Con la mayoría de los votos de las Facultades, Fernando Tauber fue electo presidente de la Universidad

435

En una Asamblea extensa que duró más de siete horas, el arquitecto Fernando Tauber fue electo con un amplio apoyo de las unidades académicas como nuevo presidente para los próximos cuatro años de la Universidad Nacional de La Plata. El hasta ahora vicepresidente de la casa de altos estudios local obtuvo el voto positivo de 260 asambleístas, mientras que se registraron seis votos en blanco y cuatro anulados.

Ante una calma poco habitual por tratarse de un plenario universitario, y con la presencia de profesores, graduados, estudiantes y no docentes que colmaron el salón de actos de la Escuela Graduada Joaquín V. González, el nuevo presidente electo expresó en su discurso final: “Ustedes no han votado hoy a un candidato, han votado un proyecto de Universidad”. “Nuestra prioridad va a ser profundizar nuestra política académica para generar más graduados de calidad; queremos más profesionales, defenderlos y ayudar a nuestros recursos humanos formados, porque nos fundaron para ser la Universidad que apuntale el desarrollo nacional”, completó.

En consonancia, tras el encuentro, Tauber dijo a Contexto que “es un gran respaldo pero también una gran responsabilidad y un estímulo muy grande”. Al referirse al centenario de la Reforma Universitaria, el flamante presidente electo dijo que “es un momento en donde se debe tender a refundar la Universidad pública, con ese espíritu pero en el siglo XXI”.

“Nos queda mucho por hacer, siempre vamos a ir por más, por la ofensiva. Queremos que los jóvenes ingresen, permanezcan y se reciban en nuestras aulas”, agregó Tauber.

Sobre su futura conducción, anunció: “Nuestro compromiso es abrir el tan ansiado turno noche en el Comedor Universitario y terminar el Albergue Estudiantil, con más plazas para alojar a los pibes que menos tienen”.

Las voces de la Asamblea

Antes de la votación y el escrutinio final, fueron 51 los oradores de las diferentes Facultades y claustros que expresaron sus posiciones. Una amplia mayoría entre los disertantes repudió las políticas de ajuste en educación, ciencia y tecnología que se están sufriendo en la Argentina desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri.

En tal sentido se expresó, entre otros, el representante del claustro de graduados de la Facultad de Psicología, quien describió al neoliberalismo como un “movimiento poderoso y peligroso”, y remarcó que es necesario con urgencia el trabajo mancomunado entre diferentes actores de la Universidad.

Entre los variados discursos resonaron también las palabras del consejero graduado de la Facultad de Ciencias Médicas, Manuel Fonseca, en representación del Frente de graduados, quienes por primera vez ocupan un lugar de conducción en esa unidad académica, luego de la histórica conducción de Hoja de Roble. Fonseca resaltó la importancia de pensar la salud pública como un derecho, como contracara de las gestiones anteriores. “Tenemos el compromiso de poner la Facultad al servicio de la gente, creemos que es una responsabilidad del Estado garantizar la salud”, sentenció, y recordó que a propuesta de los estudiantes comenzará a dictarse en la Facultad una cátedra libre por el derecho al aborto.

Durante su discurso, Pablo Bilyk, de Periodismo y Comunicación Social, señaló: “Consideramos la educación como un derecho. Por eso queremos reivindicar el crecimiento de la Universidad en el período 2003-2015, donde entre otras acciones a muchas Facultades se les permitió crecer en infraestructura. Logramos tener nuestro edificio propio y lo pudimos llamar Presidente Néstor Carlos Kirchner”.

El asambleista alertó sobre “las políticas de ajuste que está sufriendo el área de ciencia y tecnología y las restricciones que tienen los investigadores de las Universidades nacionales”. También señaló que “en los organismos de control de medios ya no existen veedores universitarios, lo que permite que los medios con hegemonía concentren más poder”. “Durante los últimos dos años las cifras de despidos de trabajadores de prensa no cesaron, y eso es preocupante”, continuó. Además, denunció el ataque que sufren las organizaciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo y convocó a defender la existencia de la Tecnicatura en Periodismo Deportivo en la Ex Esma, que cerró el gobierno nacional.

