Una veintena de residentes de la zona platense de Villa Castells volvieron a ratificar ante el Municipio el pedido de declaración de Emergencia Hidráulica en la zona, debido a los serios problemas que padecen por inundaciones, desbordes cloacales y focos de contaminación que desde hace años acucian al barrio. Tras una acalorada discusión con el ingeniero Luis Caruso, director municipal de Hidráulica, los vecinos exigieron un encuentro cara a cara con el secretario de Obras Públicas, Luis Barbier.

“Entre los vecinos convocados de Villa Castells hay ingenieros y arquitectos que entienden que lo que se promete desde el Municipio no resolverá el grave problema hidráulico”

“El próximo lunes nos vamos a reunir a las 18 hs en la delegación de Gonnet con Barbier. El pedido de declaración de Emergencia todavía debe pasar por las comisiones de Hacienda, Legislación y Obra Pública”, informó a Contexto Claudia Mabel, vecina de Villa Castells y perteneciente a “Vecinos por el agua e infraestructura”.

La mujer fue una de las tantas que se presentó ante Caruso y remarcó que el funcionario no brindó mayores explicaciones frente a la falta de contención y de avance sobre los problemas de la zona. “Exigimos un estudio hidráulico y un balance de avances al que hasta ahora no tenemos acceso”, agregó.

Las principales discusiones giran en torno a la licitación de una obra principal para drenar el agua que atravesaría de calle 7 a 13 por 489. Desde la comunidad vecinal aseguraron “descreer de la licitación porque aparentemente estaría vinculada a un estudio hidráulico realizado por Provincia” pero que se sospecha que “no existe”. Según Caruso, la obra debería empezarse en 45 días y tardaría como mínimo seis meses.

“Exigimos un estudio hidráulico y un balance de avances al que hasta ahora no tenemos acceso”

“Entre los vecinos convocados de Villa Castells hay ingenieros y arquitectos que entienden que lo que se promete desde el Municipio no resolverá el grave problema hidráulico del barrio, que hoy se inunda por completo ante la mínima lluvia”, expresaron a través de un comunicado. Hasta ahora, la problemática en Villa Castells motivó el apartamiento del último delegado vecinal David Bavestrello. Desde hace dos años, Villa Castells ha empeorado. No cuentan con agua potable, hay desbordes cloacales permanentes y el 90% de las calles está en mal estado.