Se multiplican los casos de escuelas que hacen públicas sus irregularidades edilicias como consecuencia del temor que provocó en las autoridades escolares, trabajadores y familias la evitable muerte por una explosión de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez de la Escuela Nº 49 de Moreno. En este marco, la oposición en la Legislatura bonaerense le pidió a Vidal la remoción de Gabriel Sánchez Zinny, titular de la cartera educativa bonaerense, por ser responsable del trágico hecho y por haberse negado a dar respuestas a los reclamos que habían hecho en los últimos meses gremios, escuelas y legisladores.

El pedido fue en una conferencia de prensa que dieron las presidentas de los bloques de diputados y senadores kirchneristas bonaerenses, Florencia Saintout y Teresa García, respectivamente, realizada ayer por la tarde en el Edificio Anexo de la Cámara de Diputados.

Florencia Saintotut (presidenta del bloque de diputados FPV-Pj): “Un ministro que no está a la altura mínima de las circunstancias tiene que renunciar. Vidal lo tiene que remover”.

Abandono y corrupción de la gestión de Sánchez Zinny fueron los dos motivos que señalaron las legisladoras. “Un ministro que no está a la altura mínima de las circunstancias tiene que renunciar. Vidal lo tiene que remover”, afirmó Saintout, quien señaló que Sánchez Zinny “es doblemente responsable”, por no haber dispuesto y ejecutado un plan de infraestructura y también por haber intervenido en octubre de 2017 el Consejo Escolar de Moreno, que se mantenía inactivo y donde habían recaído una serie de reclamos de la Escuela Nº 49 por las pérdidas de gas que fueron desoídos antes de la explosión.

Las legisladoras pidieron que Vidal desplace a Sánchez Zinny de su cargo con la misma determinación con la que lo eligió como sucesor de Alejandro Finocchiaro tras la aprobación del Senado, donde el oficialismo es mayoría.

Saintout cuestionó el rumbo que adoptó la gestión de Sánchez Zinny en materia educativa en general y de infraestructura en particular, con medidas como el cierre de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), de escuelas rurales y del delta, de los Equipos de Orientación Escolar (EOE), y las críticas y denuncias que recibió el director provincial de infraestructura escolar, acusado de asignar sobreprecios en cocinas de escuelas.

“En lo que va del año hemos hecho tres pedidos de interpelación al ministro Sánchez Zinny para que venga a explicar a la Legislatura diferentes cuestiones que tienen que ver con el derecho a la educación”, planteó Saintout. “Ninguno de estos pedidos de interpelación tuvo tratamiento ni tuvo ningún tipo de respuesta”. La diputada añadió que su bloque también hizo un pedido de “emergencia educativa” porque “no están garantizadas las condiciones para el pleno ejercicio del derecho a la educación en la provincia de Buenos Aires”.

Lo expuesto por Saintout va en línea con los reclamos de los gremios docentes que, más allá de lo salarial, venían exigiendo mejoras en las condiciones de infraestructura y denunciando la delicada situación que sufren las escuelas bonaerenses. En mayo hicieron un “Carpetazo” en la Casa de Gobierno y en la D.G.E. volviendo público el estado calamitoso de las escuelas. También en esos casos las actitudes de Vidal y Sánchez Zinny fue la misma: mirar para otro lado.

Por su parte, Teresa García dijo que la educación pública de la provincia está en un estado de “desamparo”, y apuntó a la falta de planificación y ejecución de obras en escuelas que derivó en la explosión en Moreno por una pérdida de gas de una estufa. “En gestiones anteriores se han presentado regularmente una vez al año los informes para ver el avance tanto en materia pedagógica como de infraestructura. Desde que asumió la nueva gestión no hubo presentación de ningún informe, por lo tanto, no estamos al tanto de las cosas que ha hecho la Dirección General de Escuelas, por ausencia de Sánchez Zinny”, refirió García.

teresa García (presidenta del bloque de senadores FPV-pj): “En gestiones anteriores se han presentado regularmente una vez al año los informes para ver el avance tanto en materia pedagógica como de infraestructura”.

A mediados de julio, la senadora había presentado una denuncia penal contra Mateo Nicholson en el Juzgado de Garantías en lo Penal N° 6 de La Plata. Ayer, García dijo que la causa se encuentra “estancada” tal como la presentó. En esa presentación pedía la investigación de la posible comisión de los delitos de “abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, falsificación de documentos, administración fraudulenta y malversación de caudales públicos”.

Desde que murieron Calamano y Rodríguez, cada día son más las escuelas que cierran sus puertas por pérdidas de gas, fallas en las conexiones eléctricas u otros desperfectos que arrastran desde hace tiempo.

Escuelas sin clases

“La gobernadora se cansa de decir ‘con los chicos adentro de la escuela’. Pero ¿con los chicos adentro con estas condiciones de inseguridad? Hemos visto cómo han comenzado a aparecer quejas por la situación en el resto de las escuelas”, advirtió Teresa García.

Ayer, el gremio Suteba comunicó que 786 escuelas suspendieron sus clases en la provincia por los inconvenientes producto del “ajuste brutal que lleva adelante el gobierno provincial”.

Los riesgos edilicios afectan a 393.000 alumnos. “La desidia y el abandono del gobierno de María Eugenia Vidal deja a los estudiantes sin clases y pone en riesgo la vida de alumnos y docentes”, agregaron.

En los distritos escolares de General Rodríguez y Moreno no hubo clases en la mayoría de los establecimientos, luego de que los inspectores y gasistas enviados por el gobierno el lunes encontrasen pérdidas de gas. En Mar del Plata y Morón también hubo irregularidades.

En La Plata, el Suteba La Plata indicó que hay veintitrés escuelas con pérdidas de gas. Camuzzi retiró los medidores y por lo tanto no hay calefacción ni comedor, por lo que estarán sin el servicio en los próximos días.