La iniciativa de Cambiemos para colegiar la enfermería en la provincia tiene una fuerte resistencia de estos trabajadores porque, señalan, favorece al sector privado y conlleva perjuicios económicos, laborales y de capacitación en un complejo escenario para el trabajo y el salario.

En julio, la senadora oficialista Flavia Delmonte presentó un proyecto para colegiar la profesión con el fin de “jerarquizar” al sector, según su argumento. Allí proponía que los enfermeros paguen una matrícula mensual al colegio como requisito indispensable para poder trabajar, lo cual actualmente no existe.

 Vanina Rodríguez (ATE Buenos Aires): “Lo que vemos en este proyecto es la mercantilización de la salud. Porque hoy quien rige la matrícula para el ejercicio de la profesión de enfermería es el Ministerio de Salud”.

Los gremios del sector (ATE, ATSA, Salud Pública) no están de acuerdo con el proyecto porque no implica beneficios de ningún tipo para los trabajadores y porque la profesión tiene que estar reglamentada por el Estado, como lo estipula la Ley Nº 12.245 que regula la profesión.

Tras el egreso de sus estudios, enfermeros y enfermeras gestionan para ejercer su matrícula en el Ministerio de Salud. En cambio, el proyecto plantea un pago inicial de inscripción y luego una cuota mensual obligatoria. De no hacerlo, el trabajador podría recibir acciones legales por parte del eventual colegio.

En el proyecto no se precisa de cuánto sería la cuota. Se calcula que sería de entre 7 mil y 10 mil pesos anuales. En la provincia hay alrededor de 45 mil enfermeros, con salarios en promedio de dieciséis mil pesos con diez años de antigüedad. Si se multiplica la cantidad de enfermeros por los valores de la cuota, el colegio se haría con una caja de más de 300 millones de pesos al año.

“Lo que vemos en este proyecto es la mercantilización de la salud. Porque hoy quien rige la matrícula para el ejercicio de la profesión de enfermería es el Ministerio de Salud. Nosotros entendemos que el Estado debe ser el rector”, afirmó en diálogo con Contexto Vanina Rodríguez, secretaria progremial de ATE Buenos Aires.

“Lo que plantea el Colegio es que, independientemente del lugar donde cumplas funciones, sea en el Estado, en el sector privado o en un gabinete de enfermería en la casa, vas a tener que pagarle al colegio todos los meses para ejercer la profesión. Es una viveza para que organizaciones privadas del sector hagan caja”, agregó. La gremialista también remarcó que, en caso de desempleo, la cuota al colegio se debería pagar de todos modos.

Los gremios advierten que tampoco habría mejoras a nivel paritario, ya que el colegio no tendría injerencia en paritarias, salarios y despidos, tarea que cumplen los sindicatos, en este caso a través de las negociaciones entre el gobierno y los trabajadores enmarcados en la Ley Nº 10.430 de estatales.

Por otro lado, las capacitaciones serían pagas, mientras que ahora las brinda el Estado. “La jerarquización la da la capacitación continua, no pertenecer a un colegio”, dijo Rodríguez.

Desde el gremio de Salud Pública también se oponen al proyecto. “Sólo ven un negocio en la colegiatura y un perjuicio para los enfermeros, que no podrán trabajar si no tienen la matrícula al día”, afirmaron en un comunicado. Su secretario general, Miguel Zubieta, dijo que “no están dadas las condiciones” para la colegiatura y criticó la obligatoriedad en el pago de la cuota mensual.

comunicado del Sindicato de Salud Pública de la Provincia de BuenoS AireS: “Sólo ven un negocio en la colegiatura y un perjuicio para los enfermeros, que no podrán trabajar si no tienen la matrícula al día”.

Los gremios se mantienen en alerta ante esta situación. Por eso el martes sus referentes se reunieron con diputados y senadores de la oposición, de los bloques de Unidad Ciudadana-FpV, PJ y FIT, quienes les confirmaron su apoyo para no permitir la colegiación.

En ese encuentro participaron los presidentes de los bloques de diputados de Unidad Ciudadana-FpV-PJ y del PJ-Unidad y Renovación Florencia Saintout y Julio Pereyra, respectivamente, y el presidente del bloque de senadores del PJ en el Senado, Darío Díaz Pérez. En representación del sector de los trabajadores de la sanidad participó Zubieta junto a Pedro Borgini, secretario general de ATSA La Plata, además de enfermeros y enfermeras autoconvocados.