Checho – Hecho

Cecilia Piñero ensaya un híbrido entre beats electrónicos y cuerdas de nylon. Por JB

1034

«Estoy pensando en cómo elevar», canta Cecilia Piñero en «Elebar», el track de apertura de Hecho, y suena como si estuviera calibrando la señal de ajuste de su primer disco solista. Sobre una base electrónica que repiquetea cruzada y una guitarra de cuerdas de nylon, la ex integrante de Nebulosa & Consecuencias allana el camino de un disco que se divide entre el pulso cancionero, analógico y lo-fi, con una buena dosis de beats que sareandean su ánimo compositivo durante poco más 17 minutos y 7 canciones. Es como un experimento progresivo en donde su voz cálida y atractiva (que puede sonar pop y aniñada -«La condicionada»- o jugar con la expresión de las sílabas, estirándolas con fuerza caprichosa a lo Mr Mön -«Elebar»-), se somete a las mareas del Blazter Team, la mano detrás de las bases, y prueba matices sobre un experimento híbrido que no siempre logra amalgamarse: en «Días de fe», el tono aflautado de Piñero se pierde por momentos de modo dubitativo entre un trote de golpes arrastrados y cadentes y arpegios de guitarra. En cambio, en piezas como «Tus ojos» -sobre un puñado de perdigones electrónicos en clave drum & bass- o «El viaje» -de esencia cancionera y frágil-, Checho alcanza momentos de gracia pop en donde parece dejar abierta la puerta para algo mucho más sólido y convincente.

[bandcamp width=100% height=120 album=2746387910 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]