Los docentes universitarios no comenzaron las clases ayer en el inicio del segundo cuatrimestre. El paro se extenderá a lo largo de esta semana en las universidades y colegios universitarios de todo el país y los gremios advirtieron de la “crisis presupuestaria del sector” y la “falta de una oferta salarial digna” por parte del gobierno nacional.

En el marco del inicio de la medida de fuerza, ayer las federaciones Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, Fedun y Ctera, que representan a los docentes universitarios, se concentraron en la puerta del Palacio Pizzurno para pedir una audiencia “urgente” con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien cedió al pedido y prometió hacer una convocatoria paritaria para la semana próxima.

Carlos De feo (secretario general de la Conadu): “La medida de no inicio tiene una aceptación muy importante entre los docentes, que demuestra el malestar que hay no solamente por la cuestión salarial, sino también por el ajuste presupuestario”.

El paro hasta el viernes es en rechazo al techo salarial del 15% del cual el gobierno no se mueve, que ofreció en el último encuentro del 13 de mayo. Los docentes señalan que cobran el mismo salario desde diciembre de 2017, con la excepción de un 5% que asignó Educación de modo inconsulto a cuenta de futuros aumentos. Piden un aumento del 30% con cláusula gatillo. También reclaman por el congelamiento desde abril de las partidas presupuestarias para mantenimiento. El paro será hasta el próximo viernes inclusive e involucra a 150 mil docentes de todo el país.

“La medida de no inicio tiene una aceptación muy importante entre los docentes, que demuestra el malestar que hay no solamente por la cuestión salarial, sino también por el ajuste presupuestario que están sufriendo las universidades públicas”, sostuvo Carlos De feo, secretario general de Conadu. “Y es un triunfo de la movilización que hoy el ministro Finocchiaro haya recibido nuestra solicitud de reunión y que se haya comprometido a convocarnos en estos días”, añadió.

La medida había sido plebiscitada antes del receso invernal por Conadu y Conadu Histórica, las dos principales federaciones. “Esta decisión extrema es producto de la recurrente negativa del gobierno nacional a dar respuestas a los reclamos salariales de más de 150 mil docentes universitarios y a la crisis presupuestaria que viven las universidades públicas”, sostuvieron desde Conadu en un comunicado.

El paro en la UNLP

En La Plata, el gremio Adulp definió que el acatamiento fue “alto” en las diecisiete facultades y que en los casos de Periodismo, Bellas Artes y Trabajo Social la adhesión fue del 100%.

El paro también abarcó los colegios Nacional, Liceo Víctor Mercante, Bachillerato de Bellas Artes, Escuela Anexa, Escuela María Cruz y Escuela Manuel Inchausti.

Desde las 18 hs, los docentes marcharon con antorchas hacia el Rectorado de la UNLP y el viernes habrá un plenario de secretarios generales de Conadu –federación a la que pertenece Adulp– para evaluar cómo continuarán el plan de lucha.