en lo inmediato, las obras se iniciaron, las chapas están en el astillero, por lo que sería bueno que le den continuidad”, relató Banegas. “Tenemos trabajo pero lamentablemente está parado. Eso hace que hoy el trabajador está trabajando con los pocos insumos que dejaron los gobiernos anteriores y con eso se está dando continuidad para que no paren”, agregó el referente de ATE.

En un contexto de ajuste, la lectura que hacen los trabajadores es que una planta paralizada es permeable a sufrir despidos. Si bien aún no han tenido masivos, temen que los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional también tengan su impacto en la fábrica. “No van a traer plata para que se construya más barcos o más acero en Argentina, sino todo lo contrario: que haya más ajuste sobre los trabajadores y sobre todo lo que es la planta estatal, con lo cual la preocupación está”, sostuvo Pablo Rojas, delegado del astillero en diálogo con Contexto.

En este marco, los trabajadores del ARS decidieron sumarse al paro del día lunes convocado por la CGT, al tiempo que por la mañana cortaran junto con los movimientos sociales parte de la Autopista La Plata-Buenos Aires y luego se traladarán al mediodía al centro platense para movilizarse desde allí al Ministerio de Trabajo, donde tendrán una reunión paritaria con las autoridades.

“Le pedimos a Vidal que vea el astillero como una empresa estratégica. Hasta ahora no hizo nada de eso. Cuando tuvo que hablar, habló mal, nunca fue capaz de acercarse y ver por qué el ARS no produce lo que debe producir: porque capaz que es responsabilidad de ella”, agregó Rojas.