En la provincia de Buenos Aires, los trabajadores y trabajadoras le dieron una clara señal a la gobernadora María Eugenia Vidal contra las medidas de ajuste que, en sintonía con el plan económico de la Casa Rosada, deterioran la calidad de vida de los bonaerenses. Sobre todo, fue una expresión de repudio de cara a la profundización del ajuste que hace el gobierno nacional para cumplir con el acuerdo con el FMI para reducir el déficit fiscal, que tendrá su incidencia en las provincias.

Escuelas y bancos cerrados, dependencias estatales vacías, calles con escaso tránsito y hospitales con sólo la guardia en función, fueron la muestra de la fuerza que tuvo el paro en territorio bonaerenses.

Roberto Baradel (SUTEBA): “Es fundamental esta acción en unidad para visibilizar el descontento que tenemos el conjunto de los trabajadores y las trabajadoras”.

En medio de la devaluación del peso, la inflación y los tarifazos, Vidal mantiene abiertos focos de conflicto con docentes, médicos, bancarios, judiciales y estatales, quienes ayer volvieron a hacer oír sus reclamos.

El Frente de Unidad Docente habló de un “parazo” y pidió que la gobernadora llame a paritarias, luego de más de dos meses de dilación y de repetir en los meses anteriores propuestas salariales con techos del 15%. En un comunicado, desde Suteba indicaron que el paro en las escuelas fue “contundente” y que alcanzó entre un 91% y un 95% de adhesión.

el gremio de Astilleros “entregó una carpeta al gobierno bonaerense pidiendo una reunión” porque “el objetivo es estar en la fábrica produciendo y no en la calle”.

“Es fundamental esta acción en unidad para visibilizar el descontento que tenemos el conjunto de los trabajadores y las trabajadoras de este país ante las políticas económicas y sociales que está aplicando el gobierno y que nos perjudican”, afirmó Roberto Baradel, secretario general de Suteba.

Los médicos hicieron lo propio y ayer no asistieron a los hospitales. “Fue un paro masivo en todos los estamentos y la salud no fue la excepción. Los hospitales y centros de salud públicos han funcionado sólo con los sistemas de guardia como si fuera un día domingo o feriado. La medida tuvo una adhesión total”, afirmó a Contexto Fernando Corsiglia, titular de CICOP.

Los profesionales de la salud exigen una convocatoria a paritarias tras el rechazo a la propuesta que hizo el Ministerio de Salud el 14 de junio, donde ofreció aumentos en línea con los techos salariales del 15% que busca imponer Provincia. Para proseguir el reclamo, el próximo viernes harán paro e instalarán una Carpa Blanca frente al Congreso para obtener “una propuesta salarial superadora e integral”.

OSCAR DE ISASI (ate provincia): “Llevamos adelante esta medida con un altísimo nivel de adhesión y unidad, construyendo un dato político contra el modelo económico que excluye”.

Por su parte los estatales que no aceptaron los incrementos del 15% que cerró Vidal con algunos gremios hicieron ayer actos en la rotonda de la Autopista La Plata-Buenos Aires y en 7 y 50. “Llevamos adelante esta medida con un altísimo nivel de adhesión y unidad, construyendo un dato político contra el modelo económico que excluye, que aumenta la pobreza, la marginación, y en defensa del salario, de la fuente laboral y por un Estado participativo, democrático y popular que brinde soluciones”, sostuvo Oscar de Isasi, secretario general de ATE Buenos Aires.

En tanto, los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS) de Ensenada participaron del acto de ATE, donde expusieron el estado de situación de la empresa, que se encuentra paralizada y ante la incertidumbre por el futuro de los puestos de trabajo debido a la falta de inversiones de Provincia. Tuvieron reiteradas reuniones con funcionarios del Ministerio de Trabajo, pero no ha habido respuestas.

Fernando Corsiglia (CICOP): “Fue un paro masivo en todos los estamentos y la salud no fue la excepción. Los hospitales y centros de salud públicos han funcionado sólo con los sistemas de guardia”.

“Visibilizamos nuestro reclamo, ya que el gobierno no nos escucha”, dijo Francisco Banegas, referente gremial de ATE en el ARS. Y añadió que el gremio “entregó una carpeta al gobierno bonaerense pidiendo una reunión” porque “nuestro objetivo es estar en la fábrica produciendo y no en la calle”.

Por último, los bancarios también hicieron paro en rechazo a la Ley 15.008 de Vidal que les modificó las jubilaciones, con un aumento escalonado de la edad para retirarse. Fue “en defensa del convenio colectivo de trabajo” del sector y contra la reforma laboral del macrismo.