La estrategia de la presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Michetti, para dilatar el tratamiento del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), comenzó a quedar trunca. Tras los pedidos de impugnación del interbloque Argentina Federal, presidido por Miguel Pichetto, y el FpV-PJ, encabezado por Marcelo Fuentes, a fin de que el proyecto no pase por cuatro comisiones, la Cámara Alta votó por unanimidad que se quite la Comisión de Presupuesto, presidida por el antiderechos Esteban Bullrich.

Michetti comenzó la sesión afirmando que como presidenta de la Cámara tiene la facultad de definir los giros en comisiones. “Con mucha conciencia y mucho trabajo de estudios de antecedentes, y poner todo el profesionalismo que pude delante de mí, creí y creo que es necesario girar el proyecto a cuatro comisiones. Lo sigo pensando de esta manera, pero hay una petición del interbloque Cambiemos de hacer otra propuesta”, sostuvo la vicepresidenta de la nación, para que, a continuación, su compañero de fuerza Federico Pinedo manifestase la propuesta discutida en labor parlamentaria: el proyecto pasará por las comisiones de Salud (cabecera), Justicia y Asuntos Penales y Asuntos Constitucionales.

La decisión fue votada por unanimidad. Y se ratificó que el 8 de agosto será la fecha en la que llegue al recinto, en tanto el miércoles 1º se emitirá dictamen en el plenario de comisiones. Allí el proyecto deberá sortear una difícil partida, teniendo en cuenta la composición dentro de cada una de las comisiones. En principio, la comisión cabecera está presidida por el radical jujeño Mario Fiad, quien ayer se manifestó en contra del proyecto, al igual que Dalmacio Vera, quien conduce Asuntos Constitucionales. En tanto, Justicia y Asuntos Penales es presidida por Pedro Guastavino, a favor del proyecto.

Asuntos Constitucionales es quizás la comisión más cuestionada. Desde la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito sostienen que la inclusión de esta comisión es una “maniobra dilatoria”, puesto que la normativa no va en contra de la Constitución, según lo previsto en el histórico “fallo FAL” de la Corte Suprema de la Nación y lo expuesto por expertos en las reuniones informativas de la Cámara de Diputados. A esto ahora se le suma la adhesión de la Facultad de Derecho de la Universidad Buenos Aires (UBA)

https://twitter.com/CampAbortoLegal/status/1012012042851704834

Una vez sorteado el dictamen en comisiones, llegará el 8 de agosto al recinto, donde, según diferentes relevamientos, el resultado sería positivo. Según el “poroteo” colaborativo de la organización Economía Feminista, 27 senadores se manifestaron a favor, 26 en contra y 19 aún no han definido su voto.

En este escenario casi de paridad será clave una discusión transversal entre los bloques para repetir la experiencia de Diputados y también la movilización en las calles, herramienta fundamental del movimiento de mujeres que logró con un millón de personas y veintidós horas de movilización que salga la media sanción en la Cámara Baja.

Atentas a esto, desde la Campaña realizaron este martes un pañuelazo federal que tuvo su punto central en las puertas del Congreso, pero que se replicó en ochenta ciudades del país. Ayer, en las inmediaciones del Parlamento argentino, también se realizó un festival, mientras el Senado discutía el giro en comisiones.

Pañuelazo en La Plata

En tanto, en la capital bonaerense se llevó adelante un pañuelazo que nucleó a cientos de mujeres en Plaza Moreno, donde se pintó un gran pañuelo verde frente a la Catedral. En diálogo con Contexto, Feli y Daniela, referentes locales de la Campaña, analizaron el escenario camino al tratamiento en la Cámara Alta.

-¿Qué importancia le dan a la movilización en las calles de cara a la llegada al Senado?

D: Sin duda es una victoria del movimiento de mujeres y de la disidencia, del feminismo, gestado por la lucha de todos estos más de treinta años, por la lucha de la libertad de nuestras cuerpas. La victoria de diputados esperamos poder sostenerla en Senadores, y para eso vamos a seguir movilizando, ocupando las calles, las plazas y todos los espacios de intervención pública.

F: Es necesario que todes les activistas independientes estén en la calle. Todes les que quieran participar es necesario, es el momento que se escuche el grito de la autonomía por las cuerpas.

-¿Cuál es la posición frente a los senadores que plantean cambios en el proyecto, puntualmente aquellos que hablan de despenalización y no de legalización?

D: Daremos todas las discusiones necesarias para que no nos ganen esas modificaciones. Venimos muy firmes a que el proyecto que en principio presentó la Campaña se mantenga así, y en todo caso tomaremos las medidas en relación con la movilización popular que sean necesarias para que salga el proyecto más parecido al nuestro. No vamos a parar hasta que sea legal, más allá de que se esté planteando un escenario de despenalización.

F: Es importante que sea legal y no sólo que se despenalice. El Estado debe garantizar que las violencias económicas que vienen sucediendo en la actualidad dejen de suceder. Para eso el Estado tiene que garantizar educación sexual laica, gratuita y de calidad. Por otro lado, anticonceptivos en todas las instituciones de salud, y claramente garantizar que los sectores de salud no sean objetores de conciencia.

-¿Cómo ven la votación en el Senado?

D: Entendemos que es un panorama bastante complicado, porque tradicionalmente los senadores ha sido bastante más conservadores y reaccionarios en la mayoría de las medidas políticas y leyes que tienen que ver con los derechos de las mujeres y de las identidades disidentes. Pero creemos que podemos conseguir la ley si nos mantenemos de esta manera: movilizadas constantemente y hablando sobre el aborto en todos los lugares que podamos, presionando de la manera que sabemos las feministas.

La Facultad de Medicina, a favor 

A través de sus representantes, el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata aprobó con quince votos a favor y uno en contra el pronunciamiento a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, al tiempo que declaró de interés académico la cátedra libre “Aborto: Un Problema de Salud Pública”.

La iniciativa fue a pedido del claustro estudiantil, principal motor de la cátedra que ya lleva su quinto encuentro reuniendo especialistas en la temática, brindando así una formación hasta este año inédita en la Facultad platense.