Universitarios dieron clases públicas “en defensa del salario docente y la educación pública”

Los docentes rechazan el techo del 15% a las paritarias y el recorte de tres mil millones de pesos a los gastos de funcionamiento de las Universidades, lo que representa un 25% del total.

489

Los profesores universitarios nucleados en la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) terminaron ayer la jornada nacional de lucha de 48 horas en el marco del conflicto salarial y presupuestario que mantiene el gobierno de Mauricio Macri y la gestión del ministro de Educación Alejandro Finocchiario, con paritarias a la baja y un recorte de tres mil millones de pesos en las partidas para Universidades.

En este marco, en defensa de la educación pública, los docentes movilizaron el 26 al Palacio Pizzurno y el 27 realizaron jornadas de asambleas y clases públicas en las diferentes Universidades del país en reclamo de “un 25% de aumento salarial, la necesaria cláusula gatillo de actualización automática por inflación y un sustancial aumento presupuestario para la Universidad pública”.

“Hay un malestar importante entre los docentes, pero hay también un malestar dentro de la comunidad presupuestaria en el conjunto de la comunidad universitaria. Nosotros podemos decir que no tenemos aumento salarial, pero los estudiantes han ido perdiendo becas y los docentes, más allá del salario, están sufriendo los problemas de infraestructura para dar clases, la falta de insumos, el corte de programas y gastos para poder pagar los servicios que aumentaron un montón”, explicó a Contexto Carlos De Feo, secretario general de CONADU.

La única convocatoria a paritaria que tuvieron los docentes fue recién el 24 de abril, ofreciéndoles el 15% de aumento en cuatro tramos, siendo rechazada por los diferentes gremios, que la consideraron “impresentable y bochornosa”, siendo que cobrarían un 11% recién en noviembre. Por otra parte, desde CONADU exigen un aumento del 25% con cláusula gatillo y jerarquización, tras el vencimiento de su paritaria anterior en febrero. De ese 25%, un 20% responde a las estimaciones de consultoras privadas para este año, y el restante 5% es por la pérdida de 2016.

La cuestión presupuestaria es uno de los problemas que más preocupan a los docentes y a toda la comunidad universitaria en general. Según explicaron desde CONADU, el recorte de tres mil millones que comunicó el Ministerio de Educación significa un 20% del total del presupuesto de los gastos de funcionamiento de las Universidades.

“Nuestra lucha no es solamente por el salario. Buscamos que se pueda canalizar todo ese malestar que hay y que podamos enfrentar las políticas de ajuste que venimos sufriendo desde hace ya dos años en la Universidad, con subejecución año a año”, sostuvo De Feo.

El referente de CONADU consideró que la jornada de lucha del 26 y 27 de abril tuvo “un nivel de adhesión muy importante”. En la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), los docentes nucleados en ADULP realizaron clases públicas. En la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (FPyCS), por ejemplo, se optó por trasladar las cursadas al frente del edificio.

“Estas medidas tienen que ver con ir concientizando a la comunidad universitaria de que el problema va más allá del salario. Si bien hay una demanda concreta frente a una propuesta gubernamental muy distante, se sabe que va a hacer ardua la disputa, por lo tanto, el sentido que tienen estas jornadas es ir concientizando e involucrando a toda la comunidad”, dijo a Contexto Guillermo Clarke, delegado de ADULP de esta casa de estudios.

La lucha de los docentes universitarios seguirá el 11 y 12 de mayo con jornadas de paro, previa a la Marcha Federal Universitaria que se estará desarrollando la tercera semana de ese mes. “Si no hay convocatoria, hay paro, y si hay convocatoria y la propuesta no es razonable (si las propuestas son del tenor que nos vienen haciendo), el paro va a seguir y los planes de lucha van a seguir”, advirtió De Feo.