“En cada lugar que tocamos estos días, hubo más gente, más amor y más convicción militante. Estas cinco leyes que estamos presentando van a dar más dignidad a todos los compañeros y compañeras que vienen en los barrios más pobres de nuestro país”, dijo frente a la Casa Rosada Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que, junto con la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie, impulsaron la Marcha Federal por Pan y Trabajo, que nucleó a alrededor de 400 mil personas de todo el país, y en la que se pidió un paro general.

Con el apoyo de las dos CTA y la CGT, los movimientos populares marcharon con cinco propuestas de ley y fuertes críticas a las políticas económicas aplicadas por Mauricio Macri. Tras el veto a la ley antitarifas, la marcha que estaba prevista hasta el Obelisco culminó en Plaza de Mayo.

Esteban castro (ctep): “Hay un amor al pueblo y conocimiento militante que va a hacer imposible que este proceso que encabeza el presidente Mauricio Macri se pueda cumplir”.

Allí, además de Castro, que cerró el acto, hablaron la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, el dirigente de Suteba Roberto Baradel, el referente de la Confederación Federal de los Trabajadores Sergio Palazzo, el secretario general de ATE Hugo “Chachorro” Godoy, el coordinador de Barrios de Pie Daniel Menéndez, Dina Sánchez del Frente Popular Darío Santillán, entre otros dirigentes populares.

Menéndez se sumó al pedido de paro y afirmó que “no es momento para cobardes, hay que pagar el precio de defender al pueblo y si es necesario convocar a un paro nacional activo con cortes de ruta por todo el país”.

“Hay un amor al pueblo y conocimiento militante que va a hacer imposible que este proceso que encabeza el presidente Mauricio Macri se pueda cumplir. No van a poder realizar ningún acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y si es necesario vamos a vivir a la intemperie”, detalló en diálogo con Contexto Castro, quien sostuvo que con la unidad de los trabajadore se viene “un paro masivo”.

Omar Plaini, referente del Sindicato de los Canillitas, dijo que “se agudiza la conflictividad”, lo que demuestra que “evidentemente el gobierno ha fracasado rotundamente”.

“El gobierno tiene que darse cuenta de una vez por todas que no se puede seguir así, ajustando el bolsillo de los jubilados, de los maestros, de los trabajadores. Tiene que terminar con esa prepotencia con la que pretenden obligar a los sindicatos a firmar paritarias en esa cifra irreal del 15%, por más que lo plantee el FMI para un acuerdo”, dijo a este medio el diputado nacional por Unidad Ciudadana y referente de la Central de los Trabajadores Hugo Yasky. “El tarifazo, y luego el veto, es una ofensa para el pueblo argentino, y por eso sabemos que la convocatoria al paro general va a tener el aporte masivo de todos los sectores”, agregó el referente sindical.

hugo yasky (CTA): “El gobierno tiene que darse cuenta de una vez por todas que no se puede seguir así, ajustando el bolsillo de los jubilados, de los maestros, de los trabajadores”.

Su par Pablo Micheli, dirigente de la CTA-A, coincidió: “Estamos construyendo un camino de unidad con los movimientos sociales que tiene un motor importante ahora que es un paro nacional de todas las fuerzas del campo popular”. Ante un contexto de ajuste, “la unidad de los trabajadores es fundamental: sin unidad no tenemos destino”, agregó en diálogo con este medio.

Sergio Palazzo, referente de la Confederación Federal de los Trabajadores en diálogo con Contexto, destacó la cantidad de movilizaciones que se desarrollan a diario en el país, que “muestran claramente el descontento de la sociedad argentina con las políticas de este gobierno”.

https://twitter.com/wadodecorrido/status/1002628550992769024

¿En qué consisten estas iniciativas?

Infraestructura social. El diputado nacional Leonardo Grosso, quien presentó el proyecto, explicó que se propone la generación de “trabajo genuino, trabajo concreto. Estamos planteando que el 25% de la obra pública nacional, provincial y municipal sea llevada adelante por cooperativas y empresas sociales”. “Es una forma de distribuir la riqueza y mejorar los ingresos de los compañeros y compañeras de la economía popular”, agregó el referente del Movimiento Evita.

Otro proyecto presentado por los movimientos sociales es el de Integración urbana. Según explicó Grosso, la propuesta “es el resultado de las iniciativas de organizaciones sociales y una negociación con el Ejecutivo nacional. El resultado de eso es la ley de expropiación de todos los barrios populares, villas y asentamientos para poder darle la propiedad a los compañeros y compañeras villeros y a los vecinos de los barrios populares”. “Queremos que se trate lo más urgente posible porque es una deuda de la democracia, pero también queremos una ley complementaria que le ponga recursos para la urbanización”, completó.

Ley de adicciones. “La marcha federal retoma un hecho que para nosotros es fundamental, que es poner en agenda principal de nuestro país el tema de las adicciones”, explicó el padre Pepe de Olivera. “La emergencia en adicciones que se declaró se termina dentro de poco, y para nosotros es fundamental que continúe, y que se llegue a una ley para que dure en el tiempo”, advirtió el cura. También denunció que los dispositivos de prevención y recuperación de adicciones no han crecido de la misma manera que se incrementó el consumo y el narcotráfico.

Emergencia alimentaria. Al respecto, Walter Córdoba, dirigente de Barrios de Pie de la ciudad de Buenos Aires, explicó que “la ley de emergencia alimentaria consiste en un refuerzo para los comedores escolares y comunitarios, con seguimientos a las familias”. El militante contó que desde esa organización realizaron un relevamiento en los comedores barriales de la ciudad de Buenos Aires para conocer el estado nutricional de niños y niñas, que arrojó que “un 56% tiene malnutrición”.

Ley de Agricultura Familiar. Eleonora Pedot, integrante del Movimiento Nacional Campesino Indígena, detalló que el pedido en concreto es sobre la reglamentación de la ley sancionada en 2014 y que aún no fue reglamentada en su totalidad, la cual promueve y facilita la posesión de las tierras para los pequeños productores, quienes la trabajan a diario y hoy se encuentran en crisis ante las políticas económicas de Cambiemos. En este marco, sostuvo que no es rentable mantenerlas dado el ajuste que se está implementando en el país, además del factor climático que empeora las cosechas. “La situación es crítica. Mucha gente se está yendo, no sólo porque no es rentable, sino porque los compañeros y compañeras que no tienen un peso además deben”, sostuvo Pedot.