Por Pablo Pellegrino

Libertad de negociación y reapertura general de paritarias fueron dos reclamos centrales durante el histórico paro general del 25 de junio. Simultáneamente a la medida de fuerza impulsada por la CGT y las principales centrales obreras del país, el Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV difundió un informe que grafica los principales motivos del reclamo de los trabajadores: en promedio, el poder adquisitivo de los trabajadores registrados tuvo una caída del 6,5% en dos años y medio de gobierno de Macri y llega a las dos cifras en algunos sectores. Los más golpeados fueron los estatales a nivel nacional, que, además de los sustantivos despidos registrados en el sector, mostraron un derrumbe del 21,3%. Le siguen los petroleros y docentes con 13,2%, transporte con 13,1% y metalúrgicos, construcción y sanidad en torno al 10%.

Según el trabajo, sobre la base de una inflación del 27% en el cierre de este año, el acumulado de diciembre de 2015 a diciembre de 2018 será para los estatales de -16,5%.

El economista Sergio Chouza, que coordinó la confección del informe de la UNDAV, dijo a Contexto que “en 2016 la separación entre salarios e inflación fue bastante sustantiva, entre seis y diez puntos porcentuales, dependiendo el agrupamiento sindical, y en 2017, gracias a la aplicación de la cláusula gatillo, la gran mayoría de las paritarias estuvieron relativamente a la par de la inflación”.

Además del estudio de esos años, el Observatorio de Políticas Públicas, en base a distintas hipótesis inflacionarias y sobre la base de las paritarias que se cerraron en lo que va del año, analizó el desempeño que tendrán durante este año los salarios, y el panorama no es alentador. Según el trabajo, sobre la base de una inflación del 27% en el cierre de este año, el acumulado de diciembre de 2015 a diciembre de 2018 será para los estatales de -16,5%, -13,2 para los docentes y petroleros, -13,1 para los trabajadores del transporte, -10,9 para los metalúrgicos y -10,7 para los obreros de la construcción, entre otros.

El economista también consideró que a la merma salarial se le suma otro problema en el marco del acuerdo con el FMI. “El crecimiento económico de 2017 estuvo fuertemente traccionado por la construcción en general pero por la obra pública en particular. De hecho, en el primer trimestre de este año siguió cierta inercia positiva en ese sentido y la construcción creció como componente del valor agregado de la economía un 16%, que es una animalada”, dijo Chouza, y consideró que el ajuste anunciado en inversión de capital (obra pública) afectará el nivel de actividad y empleo “sobre todo de los sectores de mano de obra intensivos”.

oscar de isasi (secretario general de ATE provincia): “Es necesario reabrir las paritarias en general, porque la discusión salarial en el marco de este modelo económico es a la baja”.

Uno de los apartados del estudio de la UNDAV se titula “El salario como política para desinflar”. Sobre este punto, el economista analizó que en la puja distributiva los trabajadores pierden la pulseada en los dos años y medio de gobierno de Cambiemos, donde la caída del salario ayuda a la baja en la inflación de costos.

“Es necesario reabrir las paritarias en general, porque la discusión salarial en el marco de este modelo económico es a la baja, se está descargando la crisis sobre los trabajadores”, dijo a Contexto el secretario general de ATE Provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, que también se refirió al estudio del Observatorio de la Universidad de Avellaneda. “En el caso de los trabajadores estatales, no sólo se reduce la masa salarial a través de paritarias a la baja, sino que es una combinación de cuatro factores: paritarias a la baja, despidos, jubilaciones compulsivas y retiros voluntarios son los términos de la ecuación ajuste hacia los estatales”, dijo.

Consultado sobre la medida de fuerza del lunes 25, el sindicalista manifestó que “lo imprescindible no sólo es unirnos contra lo que no queremos, sino también empezar a discutir una propuesta de salida a la crisis con un programa que no sea ni el ajuste gradual ni el ajuste infinito que nos plantea el gobierno”.

Sergio Chouza (economista de la UNDAV): “en 2017, gracias a la aplicación de la cláusula gatillo, la gran mayoría de las paritarias estuvieron relativamente a la par de la inflación”.

“Lo pensamos como para que el conjunto de trabajadores y trabajadoras de Argentina se exprese contra este modelo económico y exija un cambio de rumbo de una política que lo único que hace es generar exclusión social, más desocupación, más pobreza estructural”, expresó De Isasi.

“El paro colmó largamente esos objetivos y tuvo un altísimo nivel de adhesión, lo que quiere decir que nos sentimos respaldados por millones de compatriotas que son los que generan riqueza en Argentina y con un claro mensaje: es un cuestionamiento a fondo de la política salarial, laboral y social en el país que tiene que ver con los salarios a la baja, los despidos, la precariedad laboral, la reforma laboral, el acuerdo con el FMI, los tarifazos”, concluyó.