Tras los 354 despidos producidos en la agencia estatal de noticias Télam, los trabajadores iniciaron una medida de fuerza y tomaron la sede, donde este mediodía se llevó a cabo una conferencia de prensa para rechazar las cesantías. “Las trabajadoras y los trabajadores de Télam, la agencia pública de noticias y publicidad, se encuentran de paro total de actividades y con la ocupación y permanencia pacífica de sus dos sedes en Buenos Aires”, habían difundido en un comunicado lanzado durante las últimas horas. Tras la concentración, marcharon hacia el Centro Cultural Kirchner, donde un fuerte operativo de la Policía de la Ciudad se presentó en actitud amenazante.

Además de los telegramas de despido que recibieron los cientos de trabajadores, también hubo en simultáneo mails firmados por la cúpula directiva donde se “daba la bienvenida al nuevo Télam”, hecho que el gremio definió como la clara señal de las intenciones que persisten de generar “una agencia paralela, vaciada y clandestina”.

La medida de fuerza encabezada por los trabajadores contó con la presencia de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el legislador nacional Hugo Yasky, entre otros. “No es cerrar un medio, es cerrar el medio de la voz de todos. Si cierran esto, ¿quién va a comunicar los problemas? Hay que defender a estos trabajadores, es una vergüenza lo que está haciendo el gobierno. Crean desamparo, desolación. Macri ya está gastando una plata que todavía no le dieron, por eso necesita sacarla de donde sea”, dijo la referente de Madres.

Hebe de Bonafini: “No es cerrar un medio, es cerrar el medio de la voz de todos. ¿quién va a comunicar los problemas? Hay que defender a estos trabajadores”.

Además de Bonafini, la actividad fue acompañada por reconocidas figuras del periodismo, como los columnistas de AM 750 Fernando Borroni o Gustavo Campana. “Aquí debemos hablar de censura. Quieren crear una agencia a la medida de un pensamiento único. Hay desprecio por el trabajador y la libertad de expresión”, dijo Borroni. Y agregó: “Esto es de una crueldad enorme. Cuando uno lee en el texto de Lombardi que se echa a trabajadores para terminar con la corrupción, un hombre que además está imputando por lavado de dinero, es inaudito. Es fundamental dar esta lucha, porque estamos en un momento muy duro”. En tanto, Campana sostuvo: “Hay un desguace en general del Estado y de los medios públicos. No les importan los medios públicos, porque ellos ya tienen sus medios estatales: TN, Canal Trece”.

Gustavo Campana: “Hay un desguace en general del Estado y de los medios públicos. No les importan los medios públicos, porque ellos ya tienen sus medios estatales: TN, Canal Trece”.

Pasado el mediodía, trabajadores de Télam iniciaron la movilización hacia el Centro Cultural Kirchner, acompañados por el Sindicato de Prensa Bonaerense (SIPREBA), comisiones de Radio Nacional, el centro de estudiantes de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, la Agrupación Rodolfo Walsh, los gremios docentes Ctera y Suteba. Entre quienes encabezaron la columna se distinguieron los legisladores Hugo Yasky y Nicolás Del Caño, los dirigentes gremiales Roberto Baradel y Sonia Alesso, y la abogada y militante de derechos humanos María del Carmen Verdú. La actividad fue escoltada por un fuerte operativo de seguridad policial.

Entre los principales señalados ante esta situación están Hernán Lombardi, titular del Sistema de Medios y Contenidos Públicos, quien tras los despidos justificó su accionar diciendo que “la agencia era usada con fines políticos”, y luego aseguró que “ganó el periodismo”, en una clara señal de provocación y cinismo.

A su vez, las miradas también apuntan a su ladero Rodolfo Pousá, presidente del Directorio de Télam, quien ya intentó liquidar la agencia durante el gobierno de Fernando De la Rúa. Pousá cuenta con un conocido prontuario en los medios: trescientos despidos en América en 1997, en Canal Trece a principio de los noventa, y su intento por eliminar Télam durante la Alianza.

“Es una medida brutal que muestra el ensañamiento de un gobierno que está pensado para favorecer a los más ricos, que pretende un vaciamiento sistemático de los medios públicos. En este momento, los trabajadores y trabajadoras de Télam son víctimas de los monopolios mediáticos y el vaciamiento del gobierno”, expresó el legislador y referente gremial Hugo Yasky. Por su parte, la sindicalista de la educación, Sonia Alesso, sostuvo: “Si tocan a uno, nos tocan a todos. Vamos a estar en la calle todas las veces que sean necesarias. Por eso demostramos nuestra solidaridad con los trabajadores de Télam y rechazamos estos despidos”.

Por su parte, el colectivo Voces Libres del Pueblo también se hizo presente para brindar apoyo y exigir la “inmediata reincorporación de todos los despedidos”. La referente del sector y legisladora provincial de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, expresó: “Tiene que haber respuestas sobre esta situación. Lombardi tiene que dar explicaciones. Acá han despedido trabajadores con más de veinte años de trayectoria. Es un gobierno autoritario y atenta contra la libertad de expresión, que no es sólo de los periodistas, sino de todo el pueblo. Son impunes y no respetan las leyes, se manejan por decreto”. Acompañaban a Saintout el periodista Juan Alonso, el director del sitio InfoSiberia, Juan Martín Ramos Padilla, y el editor de la revista Contraeditorial, Gustavo Cirelli.

Florencia saintout: “Es un gobierno autoritario y atenta contra la libertad de expresión, que no es sólo de los periodistas, sino de todo el pueblo. Son impunes y no respetan las leyes”.

Por otro lado, el gremio de prensa denunció que corresponsales de Télam de La Plata fueron bloqueados por la propia empresa, “impidiéndoles pasar información a la central, en un claro avasallamiento de los derechos laborales y como un preaviso de su despido”.

En tanto, Hernán Lombardi fue citado para el martes 3 por las comisiones de Legislación del Trabajo y Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados de la Nación para ser interpelado por los despidos masivos en Télam.