El centenario de la Reforma Universitaria encontró a docentes y estudiantes reclamando contra el ajuste que aplica la gestión de Mauricio Macri en las casas de estudio. Con un paro de 48 horas con toma de los rectorados de todas las universidades del país, profesores y profesoras finalizaron ayer la “Semana nacional de lucha” que dispusieron los gremios “frente al ajuste y el techo salarial y en defensa de la educación superior”.

El aniversario de la reforma fue ayer. Con distintas actividades, los gremios de base de las federaciones Conadu y Conadu Histórica conmemoraron la fecha poniendo énfasis en el rechazo a los techos salariales del 15% del Ministerio de Educación y los recortes presupuestarios que afectan la enseñanza y el acceso a la educación superior. Los últimos recortes fueron de 3 mil millones de pesos y recaen sobre los gastos de funcionamiento.

Desde el lunes, los docentes hicieron foros, asambleas y marchas en Córdoba, en el marco de la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES) que se realizó en la Universidad Nacional de Córdoba, donde participaron docentes, académicos y gremialistas de distintos países de Latinoamérica.

En La Plata, los docentes de la Asociación de Docentes de la UNLP (ADULP) hicieron al mediodía una toma simbólica del edificio del Rectorado y por la tarde marcharon, junto a no docentes y el movimiento estudiantil, a la Gobernación en repudio a los dichos de la gobernadora Vidal contra el acceso de sectores populares a la Universidad. “Nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la Universidad”, había dicho la mandataria, levantando una ola de repudio.

“Reclamamos al gobierno que rompa el techo salarial del 15%, que deje de recortar el presupuesto y sobre todo que deje de perseguir trabajadores y demonizar a sus dirigentes sindicales”, dijo a Contexto Manuel Rodríguez, secretario adjunto de ADULP. El gremialista añadió que Conadu, contra el 15% que busca imponer el gobierno, pide un aumento del 25% con cláusula gatillo para enfrentar la disparada inflacionaria y los tarifazos que han deteriorado el poder adquisitivo.

Las políticas de ajuste en educación y las medidas económicas de corte neoliberal del gobierno nacional llevaron a los docentes a manifestarse en contra del rumbo político de Cambiemos. El jueves fueron parte del paro y movilización que encabezaron las dos CTA y Camioneros en rechazo al programa de gobierno macrista.

El conflicto paritario se arrastra desde el principio del ciclo lectivo, en marzo, con negociaciones infructuosas que no avanzaron por la posición dura del gobierno y que provocaron, como respuesta, reiterados paros en las universidades.

La tensión e inquietud entre universitarios se profundizó desde que el gobierno recurrió al préstamo del FMI de 50 mil millones de pesos y hay dudas sobre cómo influirán las condiciones presupuestarias que imponga este organismo en materia educativa.

“A cien años de la Reforma, que fue un cambio revolucionario para la Universidad, la recordamos en lucha frente a un gobierno con lógicas neoliberales de ajuste”, afirmó Rodríguez. “Nosotros reivindicamos aquellos ideales de hace cien años con los pedidos y las realidades de nuestra época. Estamos tomando los rectorados de todo el país en señal simbólica, tal como fue hace cien años la actitud de rebeldía de levantarse en aquellos años”.

Carlos De Feo, secretario general de Conadu, señaló que hay “un malestar y una decisión del conjunto de la comunidad universitaria de ponerle freno al avance y al ajuste del gobierno a la educación superior”. De Feo consideró que en los docentes existe ”una intención de valorizar la función de la Universidad como un derecho, de valorar lo logrado y los avances de los últimos años. La consciencia de los universitarios se ve muy claramente en las movilizaciones”, continuó. “Cuanto mayor es el intento de recorte, mayor es la decisión de salir a la calle”.

La marcha en La Plata

Ayer en La Plata los docentes de ADULP realizaron una nueva Marcha de Antorchas junto a la Federación Universitaria de la UNLP (FULP) y centros de estudiantes de distintas Facultades “en defensa de la universidad pública y el salario docente”.

“Seguiremos movilizando y profundizando la lucha, porque ya no hay más tiempo para este gobierno, nuestro pueblo no soporta el ajuste que están aplicando”, afirmó durante el acto frente a la Casa de Gobierno provincial el secretario general de ADULP, Octavio Miloni.

En el centenario de la Reforma que significó un avance de la democracia en el ámbito universitario argentino y de la región, las mayores críticas durante la manifestación fueron contra la gobernadora Vidal y sus declaraciones contra el acceso popular a la educación superior.

“Vinimos hasta acá porque no podemos eludir el desprecio de la gobernadora Vidal, que condena a los sectores populares a ni siquiera soñar con los estudios universitarios”, añadió Miloni.

La elección de hacer marchas de antorchas como vía para expresar el descontento con el camino en que ha ubicado el macrismo a la Universidad pública se ha vuelto una recurrente en los docentes universitarios, como aquella del mes pasado que finalizó en Plaza de Mayo, en la que profesores de todo el país cuestionaron la vuelta al FMI y la política educativa del macrismo.