Mientras la paritaria docente se mantiene estancada a dos meses de la última negociación, el Tribunal de Trabajo Nº 4 de La Plata resolvió declarar la “ultractividad” de la cláusula convencional de paritaria (cláusula gatillo) acordada entre el gobierno y el Frente de Unidad Docente (FUD) en 2017. Será una adecuación semestral en julio y enero y de acuerdo con la variación de los índices de precios al consumidor del INDEC, respecto de los sueldos del mes de enero de 2018.

La cláusula gatillo es un pedido central del FUD (Suteba, AMET, Udocba, FEB y Sadop) para que sus salarios no pierdan ante la inflación, y que hasta el momento no había sido atendido por la gestión de Vidal en las reuniones que tuvieron las partes desde marzo.

El fallo declara “la ultractividad de la cláusula convencional del año 2017 de adecuación semestral por variación del índice de precios al consumidor emitido por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos cada mes de julio y enero respecto a los sueldos del mes de enero de 2018, hasta la concreción de un nuevo convenio”.

Lo que dictaminó el fallo deberá adecuarse a los “adelantos a cuenta” de futuros acuerdos que hizo el gobierno provincial. Fueron tres aumentos: uno del 5% para el primer trimestre, 3% para mayo y 2% para junio, con lo que acumula un 10%.

El mismo fallo desestimó una serie de pedidos de los gremios referidos a “prácticas desleales”, “temeridad” y “malicia”, y sanciones para Provincia para “obligarla a negociar de buena fe”. Los gremios aducen una actitud de “obstrucción” de la paritaria por parte del gobierno provincial.

Desde el FUD sostuvieron en un comunicado que “más allá de este fallo que favorece a los trabajadores de la educación, sostenemos que es necesaria una urgente convocatoria para continuar discutiendo en el ámbito de la paritaria, como espacio irrenunciable para defender los derechos de los docentes”.

Para continuar su reclamo de apertura de paritaria, hoy los gremios harán un “banderazo” en C.A.B.A. en el marco de la Jornada provincial de lucha y tras el paro provincial del 15 de junio. Partirán desde el Congreso hasta la Casa de la Provincia. “Nos concentramos para alzar bien alto nuestra celeste y blanca y denunciar la desidia e irresponsabilidad del gobierno provincial que está afectando gravemente los derechos de alumnxs y docentes”, avisaron.