Representantes de la industria del turf realizaron ayer reclamos en distintos hipódromos de la provincia para manifestar su rechazo al proyecto de ley de Vidal que extingue en diciembre de 2019 los fondos que sustentan esta actividad.

En el acto en La Plata recibieron el apoyo de legisladores bonaerenses de la oposición y de ediles platenses, quienes ponen el foco en la defensa de los puestos laborales, que en la provincia son 80.000 y en la capital bonaerense 5.000.

Walter Abarca (diputado provincial, FPV-PJ): “hoy la Provincia no está en condiciones de perder ningún puesto de trabajo. Nuestro rol es defender a las 80 mil familias que dependen de esto”.

“Lo he dicho una y mil veces, hoy la provincia no está en condiciones de perder ningún puesto de trabajo. Nuestro rol es defender a las 80 mil familias que dependen de esto”, afirmó a Contexto el diputado provincial Walter Abarca, vicepresidente del bloque de FpV-PJ. Estuvo con sus compañeros de bancada Lauro Grande y Miguel Funes y el peronista Guillermo Escudero.

El proyecto oficialista fue aprobado de modo exprés en el Senado, donde Cambiemos es amplia mayoría, y ahora deberá ser tratado en Diputados, donde la oposición está unida en su intención de ponerle un freno. Así y todo, referentes gremiales y trabajadores no cesan en su protesta y su advertencia por la destrucción laboral que implica el proyecto de Cambiemos.

“¿Dónde está la sensibilidad del gobernante?, ¿dónde está la planificación?, ¿cómo vas a cerrar un astillero? ¿Qué querés hacer ahí?, ¿un proyecto inmobiliario? A propósito, la ley de la gobernadora habilita esa posibilidad acá. ¿Qué quieren hacer acá?”, planteó Omar Alegre, secretario general del sindicato de los empleados del hipódromo de La Plata, durante el acto.

En ese marco, el dirigente gremial celebró la iniciativa que le acercó Florencia Saintout, jefa del bloque de Abarca, para evitar que el predio tenga otras fines. “Si en algún momento no está el hipódromo, estas tierras tienen que volver al bosque”, completó.

En las próximas semanas, el proyecto se tratará en la Cámara Baja. Allí, los bloques peronistas, kirchnerista y massista, más el monobloque de izquierda, están en condiciones de hacerlo caer. Así lo han dejado estipulado a través de actos y conferencias de prensa.

“Soy optimista con lo que pueda pasar. Según lo que fueron diciendo los diferentes espacios, los números no dan para que la ley sea sancionada. Las grietas en el oficialismo son por la fuerte postura de la oposición”, sostuvo Abarca.

En la misma línea, desde el ámbito local, el concejal kirchnerista Christian Vander dijo a Contexto: “Tenemos el compromiso de acompañarlos en este reclamo. Nos manifestamos en oposición a la quita de los fondos porque, en letra chica, el proyecto busca hacer negocios inmobiliarios”. Y añadió: “Esto es una industria, no es ludopatía. Cualquier persona de La Plata o que pase por el barrio sabe que esto da trabajo”.

Los fondos que sustentan al turf no provienen de las arcas provinciales, como ha sostenido el gobierno como justificación. Devienen del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, que asigna entre un 9% y un 12% del Fondo Provincial del Juego (FOPROJUE) para mantener la industria.

cristian Vander (concejal de UC de La Plata): “nos manifestamos en oposición a la quita de los fondos porque, en letra chica, el proyecto busca hacer negocios inmobiliarios”.

Esa disposición está reglamentada en la Ley Nº 13.253 y los fondos son provistos por un porcentaje de las ganancias de las tragamonedas de los bingos. Con la nueva ley, Vidal planea quitar paulatinamente y por completo ese porcentaje, un punto cada dos meses, hasta llegar al 0% en diciembre de 2019. Desde el sector advierten que la quita vuelve insostenible la industria.

Peones, jockeys, vareadores, domadores, herradores, forrajeros, viruteros, laboratorios, veterinarios y transporte, entre otros, representan la cadena laboral en peligro de esta industria.

Ayer también hubo actividades de protesta en las localidades de San Isidro, Azul, San Antonio, Dolores y Tandil.