Siguen las complicaciones en el Rossi por fallas en el suministro eléctrico

561

Luego de que el lunes pasado los médicos del establecimiento terminaran una cirugía alumbrándose con las linternas de los celulares, el conflicto no cesó. Debieron suspender todas las intervenciones programadas y derivar las urgencias. La guardia continúa asistiendo únicamente a pacientes de baja complejidad.

El inconveniente surgió a partir de que comenzaron la instalación de un moderno sistema eléctrico que no es compatible con el funcionamiento de la entrega de energía que hay en la ciudad de La Plata, por lo tanto, cada vez que surgen “altas” y “bajas” de tensión, se interrumpe el servicio de luz, lo que deriva en la imposibilidad del hospital de mantener un servicio de salud pública adecuado para los pacientes que tienen cirugías o que deben ser intervenidos de urgencia.

“En este momento el hospital está funcionando como una salita y no como un hospital público”, dijo a Contexto el cirujano Manuel de Battista. “Luego de una semana difícil, esperábamos retomar con normalidad las actividades. Pero ayer a la mañana nos encontramos nuevamente con cortes eléctricos reiterados que volvieron a imposibilitar la atención de los pacientes y llevaron a la suspensión de cirugías programadas y de urgencia, además de las internaciones”, agregó.

En tanto, los médicos agrupados en CICOP, ATE y SALUD PÚBLICA emitieron ayer un comunicado en el cual hacen “responsables al Ministerio de Salud, la Dirección Provincial de Hospitales (DPH) y al Ministerio de Obras Públicas, a cargo de la contratación, ejecución y puesta en funcionamiento del nuevo tablero eléctrico, por lo que pueda pasarle a nuestros pacientes, la atención de los mismos y de las posibles complicaciones surgidas de los cortes eléctricos”.

Asimismo, agregan: “Recordamos que la puesta en funcionamiento de la obra del tablero eléctrico asociada a los cortes de la empresa Edelap de suministro de energía ha alterado el normal funcionamiento y atención de los enfermos y puesto en evidencia las deplorables condiciones laborales en las que nos encontramos los trabajadores de la salud pública”, por lo tanto, “solicitamos una urgente auditoría y pedido de informe sobre lo que acontece en el hospital”.