En el mismo sentido se expresó el actual decano de la Facultad de Ingeniería, Marcos Actis, quien destacó los logros del crecimiento de la Universidad de La Plata durante los últimos quince años, pero, llamativamente, sin mencionar las políticas del Estado nacional que llevaron adelante los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Otro detalle del discurso de Actis fue que se mencionó como parte de la conducción de la Universidad: “La Facultad de Ingeniería estará representada en esta gestión de Fernando Tauber en mi persona”, expresó convencido, aunque, si bien resuena como candidato a ocupar una de las vicepresidencias, todavía el nuevo presidente no ha oficializado su gabinete.

En tanto, el profesor de Periodismo Carlos Ciappina se refirió a la actualidad y remarcó que “lamentablemente esta instancia democrática para la Universidad se da en un país en donde se aplican recetas neoliberales aumentadas y corregidas”. “Tenemos que defender la Universidad de los avances de la derecha. No olvidemos que de esta casa de estudios egresaron estadistas de la talla de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner. Por eso, para honrarlos, apoyaremos las políticas que apunten a mejorar la educación superior desde la masividad.

Por su parte, el secretario general de Adulp, Octavio Miloni, expresó su apoyo a Tauber y agregó que la asamblea es un ejemplo de fortalecimiento democrático”. Al referirse a los cien años de la Reforma, indicó que “hay que otorgarle un sentido dinámico y no estático, hay que seguir aplicando sus principios”.

El decano saliente de Ciencias Económicas, Martín López Armengol, quien también resuena para un cargo relevante en la nueva conducción de la UNLP, destacó en su discurso que “hay que mirar al futuro con el espíritu de los reformistas”. Al referirse a los desafíos de la nueva gestión, dijo que “hay que apostar al fortalecimiento de todas las instancias de formación”, y calificó a la Universidad como “un motor clave de desarrollo para la sociedad”.

La Franja pone palos en la rueda en Agronomía

Durante la Asamblea, el exdecano de la Facultad de Ciencias Agrarias y asambleísta Pablo Yapura leyó una declaración que denuncia la acción antidemocrática de los dos consejeros directivos de los profesores por la minoría, el graduado y auxiliar docente y los cuatro estudiantes de Franja Morada de no dar quorum en la tercera convocatoria de sesión del órgano de gobierno de esa unidad académica y no permitir la elección del decano.

Esta ausencia intencionada no permitió garantizar la elección a través de los mecanismos establecidos por el Estatuto de la UNLP, produciendo un hecho inédito en la historia de esa Facultad en períodos democráticos: la no concreción de la elección de autoridades en el tercer llamado, que sólo exige mayoría simple del Consejo Directivo.

Fuentes de Agronomía indicaron que ese sector político que no dio quorum “llevó a una instancia judicial la situación porque no podían imponerse democráticamente, y de esta forma están atentando contra la autonomía de la institución y dilatando la renovación de autoridades en la Facultad”. “Franja Morada inició una presentación judicial por una diferencia en la interpretación del reglamento respecto de la incorporación de los consejeros suplentes ante la ausencia de los titulares. Pero nosotros sabemos claramente que el Estatuto se debe respetar y menciona puntualmente que los consejos directivos deben incorporar a los cinco suplentes, incluido el representante de los JTP”, agrega la fuente consultada por Contexto.

De esta forma, la presentación judicial obstaculiza la definición de autoridades y no se permite la elección democrática de la candidata del oficialismo Sandra Sharry, que con la participación de los consejeros suplentes sería electa.

La omisión de la jornada

La Federación Universitaria de La Plata (Fulp) presentó en el plenario un documento denominado “Por una Universidad masiva, crítica y popular. Hacia la Segunda Reforma Universitaria”, compuesto por una serie de puntos que giran en torno a la defensa de la Universidad pública y gratuita. Pero durante la puesta en común del manifiesto los estudiantes de la Federación omitieron, en su recorrido histórico, enumerar los crecimientos y los logros de la educación superior durante los gobiernos de Néstor Carlos Kirchner y Cristina Kirchner.

Destacaron la aperturas de nuevas Universidades, la suba del Presupuesto educativo, las mejoras en infraestructura, la inversión en ciencia y tecnología y la calidad de la enseñanza pública en la Argentina durante el período 2003-2015, sin embrago, los jóvenes olvidaron vincular esos progresos con las políticas impulsadas por el proyecto de país que se generó en aquellos tiempos de prosperidad. Es al menos curioso que en ese escrito se detalle con rigurosidad las acciones en materia de educación universitaria y no se asocie a un contexto histórico. ¿Olvido u omisión?