Por Pablo Pellegrino

El juez federal Pablo Bertuzzi es el presidente del Tribunal Oral Nº 4 de la Capital Federal que el martes condenó al exvicepresidente y exministro de Economía Amado Boudou a la pena de cinco años y diez meses de prisión e inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos públicos.

Además de Boudou, fueron condenados todos los imputados, aunque todos recibieron penas menores. La sentencia decidió que la detención de los condenados sería inmediata, al contrario de lo que dicta la ley, ya que el fallo no está firme y será apelado por las defensas, y al contrario de lo que ese mismo tribunal decidió en causas anteriores.

Horas después de conocida la decisión, el diario Clarín publicó un artículo titulado: “Uno de los jueces que condenó a Boudou pasará a la estratégica Cámara Federal”. Infobae, por su parte, dijo: “La llave del gobierno para designar en un tribunal clave a uno de los jueces que condenó a Boudou”.

El “pase” de Bertuzzi no era sencillo para el gobierno porque había sido objetado en principio por uno de los miembros de la Cámara que sostenía que la designación debía realizarse a través de un concurso. Irurzun, camarista de la Sala II y autor de la “doctrina” a través de la cual se entiende que los exfuncionarios de gobierno son detenidos porque mantienen un “poder residual” que permitiría interferir o entorpecer las investigaciones, fue uno de los que planteó esa postura. El otro fue Mariano Llorens, de la Sala I, que es la que pasaría a integrar Bertuzzi en caso de ser ascendido.

Según relata Martín Angulo, que firma la nota publicada por Infobae, la “llave” que encontró el macrismo para el nombramiento de Bertuzzi en un tribunal clave, por el que pasan las principales causas por corrupción, fue la Cámara Federal de Casación Penal, que no objetó el traslado. Así relata el periodista la alternativa que encontró el gobierno en Casación: “Hasta ahora el macrismo había encontrado obstáculos. Por un lado, la Cámara Federal, por mayoría, había rechazado el pase. Y el peronismo había pedido modificar el reglamento de traslados para ponerle más condiciones”.

También destaca que en el mismo momento en el que Bertuzzi con sus compañeros del TOF 4 decidían el futuro del exvicepresidente, los jueces de Casación se reunieron para tratar el tema. Mariano Borinsky, Diego Barrotaveña, Carlos Mahiques, Ángela Ledesma (en disidencia) y Eduardo Riggi dieron el visto bueno al traslado del magistrado.

Cabe recordar que el martes, antes de la lectura de la sentencia, los abogados defensores de Boudou y Núñez Carmona habían pedido la suspensión de la audiencia ya que habían recusado al presidente del tribunal y falta que se expida la Corte Suprema sobre ese asunto, pero el pedido fue rechazado.

El ascenso de Bertuzzi luego de la aprobación de los integrantes de Casación deberá ser evaluada por el Consejo de la Magistratura, donde el macrismo tiene mayoría. La tarea le corresponderá a Juan Mahiqués, hijo de uno de los jueces de Casación que asintió el traslado y representante del Poder Ejecutivo en el consejo.

“Hoy Clarín anuncia sin pudor que la tropelía de Bertuzzi será premiada. Este es el Poder Judicial. Saquen sus propias conclusiones”, expresó a través de sus redes sociales la abogada Graciana Peñafort, quien junto con Alejandro Rúa representaron a Boudou.

“Aprietes y premios espurios… El 10 de julio de 2018, como abogados de Amado Boudou recusamos y solicitamos el apartamiento del juez Bertuzzi. ¿Por qué? Porque mientras juzgaba a Boudou Bertuzi estaba negociando con el Poder Ejecutivo su traslado a la Camara Federal”, escribió la abogada en su Twitter, y recordó la negativa de la Cámara de Apelaciones para su designación por no haber concursado.

“Ese rechazo salió el 6 de julio de 2018. Y el pedido de Bertuzzi quedó en manos del PRO, del presidente de la nación que debe firmar el decreto de traslado, del ministro de Justicia y del Consejo de la Magistratura que debe votarlo. Denunciamos esa situación porque el ministro de Justicia hizo declaraciones respecto a qué quería el Ejecutivo respecto a Boudou”, continúa el relato de Peñafort. La especialista sostiene que eso motivó la recusación y el pedido de suspensión de la audiencia hasta que la Corte resuelva. Sin embargo, el planteo fue rechazado por Bertuzzi y la sentencia y prisión inmediata de los condenadas se concretó igual, incluso cuando el mismo tribunal en otros casos había sostenido el principio de libertad hasta que se confirme la condena.