Recrudece el conflicto que atraviesa la agencia de noticias estatal Télam, y desde el Sindicato de Prensa de la Provincia de Buenos Aires (SIPREBA) denunciaron la existencia de un plan sistemático del gobierno para desmantelar el actual funcionamiento del medio, con el fin de minimizar el contenido y suprimir cualquier voz disidente. Desde el sector sostienen que los paulatinos despidos y retiros voluntarios, junto con la eliminación de la pauta publicitaria, son parte de esta maniobra que definen como un ataque a la libertad de expresión.

“Las trabajadoras y los trabajadores de la agencia de noticias y publicidad Télam, nucleados en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), denunciamos la existencia de un proyecto cierto, verificado, de ejecución inminente, destinado a desmantelar un medio público fundamental del Estado argentino, con 73 años de vida, a través de la promoción de despidos masivos y la destrucción de su servicio federal, con el objetivo de terminar de acomodar el ecosistema de medios y modelarlo al servicio del capital concentrado”, anunciaron desde la comisión interna de SIPREBA en la agencia estatal.

Fernando Dondero (Secretario General de SIPREBA): “En Télam han pasado de una política de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas a una política directa de despidos”.

Según informaron desde el gremio, la maniobra se encuadra en la política que Hernán Lombardi ya ha implementado en la TV Pública y Radio Nacional, los dos medios públicos donde el sindicato ha llevado la discusión. De manera específica, el conflicto en Télam volvió a ponerse en el centro del foco tras los dos despidos motivados –según la dirigencia de la empresa– por divulgar “información errónea”.

“En Télam han pasado de una política de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas a una política directa de despidos, por eso estamos ya hablando de un estado de alerta general”, expresó Fernando Dondero, secretario general de SIPREBA, en diálogo con Contexto, quien advirtió sobre “la utilización de una posible agencia paralela”, que no estará hecha por los trabajadores de la agencia, con la finalidad “de tapar la situación”.

En el comunicado, llamaron a los abonados de la agencia que compran el servicio a “estar en guardia ante los contenidos periodísticos’ que la agencia emitirá –desde usinas clandestinas, ya montadas en otros edificios– en los próximos días, en la ficción de que la empresa no se encuentra en conflicto y que se emite un ‘servicio informativo’. La política del simulacro”.

Desde el gremio han llamado a todas las centrales sindicales y asociaciones gremiales de cualquier representación política a advertir sobre la gravedad de los hechos. “Ya no habrá voz del conflicto social ni del conflicto gremial que tenga micrófono”, expresaron.

Según informaron desde el gremio, la maniobra se encuadra en la política que Hernán Lombardi ya ha implementado en la TV Pública y Radio Nacional.

Dondero aclaró que hoy a las 17 hs se discutirá el plan de lucha a seguir a partir de las medidas que adopte la cúpula dirigencial de la agencia. Cabe destacar que desde SIPREBA encabezaron una movilización en la víspera del día del periodista junto a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), la Federación de Trabajadores de la Cultura y la Comunicación (FETRACCOM) y el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN).

En tanto, el sector gremial convocó esta semana a “los colegas y asociaciones de periodistas a reaccionar ante la feroz limitación […] el vaciamiento de Télam y su reducción a una expresión mínima”, bajo la consigna de que “sin trabajadores de prensa no hay libertad de expresión; sin medios públicos, tampoco”.