Padres y docentes de escuelas pedagógicas marcharon contra la privatización

Un centenar de miembros de la comunidad educativa, entre directivos, padres y alumnos, se presentaron en el Pasaje Dardo Rocha para exigir a las autoridades de Educación municipal que frenen de inmediato el traspaso a la órbita privada.

757
Foto: Eva Cabrera

La resolución municipal que traspasó las escuelas pedagógicas platenses a la órbita de la administración privada provocó el profundo malestar de la comunidad educativa, que ayer llevó a padres, docentes y directivos a movilizarse al Pasaje Dardo Rocha para exigir el frene inmediato de esta medida que afecta a unos setecientos estudiantes. La baja de los convenios administrativos con Municipio y Provincia fue divulgada la semana pasada ante el conjunto de padres y docentes que ahora temen por el futuro financiero de las tres instituciones principales afectadas en la ciudad.

“Esta semana las escuelas recibieron una notificación donde expresan que antes del 31 de marzo deben presentar la documentación requerida para adecuarse a la administración privada. Los argumentos para justificar esta maniobra son ilegítimos”, dijo a Contexto, Juan Manuel Abre. El docente y abogado representa al Instituto Roberto Themis Speroni, el encargado de gestionar los contenidos y títulos de Las Algarrobas, ubicada en la zona de Arturo Seguí, la Escuela Nº 1 de Villa Elisa y su anexo en Los Hornos, hoy afectadas por la resolución.

“La cuestión es muy grave, porque hay gente que no tiene los recursos para enviar a su hijo o hija a la escuela privada. La municipalidad nos dice: ‘no se preocupe, nosotros les vamos a mantener el sueldo a los docentes’. Cuando se aprueba el presupuesto anual, las escuelas tienen un presupuesto asignado específico por parte de Nación. Las escuelas privadas, en cambio, hoy se mantienen con subsidios del 40%, mañana de 30%”, manifestó el director del instituto Speroni, Juan Carlos Videla.

“La cuestión es muy grave, porque hay gente que no tiene los recursos para enviar a su hijo o hija a la escuela privada”

Videla, junto a un centenar de personas, se presentó en las escalinatas del Pasaje Dardo Rocha para manifestar su descontento con la decisión. Allí desplegaron una enorme bandera con la consigna: “Las escuelas experimentales son estatales, no privadas. Por favor, gobernadora Vidal , intervenga”.

Videla explicó a Contexto que las escuelas nacieron mediante un “convenio firmado por la Municipalidad de La Plata con el instituto Speroni, de manera provisoria, hasta que la comuna pudiera apartarse y dejar la autoridad a Provincia”. El convenio se terminó, la Municipalidad se hizo a un lado y la alternativa ofrecida es dejar a las escuelas en manos de la Dirección Provincial de Educación en Gestión Privada (DIEGEP, ex DIPREGEP).

En tanto, más de cincuenta docentes están en vilo, ya que la modificación altera los criterios de selección y pago de sueldos, factores que ahora se encuentran en un limbo administrativo. “Yo ahora no estoy cobrando sueldo, estoy trabajando ad honorem, lo cual en este momento es más que complicado, dada la situación económica del país. El año pasado el municipio había resuelto abrir una mesa de negociación ante el avance de este conflicto para tratar de llegar a una salida en conjunto, pero no tuvo resultados”, expresó Patricia, docente de la escuela experimental Las Algarrobas.

El problema que enfrentan hoy las instituciones de educación experimental es el mismo que sufrieron en 2006, cuando las autoridades municipales intentaron trasladar la administración de las escuelas a la DIPREGEP a través de la misma resolución. En ese entonces, la comunidad educativa logró interponer una acción de amparo para frenar la medida.

Cabe recordar que el propio juez platense Luis Arias intervino en otras ocasiones al ser él mismo padre de alumnas de la escuela La Garza, y logró avanzar con acciones legales para que la institución mantuviera el estado de escuela de pública.

Frente al problema, Videla sentenció: “A estas escuelas no se las puede privar de su naturaleza jurídica: son públicas y de gestión estatal”.

La avanzada contra la calidad pública y estatal de las escuelas experimentales va en sintonía con el ajuste que, bajo su perfil gradualista, el gobierno está implementando en experiencias educativas como las escuelas rurales o para adultos.