Las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez tras una explosión en una escuela en Moreno generaron una debacle general en el ámbito educativo de la provincia de Buenos Aires. Tras la suspensión de clases en 26 establecimientos de diferentes distritos bonaerenses e incluso el pedido de remoción de Sánchez Zinny de la Dirección de Cultura y Educación, su segundo en el área, Sergio Siciliano, se presentó a comparecer en la Cámara de Diputados en una conferencia que dejó más incertidumbres que respuestas concretas.

“El objetivo de hoy era transmitir a los diputados toda la información que teníamos de la tragedia de Moreno”, expresó Siciliano tras finalizar su exposición ante la Comisión de Educación, a puertas cerradas hacia la prensa. Sin lanzar propuestas excepcionales ni conclusiones contundentes, la reunión transcurrió como un mero repaso del estado de situación en que se encuentra el presupuesto para infraestructura e investigación tras la tragedia ante una comisión donde Unidad Ciudadana no estuvo presente.

Rubén Eslaiman (diputado del frente renovador): “No estamos conformes con que no haya venido hoy a esta casa de leyes el Ministro, que es el responsable”.

“Los bloques de senadoras y diputados en la provincia de Buenos Aires pedimos la remoción del director de cultura y educación, Sánchez Zinny, por el abandono en que se encuentra el sistema educativo que terminó con la muerte de dos personas en Moreno”, había comunicado ayer la presidenta de bloque de diputados del FpV-PJ, Florencia Saintout, respecto del posicionamiento de su sector.

El primero en pronunciarse tras la culminación de la conferencia de Siciliano fue el titular del bloque del Frente Renovador, Rubén Eslaiman: “Realmente no estamos conformes con lo sucedido hoy. No estamos conformes con que no haya venido hoy a esta casa de leyes el ministro, que es el responsable al que venimos citando en varias oportunidades por distintos temas”.

Por su parte, la legisladora del PJ Unidad y Renovación Patricia Moyano remarcó que lo que se demandaba era “la presencia del ministro”. El propio Siciliano lo justificó diciendo que Sánchez Zinny se reuniría recién el primer miércoles del próximo mes en reuniones de Comisión: “El tema es que las interpelaciones que se le hacen al ministro es porque no hay soluciones visibles para los conflictos. Una de las cosas que manifestaba es que hay que hacerse cargo de las decisiones de un programa de gobierno”.

Moyano fue lapidaria con la propuesta de trasladar la gestión en materia educativa a los municipios, por considerarla una manera de “trasladar a los intendentes un problema que debe atender la provincia”. La iniciativa había sido impulsada por el senador Roberto Costa, presidente del bloque Cambiemos, quien planteaba reformar la regulación del Fondo Educativo.

Alejandra Martínez (diputada de Convicción Peronista): “Hay una responsabilidad política clara. Nosotros estamos sufriendo una situación similar en nuestra ciudad de Mar del Plata”.

En tanto, la marplatense del bloque Convicción Peronista Alejandra Martínez ratificó que Sánchez Zinny “debería haber estado presente”. La legisladora expresó: “Hay una responsabilidad política clara. Nosotros estamos sufriendo una situación similar en nuestra ciudad de Mar del Plata, donde el servicio alimentario escolar está deteriorado. La responsabilidad principal está en el Ejecutivo provincial y deben hacerse cargo del problema”.

Por su parte, el sector oficialista insistió en apaciguar las críticas y centrar la atención en la reunión como un avance en sí mismo. El propio presidente de la Comisión, Guillermo Castello, la definió como “todo un éxito”, ladeado por el legislador macrista Maximiliano Abad.