“Chávez colocó la política por delante del marketing”

A cinco años del fallecimiento del líder venezolano, Contexto dialogó con el embajador de Venezuela en Argentina, Carlos Eduardo Martínez Mendoza. El diplomático remarcó que Chávez “nos hizo volver a vernos de frente a toda América Latina, a la América negra, a la América mestiza, para así se fortalecer la idea de Patria Grande, de Patria nuestra”.

934

El 5 de marzo de 2013, los pueblos del mundo recibieron una dolorosa noticia: el presidente de Venezuela, el comandante Hugo Chávez Frías, había fallecido. La derecha, el poder imperialista, los grandes grupos económicos que habían deseado poner sus garras sobre el petróleo y el resto de los recursos naturales venezolanos, festejaron creyendo que tras la pérdida del gran líder sería fácil hacerse de ese territorio. Se equivocaron. Chávez ya no estaba físicamente, pero había realizado cambios tan profundos en el Estado y en las conciencias que el pueblo sabía cómo defenderse y tenía con qué hacerlo.

A cinco años de su partida, Venezuela ha resistido las constantes arremetidas de uno de los imperios más poderosos de la historia y de los cipayos locales y regionales. Ha vencido los intentos de crear un clima de violencia y se encamina a un nuevo proceso eleccionario.

En un nuevo aniversario del fallecimiento del comandante Chávez, Contexto dialogó con el embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Argentina, Carlos Eduardo Martínez Mendoza.

– ¿Cuál diría usted que es el legado que Chávez ha dejado?

– A fines del siglo XX, Chávez se convirtió en el gran motor de la región, que revalorizó la política como elemento fundamental de intermediación en la democracia. Antes de Chávez se había instalado la lógica de la antipolítica. Esa concepción aún continúa en el discurso de muchos de los gobiernos de la región, que desconocen la esencia y la razón de ser de la política como el elemento central de la convivencia democrática de los pueblos.

Chávez colocó la política por delante del marketing. Enfrentó la manipulación de las emociones con la batalla de las ideas. Junto a otros líderes que surgieron en la región, nos hizo volver a vernos de frente a toda América Latina, a la América negra, a la América mestiza, para así fortalecer la idea de Patria Grande, de Patria Nuestra.

Con la Revolución bolivariana colocó una visión diferente al neoliberalismo y al neocoloniaje que de manera persistente se trata de imponer en la región y en el mundo entero.

– Sin dudas, debe haber dejado un gran vacío.  

– Su ausencia representa una pérdida irreparable. Pero Chávez despertó la conciencia de los pueblos. Lo hizo junto a los otros líderes populares que surgieron en la región, pero indudablemente Chávez jugó un papel determinante, porque era un motorizador audaz de ideas y de acciones frente a las arremetidas que el imperio norteamericano y la derecha regional e internacional han intentado dar en la región.

Por ese motivo, si bien su desaparición física dejó un gran vacío, no es menos cierto decir que supo sembrar en los venezolanos, y en gran parte de América Latina, esa conciencia de pueblo, esa conciencia humanista para poder enfrentar y resistir las arremetidas que sufrimos en este momento.

– ¿En ese contexto, cómo encara el país las futuras elecciones?

– Esa revalorización que hizo Chávez de la política está dando sus frutos en este momento. Más allá de las presiones y de la manipulación de las emociones, la conciencia democrática del pueblo venezolano ha permitido tomar los caminos del diálogo y de la paz.

Lamentablemente, la manipulación mediática a nivel internacional esconde todos los logros que hemos tenido con la Constitución que nos dio Chávez. A diferencia de las democracias tradiciones burguesas, conservadoras, que tienen características delegativas, nuestra democracia es protagónica. Por eso en Venezuela se pueda dar un proceso constituyente como el que tenemos en este momento, se puede dar la participación protagónica de la sociedad no sólo a través de los partidos, sino de los segmentos a los que uno pertenece, los obreros, las mujeres, los jóvenes, los estudiantes, etcétera.

– ¿Los medios hegemónicos de la región, de Estados Unidos y Europa tratan de deslegitimar las futuras votaciones?

– En Venezuela hay una oposición no democrática, pero hay otra oposición, que incluso formó parte de la MUD, que está dispuesta a medirse en las elecciones. Uno de los candidatos de esa oposición tiene el respaldo de, al menos, tres de los principales partidos de Venezuela, COPEI, Movimiento al Socialismo y Avanzada Progresista. Sin embargo, los medios internacionales tratan de hacer ver que la única expresión real de oposición en Venezuela es la mal llamada Mesa de Unidad Democrática (MUD). No sólo eso no es cierto, sino que los que se han postulado formaban o forman parte de la propia MUD.

Este proceso electoral va a tener una legitimación completa y los venezolanos vamos a tener una amplia gama de opciones para dirimir qué queremos para este futuro inmediato. Sin dudas, estas elecciones van a ser el mejor homenaje que el pueblo le puede brindar a Chávez.