Luego de que Mauricio Macri replicara las palabras del empresario Vito Contessi y asegurara que hay que “dinamitar” el Astillero Río Santiago (ARS), los trabajadores tomaron la empresa y denunciaron judicialmente al presidente, al tiempo que preparan un “ensenadazo” ante posibles despidos.

Los trabajadores aseguran que el ARS sufre una crisis financiera, por lo que, además de la falta de insumos para los pocos trabajos que realizan, se encuentran trabadas las líneas de crédito para que la fábrica pueda seguir produciendo. Sostienen que la paralización de la producción pone en riesgo la continuidad de los más de tres mil trabajadores.

En ese marco, la frase de Mauricio Macri no cayó nada bien entre los trabajadores, quienes vienen peleando por la reactivación de la empresa estatal. Por lo que, además de tomar pacíficamente la planta, un delegado denunció al presidente por supuesta “comisión de los delitos de apología del delito e instigación pública a cometer delitos como autor penalmente responsable”.

“La intención grosera de aniquilar la fuente de trabajo de 3.370 trabajadores es una amenaza cierta toda vez que ejerce el Poder Ejecutivo -decreto en mano- hace suyas las palabras de un empresario inescrupuloso como es el señor Vito Contessi realizando apología del delito e instigando a cometer la conducta tipificada y condenada en el artículo 186 inciso 3 del Código Penal”, señala el escrito presentado por el delegado Denis Vilardo.