Ante la falta de gestión, la Justicia apura a Garro para garantizar trabajo de artesanos

A un mes de la última audiencia con los artesanos, el Municipio no avanzó con lo pactado, por lo que la jueza Ventura Martínez ordenó que se avance con el registro y se les otorgue un permiso provisorio para poder trabajar.

457

En una nueva audiencia entre el municipio y los artesanos, la Justicia volvió a insistir en la necesidad de destrabar el conflicto que tiene a estos últimos sin trabajar ante la falta de respuestas del Estado. Hacía un mes, la Comuna se había comprometido ante la jueza María Ventura Martínez en crear una mesa de trabajo a fin de hacer un registro y brindarles espacios tal como establece la incumplida Ordenanza Nº 9.177.

Sin embargo, en esta oportunidad artesanos se encontraron prácticamente en la misma situación: la mesa de diálogo se había armado solo unos días antes y muy pocos habían sido los registrados.

“El municipio, representado por la gente de Economía Social, no cumplió con lo que se había pactado”, dijo a Contexto Patricia Romero, una de las artesanas que conjuntamente con otros 80, presentaron este año “acción de reconocimiento de derechos”, ante el incumplimiento de la Ordenanza.

Esta normativa, creada en el 2010, busca fomentar la actividad reconociéndolos como parte de la cultura de la ciudad. Los artesanos aseguran que, desde que asumió Cambiemos, no se está aplicando y se encuentran con cada vez menos espacios para poder comerciar sus productos.

En la anterior audiencia “se había dicho que durante este mes íbamos a poder seguir trabajando sin que ellos nos estuvieran sacando de ningún espacio, siempre y cuando que presentaramos un permiso. Se nos negaron esos permisos así que durante este mes, solo un día pudimos trabajar”, explicó Romero.

En este mes que pasó desde la audiencia anterior, los artesanos prácticamente no pudieron asistir a las ferias en las plazas públicas. “En función de esto le planteamos a la jueza que esta gente no pudo trabajar en todo este tiempo respetando esa mesa de diálogo”, sostuvo en diálogo con Contexto Marcelo Leyria, abogado de los afectados.

Por otra parte, tampoco se avanzó demasiado con el registro. “Recién antes de ayer conformaron la comisión que para determinar quién es manualista y quien es artesano”, dijo Leyria.

Esta definición establece que los primeros deben pagar un canon, mientras que los segundos no. En el pequeño registro tomado estos días que alcanzó alrededor de 25% de los afectados, solo 5 fueron reconocidos por artesanos, pero al resto no les dieron explicaciones para dejarlos por fuera de esta categoría.

“Lo que están pidiendo básicamente es que las dejen trabajar. En este grupo son todas mujeres madres que necesitan colaborar en la casa y que aportan a la cultura”, remarcó Leyria.

En audiencia los artesanos solicitaron a la magistrada un permiso provisorio por 30 días para poder volver a trabajar, hasta tanto se termine de fiscalizar a los artesanos y manualistas. Ventura Medina se los otorgó e intimó a la Comuna a que avance con este registro. El 15 de noviembre tendrán un nuevo encuentro.

“De parte de Economía Social nunca fueron muy amables con nosotros. Por el contrario, siempre nos rechazaron todo lo que pedimos. Lo único que pedimos es que se cumpla la Ordenanza”, sostuvo Romero.

“Estamos conformes con el accionar de la jueza, no con el de Economía Social. Por eso la jueza dictó que se haga este permiso provisorio con urgencia, porque nosotros durante octubre, un mes clave para las ventas por el día, de la madre, no pudimos trabajar”, concluyó la artesana.