En el marco de la crisis social que generan las políticas de ajuste de Cambiemos, organizaciones sociales denuncian que el gobierno nacional, a través de la ANSES, pone trabas para que los trabajadores de la economía popular puedan acceder al cobro de los programas de trabajo y a sus trámites de seguridad social.

Cuestionan que existe una “sistemática y cotidiana” baja en los programas de empleo a la hora de cobrar por los requerimientos que pide el organismo previsional, lo cual agudiza la situación social que se vive en los barrios.

Marianela Navarro (delegada del Frente de Organizaciones en Lucha): “En la ANSES hay una ineficacia total para operativizar a la gente para que pueda tener los aportes jubilatorios y la obra social”.

Los principales funcionarios señalados son el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Matías Kelly. Fueron los idearios del programa Hacemos Futuro, que reformuló al anterior, Argentina Trabaja. Fue puesto en funcionamiento a fines del año pasado y es objeto de críticas por los “condicionamientos” que trae para los trabajadores excluidos del sistema formal al momento de resolver sus trámites en las oficinas de ANSES.

“En la ANSES hay una ineficacia total para operativizar a la gente para que pueda tener los aportes jubilatorios y la obra social. Hace mucho tiempo que tenemos a la gente sin cobertura de salud y tampoco les constan los aportes, a pesar de que están trabajando”, dijo a Contexto Marianela Navarro, delegada del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

“Las bajas que tenemos, por ejemplo, son de personas que tienen una moto o autos muy viejos y los dan de baja porque figuran con la propiedad de un vehículo”, señaló.

Las organizaciones denuncian que el Gobierno reencuesta tres veces al año a los cooperativistas “con el objetivo de provocar la caída del ingreso que se percibe mensualmente”.

Otro impedimento que conlleva el programa Hacemos Futuro para estos trabajadores es el pedido del Formulario de Terminalidad Escolar (FOTE), condición indispensable que en muchos casos se vuelve una barrera.

“En definitiva, lo que buscan es que crezca el nivel de disgregación y desorganización de los movimiento sociales, porque la gente tiene que peregrinar cuatro o cinco veces a ANSES sin que le resuelvan los reclamos”, añadió Navarro.

En medio de la sostenida inflación, los sueldos de los cooperativistas representan la mitad de un salario básico, vital y móvil. Los reclamos por aumentos salariales son constantes. En el caso de La Plata, los cooperativistas acamparon esta semana frente al Palacio Municipal. El gobierno macrista de Julio Garro respondió con un miserable aumento del 9% que agrega alrededor de cuatrocientos pesos en tres veces a los sueldos de cinco mil.

Marianela Navarro (delegada del Frente de Organizaciones en Lucha): “En definitiva, lo que buscan es que crezca el nivel de disgregación y desorganización de los movimiento sociales”.

Las organizaciones sociales habían planeado marchar ayer a la sede de la ANSES en catorce provincias y en CABA en reclamo al gobierno nacional por el crecimiento de la pobreza y del desempleo y la falta de políticas para el sector. Debido a las lluvias que provocaron dificultades para salir de los barrios, la medida se pasó para el próximo martes.

Los organismos que convocan son: Frente de Organizaciones en Lucha, MTD Aníbal Verón, MRP, Frente Arde Rojo, MTR por la democracia directa, Copa, Cooperativa el triángulo, FUP, Frente Popular Darío Santillán, Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional, Izquierda Latinoamericana Socialista, Corriente Popular Juana Azurduy, Corrientes Surcos, MTR por la Democracia Directa en el MULCS, Agrupación Barrial Víctor Choque, Movimiento 8 de Abril, y Federación de Organizaciones de Base.