El escándalo de los aportantes truchos de campaña ha golpeado a varios bastiones de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires y ha tensionado aún más la relación entre el PRO y la UCR, partido que se ha visto envuelto en la denuncia, de la que se enteraron por los medios. Tandil en un caso paradigmático: allí el intendente radical Miguel Lunghi ha quedado en medio de las sospechas y hasta referentes de Unidad Ciudadana aparecen dando dinero.

En la ciudad serrana, por ejemplo, el abogado Juan Claudio Morel, que encabezó la lista de candidatos a concejal por el PRO en las internas de 2015, aseguró que no colaboró con los 38 mil pesos que figuran como aporte para financiar la campaña de ese año. “Fue una sorpresa nada agradable”, le dijo a El Eco.

en Tandil: “Mi hermana figura como aportante de 10 mil pesos el 27 de septiembre de 2017 y nunca fue al banco en esa fecha”.

“Mi hermana figura como aportante de 10 mil pesos el 27 de septiembre de 2017 y nunca fue al banco en esa fecha”, explicó a Contexto la concejala tandilense de UC María Eugenia Poumé. “Todos saben que somos peronistas y esto en la gente está causando mucho impacto”, señaló.

“Mi hermana va a hacer la presentación judicial y sé que muchas personas van a hacer lo mismo porque me están pidiendo el modelo”, detalló la edil. “Lo importante acá es saber de dónde salió el dinero. Con tanto aporte en efectivo hay que pensar que este dinero vino de un actividad ilegal”, agregó. “Usaron la confianza de la gente para acceder a todos los datos personales”, completó.

En Junín: el senador provincial de UC Gustavo Traverso radicó una presentación en la Fiscalía Federal “luego de conocerse el caso de un grupo de vecinos”.

En Junín, del jefe comunal macrista Pablo Petrecca es otro de los lugares apuntados. Allí, el senador provincial de UC Gustavo Traverso radicó una presentación en la Fiscalía Federal “luego de conocerse el caso de un grupo de vecinos juninenses que a pesar de figurar en los listados de aportantes, aseguran no haber realizado ningún tipo de contribución partidaria”. El legislador reclamó que se cite a prestar declaración testimonial a, por lo menos, cinco personas.

General Villegas es otro de los puntos caóticos para el oficialismo. Allí, en tierra del radical Eduardo Campana, Página/12 ventiló el caso de la docente Silvina Romero, quien en las elecciones primarias de 2015 se postuló para concejal en la interna abierta del PRO. Según los datos de la Cámara Nacional Electoral, puso 38 mil pesos. “Se imaginarán que como docente estoy lejos de poder aportar ese dinero”, aclaró.

“Villegas es un lugar chico. Acá la gente te cruza en la calle y te pregunta ‘¿Realmente aportaste eso?’, y tengo que explicar que no, que es verdaderamente imposible. Ni me pidieron que aportara, ni me pidieron que figurara. Simplemente tomaron mis datos y me pusieron ahí”, le respondió a la periodista Irina Hauser.

En general villegas: “Pedí explicaciones a nivel local y provincial pero no me las dieron. Ahora voy a evaluar si sigo en Cambiemos”.

Otro caso villeguense de trascendencia es del concejal de Cambiemos Martín Micucci, que figura con 38 mil pesos. “Me voy a presentar en la investigación ya en curso. Pedí explicaciones a nivel local y provincial pero no me las dieron. Ahora voy a evaluar si sigo en Cambiemos”, adelantó Micucci a Contexto.

Otro caso en ese distrito del noroeste es el del exprecandidato a intendente en 2015 de la lista PRO pura Horacio Lorenzo, que figura con 50 mil pesos que nunca autorizó. “Esto se tiene que investigar hasta las últimas consecuencias. Acá se ha manchado gente. No sirve decir ‘Esto lo hacíamos todos’”, completó en referencia a los dichos de María Eugenia Vidal, justamente en General Villegas, donde buscó echarle la culpa al kirchnerismo.

En general belgrano: “Yo nunca hice ningún aporte en ese año que dicen. trabajaba de empleada domestica”.

En General Belgrano, donde manda Osvaldo Dinápoli, el escenario es el mismo. Según los medios locales, serían 400 mil pesos el monto de aportantes belgranenses. Según el portal Mirada Central, Patricia Arriondo excandidata a concejal por la lista del PRO durante la elección de 2015, confirmó: “Yo nunca hice ningún aporte en ese año que dicen. Trabajaba de empleada domestica, después me quede sin trabajo y hoy cuido a mis nietos”.

En La Plata, donde gobierna Julio Garro, Contexto pudo confirmar en una rápida barrida al menos dos casos. El primero es Santiago Lima, un médico que, si bien asegura haber votado a Cambiemos, no hizo ningún aporte económico a la campaña de 2017. “Estoy indignado con esto, confunden a los votantes, nos mintieron a todos”, denunció Lima cuando fue ubicado por este medio. Algo similar sucedió con su hermano, Mariano, que también confirmó no haber aportado nada, aunque prefirió no hacer declaraciones.

Si se toma en cuenta la investigación periodística ‘madre’ de Juan Amorín para El Destape, y los trabajos que se fueron sumando, hay irregularidades en más de ochenta partidos. Ya hay tres causas abiertas en el fuero federal, en las cuales están involucrados Vidal y toda la dirigencia del PRO en la provincia.