El gobierno nacional profundizó el vaciamiento de los medios públicos que sus trabajadores han denunciado en los últimos meses. El nuevo capítulo tuvo lugar en la mañana del martes, cuando el Directorio de la Agencia Télam envió telegramas para notificar 354 despidos por “no responder con el perfil” de la empresa.

Los trabajadores pertenecían a las áreas administrativa y periodística y recibieron el telegrama temprano, tras el paro del lunes convocado por la CGT –que tuvo una alta adhesión en la agencia– contra la política económica del macrismo.

Esteban Giachero (delegado de Sipreba en Télam): “Esta medida va en línea con el ajuste general que sufre el resto de los organismos públicos, que se profundizó con la llegada del FMI”.

Al mediodía, y mientras los telegramas se acumulaban, los trabajadores decidieron en asamblea hacer paro por tiempo indeterminado, con permanencia pacífica, para lograr reincorporar a sus compañeros.

Por su parte, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, celebró los despidos como un logro político. “Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos”, escribió en un comunicado luego de confirmar la cifra de cesantías en declaraciones radiales. El funcionario macrista cargó contra la gestión kirchnerista por el crecimiento de la planta, por “operaciones sucias” y “desmanejo administrativo”, y también cuestionó las medidas de fuerza gremiales motivadas por delegados.

Los trabajadores de Télam ven este fuerte recorte en el marco del ajuste de personal del Estado que lleva a cabo el gobierno nacional. “Esta medida va en línea con el ajuste general que sufre el resto de los organismos públicos, que se profundizó con la llegada del FMI”, afirmó a Contexto Esteban Giachero, delegado de Sipreba en Télam.

“La plata del FMI vino a pagar las indemnizaciones de Télam. Reducen la agencia a la mitad, a su mínima expresión, para convertirla en una vocería oficial con mayor control del gobierno sobre quiénes permanecen y quiénes echan de la empresa”, agregó.

El delegado gremial agregó que las autoridades “hablan de sobredimensionamiento cuando en realidad lo que hay son nuevas aperturas de secciones y productos. Antes no había portal y las nuevas tecnologías lo impusieron, al igual que el servicio audiovisual y la incorporación del servicio de radio”.

Los trabajadores repudiaron el “cinismo” y la “perversión” de Lombardi por “anunciar los despidos masivos como una buena noticia”. Señalaron que su postura de responsabilizar al kirchnerismo por los nombramientos “es un discurso insostenible y falso”.

“Los despidos consumados hoy responden a trabajadores de todos los sectores, de toda antigüedad, de todas las pertenencias políticas. Lo que hay es un desguace: un proyecto para desmantelar a los medios bajo gestión estatal y entregar el sistema de medios en favor del capital concentrado de la industria”, remarcaron.

El texto de los telegramas que recibieron los trabajadores despedidos decía lo siguiente: “En virtud de la restructuración general que se lleva a cabo en esa sociedad se le notifica que queda despedido a partir del día de la fecha”. A su vez, los trabajadores que no fueron despedidos recibieron un mensaje intimidatorio del directorio de la agencia donde se les informaba que eran parte de la “nueva agencia”.

“Sos parte de la nueva Agencia Télam. Confiamos en vos para la construcción de una agencia profesional, pluralista, democrática y federal, con capacidad para producir contenidos informativos confiables”, fue el mail que enviaron desde Recursos Humanos, también con la firma del directorio de la agencia. “Esperamos que sigas sumando tu aporte”, terminaban.

El directorio de Télam que preside Rodolfo Pousá –también presidente de la agencia estatal durante el gobierno de la Alianza– había echado a tres trabajadores el año pasado y en mayo a dos más, lo cual motivó una serie de paros.

Apoyo por los despidos

A lo largo de la jornada, mientras los trabajadores hacían paro y una permanencia pacífica en el edificio de calle Bolívar 351, recibieron un amplio apoyo de legisladores, gremialistas y referentes políticos. El bloque de diputados del FpV-PJ expresó su “solidaridad” y alertó “sobre el desmantelamiento de la agencia de noticias argentina”.

“Los despidos consumados hoy responden a trabajadores de todos los sectores, de toda antigüedad, de todas las pertenencias políticas. Lo que hay es un desguace”

“Acompañamos la lucha de los/as trabajadores/as de prensa ante esta ola de despidos masivos, acallamiento de voces y disciplinamiento que atentan contra la libertad de expresión y pluralidad de voces de nuestra democracia”, sostuvieron desde la bancada que lidera el diputado Agustín Rossi.

Trabajadores de otros medios públicos, de los diarios Clarín, Página/12 y El Cronista, al igual que gremios de prensa, docentes y estatales, entre otros, publicaron mensajes en Twitter con el hashtag #NoALosDespidosEnTelam. Asimismo, desde variados espacios, como la CTEP, legisladores de distintos espacios de la oposición y la asociaciones Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, se manifestaron en el mismo sentido.