Ya es generalizado el repudio a los dichos de Vidal sobre los pobres y la Universidad

1391

Por considerarla una “pueril falacia” para “justificar el tarifazo en los servicios públicos”, la Conadu salió hoy a repudiar los dichos peyorativos de María Eugenia Vidal sobre las universidades públicas de la provincia de Buenos Aires. Anoche, en una cena del exclusivo Rotary Club, la gobernadora se preguntó “si es justo llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la Universidad”.

Desde ese momento, los repudios no se hicieron esperar. Rápidamente, la Confederación Nacional de Docentes Universitarios, que se encuentra en un plan de lucha para rechazar un 15% de aumento, emitió un duro comunicado. “A 100 años de la Reforma Universitaria, la pueril falacia de la gobernadora es en realidad una ensayada articulación discursiva que busca en primer lugar erosionar a la Universidad Pública Argentina, y además excluir a los pobres de su condición de sujetos del derecho a la educación superior, en un claro acto discriminatorio.”

“La expresión de la Gobernadora va en línea con las definiciones de un gobierno que ha decidido desarticular las condiciones materiales para el ejercicio del derecho a la educación superior que se habían plasmado en la creación de 17 universidades nacionales, la triplicación del presupuesto universitario y la ampliación sin precedentes de la infraestructura”, agrega la carta que puede leerse en la redes sociales del sindicato.

Por último, la Conadu advierte: “Que la gobernadora sepa que vamos a defender nuestro derecho a una universidad pública, gratuita y popular y el derecho de los y las bonaerenses a la vida cultural y el desarrollo económico que las universidades promueven en los territorios en los que se entraman. Al desprecio y cinismo de Vidal opondremos la solidaridad y la organización de lxs trabajadores y estudiantes universitarios con el conjunto del pueblo argentino”.

También a velocidad de rayo, desde la comunidad educativa salieron a mostrar los números que desmienten los dichos de Vidal. Según datos oficiales, en el conurbano bonaerense las casas de altos estudios cuentan con porcentajes muy superiores de estudiantes que son primera generación de universitarios en sus familias respecto de los valores promedio del país. Por ejemplo, en la Universidad Nacional de La Matanza, el 94,2% de los estudiantes tiene padres sin estudios universitarios finalizados. En la Universidad de Moreno (a 2016) la cifra alcanzó un 91%, y en la Universidad de Tres de Febrero, el 74% de los alumnos es primera generación universitaria. En la Universidad de General Sarmiento, el 86% tenía un padre y el 92% una madre sin el nivel universitario completo (a 2013), y en la Universidad Arturo Jauretche el 83% de los estudiantes son primera generación.

El bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana también repudió enérgicamente los dichos de la gobernadora y lanzó un comunicado en el que indica que Vidal está “negando una realidad que con números demuestra el valor de una política de Estado inclusiva y transformadora”, refiriendo a las políticas educativas durante el gobierno de Cristina Fernández.

El comunicado agrega también que “si a este desprecio demostrado por Vidal” le suman “los cierres de escuelas rurales, de los bachilleratos de adultos, la cada vez menos inversión en infraestructura educativa y el maltrato permanente hacia los docentes (a los que les siguen ofreciendo el ridículo aumento del 15%), la conclusión es que el objetivo de la Gobernadora es privar el derecho a la educación superior a las mayorías y reservarla para que sea un privilegio de pocos”.
Por último, detalla: “en este contexto de tarifazos salvajes, recortes a las jubilaciones y despidos volvemos a ratificar el compromiso en defensa de las políticas públicas que le devolvieron la dignidad a las mayorías frente a una nueva gran mentira de Vidal que sigue gobernando para los ricos”.

También, en las últimas horas se expidieron referentes de la política y de la educación en sus cuentas de Twitter. El exministro de Economía, Axel Kicillof, cuestionó la mirada elitista de la gobernadora para hablar de la educación pública superior y por desconocer que la mayoría de los ingresantes son primera generación en la Universidad.

Leopoldo Moreau, por su parte, destacó que los dichos de Vidal se realizaron en el año del centenario de la Reforma Universitaria y arremetió contra la Franja Morada:

En la misma línea se dirigió la diputada provincial y exdecana de la Facultad de Periodismo de la UNLP, Florencia Saintout, quien advirtió que la responsabilidad de que la educación sea un derecho es, justamente, de María Eugenia Vidal y de Mauricio Macri.