La expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió que se le permita al exmandatario de Brasil, Luiz Inácio “Lula” da Silva, ser candidato en las elecciones presidenciales de octubre. El expresidente y líder del Partido de los Trabajadores (PT) se encuentra arbitrariamente preso desde abril de este año y todo indica que la intención de la derecha es proscribir su candidatura, aunque legalmente aún podría postularse por no tener condena firme.

La exmandataria, junto a otros referentes chilenos, hicieron pública una carta en la que aseguran: “Consideramos que una elección presidencial sin Lula como candidato podría tener serias impugnaciones de legitimidad”.

Michelle Bachelet: “El Poder Judicial de Brasil debe garantizar el respeto a la Constitución, permitiendo la inscripción de Lula como candidato presidencial. lo exige la democracia brasileña, lo demandamos también los demócratas chilenos”.

El texto firmado por los referentes chilenos se titula “Declaración en defensa de la democracia en Brasil y del presidente Lula” y en él se señala que, si se proscribe al líder del PT “se profundizará aún más la crisis política que Brasil tiene que superar”.

“El Poder Judicial de Brasil debe garantizar el respeto a la Constitución, permitiendo la inscripción de Lula como candidato presidencial. Lo exige la democracia brasileña, lo demandamos también los demócratas chilenos”, agrega.

El texto está firmado por senadores, diputados, exparlamentarios, diplomáticos y referentes de la cultura y la política de Chile, entre los que sobresale la figura de la exmandataria.

Mientras el reclamo internacional por la libertad Lula y su derecho a participar en las elecciones de octubre aumenta, el Poder Judicial brasileño continúa su cruzada antidemocrática y avanza firme con la idea de proscribir al líder del PT.

Gleisi Hoffmann: “No sólo quieren mantener a Lula preso. ¡Quieren silenciar su voz y amordazar la esperanza del pueblo brasileño! Están equivocados, no lo conseguirán. Lula habla por la gente, por nuestras acciones, por nuestra lucha y resistencia”.

El expresidente lidera todas las encuestas de cara a las elecciones presidenciales de octubre. Todas las mediciones indican que, en cualquier escenario y contra cualquier rival, Lula sería el ganador, incluso algunas encuestas indican que podría ganar en primera vuelta.

En ese marco, sectores del Poder Judicial que creían que con el encarcelamiento conseguirían mellar la imagen del exmandatario y sacarlo de la carrera presidencial han comienzan a desesperarse y a evidenciar que no tiene que ver con cuestiones legales sino con un posicionamiento político.

En una de las últimas medidas tomadas contra el líder del PT, la jueza federal de Curitiba, Carolina Lebbos, prohibió que este pueda formular declaraciones a la prensa. La presidenta del Partido de los Trabajadores, la senadora Gleisi Hoffmann, afirmó en la red social Twitter: “No sólo quieren mantener a Lula preso. ¡Quieren silenciar su voz y amordazar la esperanza del pueblo brasileño! Están equivocados, no lo conseguirán. Lula habla por la gente, por nuestras acciones, por nuestra lucha y resistencia. #LulaLivre #LulaPresidente @SomosTodosLula”.