A una semana de iniciado el conflicto por el brutal intento de recorte en la Agencia Télam, el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, estaba citado ayer para reunirse en el Congreso con las comisiones de Libertad de Expresión y Laboral para dar explicaciones sobre la oleada de despidos. Sin embargo, decidió no asistir y además inició una causa contra los trabajadores por “usurpación del edificio”, en una clara muestra de persecución a la organización sindical.

“La presentación se realizó a través del mediático abogado Jorge Monastersky y ahora se tramita en el Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 8 a cargo del magistrado Marcelo Martínez de Giorgi, que en las próximas horas deberá resolver si existe o no un delito en el reclamo de los trabajadores”, expresaron desde Télam.

Mariano Suárez (delegado): La denuncia por usurpación no tiene ningún tipo de sustento. no estamos tomando los edificios sino que hacemos una permanencia pacífica”.

En diálogo con Contexto, el delegado de la agencia estatal en conflicto, Mariano Suárez, explicó: “No nos sorprende este comportamiento. Nosotros mismos nos enteramos de los despidos a través de una nota radial con Jorge Lanata y un post de Facebook. La denuncia por usurpación no tiene ningún tipo de sustento. No estamos tomando los edificios, sino que hacemos una permanencia pacífica. Son las autoridades de la empresa las que abandonaron el edificio y nosotros estamos defendiendo el patrimonio”.

Desde el martes pasado, momento en el que se iniciaron las medidas de fuerza que se cumplen de manera contundente en todos los sectores del organismo, ningún funcionario jerárquico de Télam volvió a presentarse a trabajar o a emitir directivas. “Paradójicamente, las únicas declaraciones de Puosá y Lombardi conocidas desde el inicio del conflicto se brindaron a medios privados. Una muestra de consecuencia”, comunicaron desde Télam.

El ministro tenía pautado presentarse ante las comisiones parlamentarias de Legislación Laboral y Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados de la Nación para explicar sus endebles justificaciones de los despidos y los argumentos expresados por Pousá, que justificó las desvinculaciones de centenares de trabajadores por cuestiones ideológicas. Sin la presencia de Lombardi, las comisiones se reunieron con delegaciones de los distintos gremios de prensa a nivel nacional que vienen reclamando que se tome partido en el caso Télam.

Por su parte, el sector gremial adelantó que el plan de lucha continuará y mañana tendrá lugar una gran marcha nacional de prensa que se movilizará desde el Obelisco hasta el Centro Cultural Kirchner. “Hasta ahora, el único lugar que Lombardi ha usado para dar su versión de los hechos es ante periodistas ‘amigos’ y sus posteos. No hay ningún tipo de diálogo con los trabajadores”, dijo a Contexto el referente del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), quien ratificó el pedido de reincorporación del total de los trabajadores despedidos.

El reclamo de Télam ha recibido múltiples apoyos, desde los choferes de la Línea 60, Suteba, Ctera, trabajadores del INTI, hasta el colectivo NiUnaMenos, entre otros.

el sector gremial adelantó que el plan de lucha continuará y mañana tendrá lugar una gran marcha nacional de prensa que se movilizará desde el Obelisco hasta el Centro Cultural Kirchner.

En esta línea, la Conferencia Episcopal Argentina recibió a la comisión interna y trabajadores de la agencia de noticias, donde el vocero del organismo, Gabriel Barba, expresó su profunda preocupación y abogó por la conformación de una “mesa de diálogo entre las autoridades, tanto a cargo de los medios estatales como de la cartera de trabajo y los trabajadores”. A su vez, se comprometieron a “orar por la solución del conflicto”.

Dondero agregó: “A diferencia de otros conflictos de prensa que hemos tenido en los últimos dos años y medio, el de Télam es el primero en tener una llegada y discusión pública tan importante, obviamente por tratarse de Télam y por la magnitud de los despidos”.