Denuncia contra ABSA: la firma reconoció “no tener control” por parte de Provincia

Los desbordes cloacales descubiertos en el arroyo Maldonado pusieron el foco sobre el funcionamiento de ABSA en la zona. La presencia de contaminantes que superan veinte veces los niveles normales evidenciaron la total falta de control de la Autoridad del Agua bonaerense.

381

La repercusión provocada por el fallo de la Justicia de Faltas que puso en evidencia la contaminación de Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA) en el arroyo Maldonado generó una fuerte repercusión en la comunidad platense. Los exorbitantes niveles de coliformes fecales en el arroyo (veinte veces por encima del límite máximo) pusieron en evidencia la falta de control por parte de organismos provinciales, sumada a las presentaciones de la empresa que adjudicó el problema a “cortes de luz producidos en una bomba ubicada en 1 y 90”, hecho que EDELAP luego desmintió. La empresa tiene un plazo de cinco días para normalizar el servicio o afrontar instancias penales.

El expediente fue iniciado como una denuncia de vecinos en Defensa del Consumidor por reiterados desbordes cloacales y la falta de atención por parte de la empresa, donde el Juzgado de Faltas intervino en la etapa resolutiva por la gravedad de la situación. “Nosotros solicitamos un informe a la empresa para conocer el origen de los desbordes. A raíz de eso, ABSA argumentó que se debía a ‘cortes de luz ocurridos en una estación de bombeo ubicada en 1 y 90 que provocaban el mal funcionamiento’. Luego, EDELAP desmintió esos cortes según las fechas presentadas por los vecinos”, dijo a Contexto Dante Rusconi, juez de Faltas del Juzgado Nº 2, quien se dirigió a la zona con un equipo de investigación y descubrió en la estación un caño con desagüe en el arroyo Maldonado, a pocas cuadras del lugar.

“Tras descubrir ese desagüe en el arroyo, solicitamos un informe sobre el tratamiento de esos afluentes y nos expresaron que sobre ese tramo ‘no se realiza ningún tratamiento’. Mediante una intervención de la Facultad de Ciencias Exactas se pudieron corroborar valores de contaminación ‘escandalosamente por encima de los límites normales’”, según definió el juez.

En tanto, la autoridad de control que se dedica a monitorear estos problemas es la Autoridad del Agua (ADA), que funciona en la órbita de la provincia de Buenos Aires. “Nosotros pedimos información y nos dijeron que no había ningún monitoreo, información ni verificación de esta zona. Según como fuimos informados, no hubo nunca un control ahí”, agregó Dante Rusconi.

“Esto es un día a día que venimos viviendo desde hace rato en el barrio. Muchos deben llamar a servicios particulares para lidiar con el problema del agua que desborda adentro de las casas, como si la empresa no tuviera nada que ver”, había explicado Mariana, una vecina de 7 y 85, en declaraciones a medios locales.

En esta línea, el concejal platense de Unidad Ciudadana Norberto “Chucho” Gómez adelantó que la semana que viene el bloque recibiría a un grupo de vecinos de Villa Elvira para conocer a fondo la situación. En comunicación con Contexto, Gómez manifestó que “las denuncias por problemas con el agua son ya conocidas desde hace rato” y que desde el bloque de concejales buscarán acompañar cualquier medida de solución.

En tanto, Rusconi advirtió que para la semana que viene la empresa de agua bonaerense deberá rendir cuentas respecto del funcionamiento y control de sus instalaciones o la situación podría llegar a instancias penales.

Según la causa, las conductas de Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima consisten en, por un lado, el “presunto incumplimiento de la prestación del servicio público de desagües cloacales a su cargo y la falta de atención de las emergencias relacionadas con el mismo; y, por otro, el bombeo de efluentes cloacales sin tratar y por encima de los parámetros legales desde una estación de su propiedad ubicada en 1 y 90, que son vertidos al curso del arroyo Maldonado, con un aparente impacto sanitario y ambiental de gravedad”.