Los gremios docentes entregaron un documento en el Ministerio de Trabajo de la provincia para que su titular, Marcelo Villegas, ordene inspecciones de seguridad e higiene en todas las escuelas bonaerenses. También denunciaron que Vidal no cumple con la conciliación obligatoria por no convocar a la mesa de negociación para recomponer salarios.

Iniciada la segunda semana de conciliación obligatoria, el gobierno bonaerense no ha llamado a los gremios docentes para resolver el conflicto paritario. La habitual tensión entre las partes se acrecentó la semana pasada luego de la muerte la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez a causa de una explosión. La escuela había hecho seis denuncias por pérdidas de gas pero el gobierno no intervino, como tampoco el Consejo Escolar de Moreno, intervenido por el titular de Educación Gabriel Sánchez Zinny.

En este marco, los referentes gremiales del Frente de Unidad Docente Bonaerense entregaron un documento ayer por la mañana en el Ministerio de Trabajo de la provincia donde pidieron controles e inspecciones de seguridad laboral en toda la provincia y una convocatoria a paritarias para arribar a un acuerdo.

En el escrito cuestionan que Vidal “continúa ofreciendo salarios de hambre al colectivo docente” y el Ministerio de Trabajo “en lugar de convocar al diálogo a las partes sólo se centra en perseguir a los trabajadores y difamarlos por los medios de comunicación”.

“No se da ningún tipo de respuesta a los problemas planteados en las 18 reuniones entre mesas técnicas y paritarias salariales, en las cuales hemos denunciado cuestiones que hacen a las condiciones de trabajo, salud, infraestructura y política salarial”, sostuvieron los gremios en el documento.

El secretario general del Suteba, Roberto Baradel, afirmó que el objetivo de la presentación fue que el ministro de Trabajo Marcelo Villegas “cumpla la tarea que debería haber cumplido desde que asumió y que nunca cumplió: enviar inspectores de seguridad e higiene a inspeccionar los locales escolares”.

Sobre la conciliación obligatoria que dictó el gobierno, tras no llegar a un acuerdo, Baradel evaluó que “está violando la conciliación obligatoria. Hoy es el sexto día de conciliación y no hay una sola convocatoria. Fue dictada para que no hagamos paro, no era conciliación obligatoria. Fue para vulnerar el derecho a huelga”, añadió.

“Esto no se resuelve sólo con gasistas”, continuó, en referencia al anuncio del gobierno sobre el envío –tardío– de ayer de gasistas matriculados a las escuelas para inspeccionar las instalaciones.

“Necesitamos inspectores de infraestructura del Ministerio de Trabajo y de la Dirección de Infraestructura Escolar para que verifiquen las condiciones globales de higiene y seguridad del trabajo. Hay deficiencias en las instalaciones eléctricas, derrumbe de pozos ciegos, caída de cielo rasos y filtraciones, caída de árboles y otras situaciones”, detalló el gremialista.

Mirta Petrocini, presidenta de la FEB, aludió a la “desidia” y el “abandono” que sufren las escuelas de la provincia por parte de la gestión de Gabriel Sánchez Zinny. También recordó que los gremios entregaron en mayo una carpeta con los reclamos en Gobernación, en la Dirección General de Escuelas y en la Legislatura. “El gobierno de la provincia no puede decir que no sabía de esta situación. Lo hemos reclamado en cada reunión, aún en las de salario; por sobre la cuestión salarial ha estado el reclamo por las condiciones de enseñar y aprender”, subrayó Petrocini.

Previo a ese “carpetazo”, los gremios habían hecho un relevamiento en las escuelas que había arrojado que los principales problemas de infraestructura son las instalaciones de gas y eléctricas, las filtraciones en los cielorrasos y otras complicaciones que se viven cada vez que llueve.

Cómo sigue la situación en Moreno

En la escuela Nº 49 Nicolás Avellaneda de Moreno las clases se mantienen suspendidas mientras sus docentes y auxiliares asisten a psicólogos por el impacto que significaron las muertes de sus compañeros.

Ayer no hubo clases en los 275 establecimientos de los partidos bonaerenses de Moreno y General Rodríguez, donde se relevaron múltiples irregularidades, entre estas, pérdidas de gas. Fue por decisión de las propias autoridades escolares ante la falta de seguridad que sientes en sus escuelas.

En tanto, frente al Consejo Escolar, gremios docentes mantienen un acampe para pedir justicia y exigir explicaciones a sus autoridades, elegidas tras la intervención por Sánchez Zinny, a quien también le piden que dé la cara y asuma responsabilidades.

“Hoy –por ayer– los docentes de Moreno van a marchar a la Jefatura Distrital, porque en este momento está vacía. O sea que no existe la Jefatura Distrital y el Consejo Escolar no funciona”, denunció en la conferencia de prensa María Laura Torre, secretaria adjunta de Suteba.

“Directores, docentes y padres se están organizado para decidir que no arranquen las clases hasta que no tengan la seguridad de que las escuelas están en condiciones de ser habitadas”, advirtió Torre. “Le recordamos al ministro de Trabajo (Villegas) que durante los días de paro mandaba inspectores de trabajo a las escuelas para perseguir fuertemente a los inspectores y docentes, que mande ahora a los inspectores para ver en qué condiciones están las escuelas”, concluyó.