La Patrulla Espacial: que no pare, que no pare…

Después de reinventarse con “Sobredosis”, una de las mejores bandas del under encara su único y especial show del año. Este sábado a las 21 hs en el Galpón de las Artes (71 e/ 13 y 14).

104

Por Ramiro García Morette

“No es tan tarde/ Siempre hay algo para hacer/ Y no importa lo que pueda suceder./ Yo creo en el amor/ Yo creo en lo que somos/ Y el mundo se desliza a mis pies”. Un par de años atrás, el mundo sacudía los pies de una banda que hasta entonces había caminado a paso firme. O volado, ya que su viaje iniciado a principios de la década pasada había elevado la apuesta del blues local aportándole lisergia y riesgo cuando sus amigos y congéneres erigían lo que la prensa llamó indie. Pero un cambio de formación sugirió también un viraje sonoro, logístico y estético. Si bien las guitarras y los riffs se mantuvieron intactos, La Patrulla Espacial dejó atrás la imagen de cuatro pibes del sur en jeans y debajo de las relucientes camperas de cuero forjó una pista sólida para el despegue de una nave que combinó metal y pop, más cerca de Daft Punk y Thin Lizzy que de Manal y Pappo’s Blues. Con Werner Schenider(bajo) y Lucas Borthiry (guitarra) asumiendo el rol de vocalista tras la partida de Tomás Vilche, con Fernando Naón sumándose en las seis cuerdas y con el talentoso baterista Tulio Simeoni dejando el pulso jazzero para aportar al beat, La Patrulla Espacial creyó en lo que es y no le importó lo que pudiera suceder. Un año después del lanzamiento del notable Sobredosis, la banda afronta nuevos obstáculos que sin dudas sorteará, porque siempre hay algo para hacer. 

“Se da la circunstancia de que Werner está con una situación familiar que lo obliga a estar en el sur”, explica Lucas Borthiry. “Está viviendo allá y vino por la fecha. Es por eso que no podemos girar.” Tras un año de buena convocatoria, respuesta y conciertos, La Patrulla debió detener su marcha y concentrar todo en un objetivo concreto. “Las situaciones se dan. No las podés controlar. Aparecen y está en cada uno cómo lo gestiona. Uno se puede poner a llorar o activar.” Así es que la banda dará un importante concierto este sábado en el Galpón de las Artes (71 e/ 13 y 14), donde abrirán los emergentes Fus Delei y el cuarteto no sólo interpretará su último álbum, sino que cubrirá dos horas de show rescatando temas olvidados de su repertorio. “Nosotros nos tomamos este año como una especie de descanso. O posibilidad de enfocar energías creativas en otros proyectos que a la larga van a complementar lo que hacemos y lo que somos.”

Sobredosis respondió a un largo proceso metódico e integral. “Lo que tratábamos de enfocar -expresa el guitarrista- era unir ciertos tipos de música medio disímiles o que son entendidos tradicionalmente como contrapuestos, como la música pop, el soul y el metal. Y a medida que fuimos avanzando se fue anexando una temática medio distópica. Medio que la fuimos interpretando cuando salió. Fue previo en detalles y después que el disco salió fuimos completando la historia. Y se sigue contando. Hay personajes, ciertas situaciones.” Y agrega: “En este disco hicimos un trabajo re puntilloso con la música. Y las cosas que teníamos al alcance alrededor de la música. Porque ese es todo un mundo. Y uno hace lo que tiene al alcance. Entonces las cosas que teníamos al alcance las hicimos todas respecto a la producción, la edición, la difusión. También hicimos un sello que se llama Catedral”.

Borthiry se toma con humor la reacción de algunos viejos seguidores de la banda: “No les gusta ni les va a gustar”. Pero señala una renovación y celebra la apertura de la gente más joven. Tal como la que evoca cuando llegó a estudiar: “Cuando tenés veinte años, estás descubriendo un montón de música”. Y de eso se trata para La Patrulla, más allá de las ropas o sonidos que cubran la esencia. ”Nosotros estamos en la música. Es ese el viaje. Nos dedicamos a eso. Parece una boludez, pero a veces hay que explicar que uno está en la música. Todas esas búsquedas son fruto de cierto tipo de trabajo, de ver la música y de laburarla. Nos interesamos en formarnos y estudiar lo que nos gusta. Y reproducir lo que nos gusta.“ Y cierra con una risa: “El resultado ese: ser unos ñoños de la música. Pero está bueno… a mí me copa”. 

Link para escuchar: https://lapatrullaespacial.bandcamp.com/