Tras trabajar seis años en el área de Mantenimiento de la Cámara de Diputados de la provincia, Diego fue despedido por las autoridades de la Legislatura mediante una carta documento, sin contemplar que sus faltas fueron para cuidar a su hijo.

“Es un empleado común que viene todos los días a laburar y tiene problemas como muchos laburantes. Tuvo una serie de falta sin poder cubrir porque tiene un hijo con esquizofrenia. Se gastó la asistencia familiar y tuvo que faltar un par de veces más para cuidarlo, y lo echaron”, explicó a Contexto Lautaro Villarino, quien detalló que el trabajador es el único sostén de la familia.

Según explicaron desde el sindicato, el trabajador despedido se desempeñaba como carpintero, pero por conflictos familiares puntualmente por temas de salud, tuvo que faltar más veces de las que le permitía la asistencia familiar, por lo que, a pesar de expresarle esta problemática a las autoridades, fue despedido mediante carta documento en la que se le detalló que su contrato era rescindido.

En este marco, los trabajadores legislativos están en estado de asamblea, luchando por la reincorporación del trabajador cesanteado, por lo que exigieron una reunión con el secretario administrativo de la Cámara de Diputados para rever la situación.

Esta situación puso en alerta a los legislativos. Al igual que en diferentes estratos gubernamentales, los trabajadores de las Cámaras evidencian que, “a pesar de ser la casa de las leyes”, hay un alto grado de precarización. En este caso se da a través de contratos temporarios que en realidad duran años y del no pase a planta permanente, algo similar a lo que atraviesan las trabajadoras de la Línea 144, que ya acumulan cinco despidos.

“el plan de gobierno que están llevando a cabo implica achique del Estado y ajuste de personal y de presupuesto, así como achique de áreas”

“No estamos exentos de que haya despidos. Hay un compromiso de diálogo con las autoridades que aseguran que no va a haber cesanteos, pero creemos que la única manera de garantizar que eso no pase es garantizar la organización de los compañeros: el plan de gobierno que están llevando a cabo implica achique del Estado y ajuste de personal y de presupuesto, así como achique de áreas”, consideró el referente de ATE.

Si bien desde ATE destacan que en la Cámara en el último tiempo no hay “casi registro de despidos”, temen que los empleados, expuestos al ajuste y al recorte de Cambiemos, sufran más despidos. “Viendo el contexto general de la situación de los estatales, estamos en alerta”, sostuvo Villarino.