Jujuy: detuvieron a once opositores políticos por manifestar contra Morales

Fueron apresados poco antes de que el exgobernador Eduardo Fellner fuera liberado, por participar de una protesta durante la asamblea legislativa de esa provincia que fue duramente reprimida por la policía. Se presentó un habeas corpus por los presos.

439

Once referentes políticos, sociales y gremiales de Jujuy fueron detenidos por orden del juez de Control N° 1 Jorge Zurueta y ante el pedido del fiscal de delitos complejos Diego Cussel, por su participaron en la movilización del 4 de abril durante la apertura de sesiones legislativas provinciales que encabezó el gobernador radical Gerardo Morales, que fue reprimida con balas de goma y gases. Entre los detenidos está Santiago Hamud, dirigente de la Juventud de la Tupac Amaru y uno de los heridos con balas de goma en la manifestación. Les imputaron el delito de atentado contra la autoridad agravado por poner manos a la autoridad, que prevé penas menores y son excarcelables. Los abogados defensores presentaron un habeas corpus.

Las detenciones se enmarcan en el clima de persecución política que vive la provincia del noroeste desde la asunción de Cambiemos, y que se profundizó en los últimos días. Las once personas fueron detenidas durante un raid realizado en la mañana de este sábado, pocas horas antes de que el exgobernador, Eduardo Fellner, que pasó dos noches en prisión acusado de participar de una supuesta asociación ilícita en una de las causas con que justifican la detención arbitraria de Milagro Sala.

Según denunciaron los familiares de los presos, algunas de las detenciones se realizaron de manera violenta. En la casa de Bruno Bienvenido Méndez, de la Asociación de Trabajadores del Estado y que el día de la movilización recibió el impacto de una bala de goma en la cara, la policía ingresó abruptamente apuntándoles con armas a los niños que se encontraban en el hogar.

Como Hamud y Méndez, también fueron detenidos Erik Peralta, Carlos Mercado, Jairo Joel Velázquez, Carlos Albornoz, Pedro Cachizumba, Juan Pousa Ciancia, Ivan Mercado, Leonel Altamirano y José Zurita.

“Cada día en Jujuy se deteriora más el Estado de derecho, si es que uno puede decir que aún existe. Quienes se movilizaron el pasado 4 de abril para reclamar al gobierno que no ha cumplido una sola de las promesas que hizo en campaña durante estos dos años y meses de gestión fueron reprimidos con balas de goma y gases lacrimógenos. Les tiraron a la cara, a los brazos, a la espalda. Les imputan el delito de poner mano a la autoridad cuando los separaba una vaya de casi dos metros de altura. Esto no es más que un nuevo intento de disciplinar a quienes se manifiestan en contra de las políticas de hambre y miseria que impone Morales”, denunció el diputado y referente de la Tupac Amaru Juan Manuel Esquivel.

“El delito que se les imputa tiene una pena máxima de dos años, es decir que es excarcelable. El realizar estas detenciones un sábado, a dos semanas de producidos los hechos, no hace más que demostrar que la intención no es castigar ningún delito, sino imponer el miedo a los opositores políticos”, agregó.

 

Al mediodía, los abogados defensores presentaron un habeas corpus por los detenidos. Según detallaron, la suma de las penas máximas de los delitos que se imputan no superan los tres años, de modo que una eventual condena la podría tornar condicional.

“Los artículos 308 y 319 del Código Penal establecen que la detención es procedente cuando no aparezca como prima facie como posible la condena de ejecución condicional y cuando no hubiere indicios de que los imputados puedan eludir la acción de la Justicia”, remarcaron. Y explicaron que en la orden de detención emitida por el juez Zurueta, el Estado ya contaría con la supuesta prueba para acreditar los delitos que les imputan, por lo que no existe argumento para sostener las detenciones, que calificaron como “arbitrarias e ilegales”.

Fellner libre

El exgobernador Eduardo Fellner fue liberado este sábado, poco después del mediodía, de la Unidad Penal N° 7 de Alto Comedero, donde permaneció detenido casi 36 horas. Fue apresado por orden del juez de Control Penal N° 4, Isidoro Cruz, quien aseguró que no pudo mantenerlo detenido “por culpa de los fiscales” Liliana Fernández y Diego Cussel, quienes denunciaron irregularidades del juez pero luego se arrepintieron y validaron la detención.

Fellner salió tras ser revisado por los médicos y se dirigió a su casa ubicada en el barrio de Los Perales, de la capital provincial. Se había entregado a la Justicia el jueves en horas de la tarde, luego de que el magistrado librara una orden de detención el miércoles a la noche.

En un corto diálogo con la prensa registrado por El Submarino, Fellner aseguró su inocencia y dijo: “Me trataron bien en la cárcel, pero ahora sólo quiero ir a ver a mi familia, que son quienes más han sufrido con todo esto”. Seguirá como imputado en la megacausa, donde está acusado de liderar una asociación ilícita que malversó fondos por 1.200 millones de pesos para construir viviendas sociales.