Tras esgrimir argumentos en contra de la ley de IVE que fueron desde el “tráfico de fetos”, pasando por comparar mujeres con perros, hasta el reconocimiento de Nicolás Massot de que ni en períodos dictatoriales “nos animamos a tanto”, la aprobación final de la media sanción en Diputados no pudo culminar el descontento oficialista. Así lo demostró la serie de publicaciones en Twitter realizadas por el mismísimo ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Joaquín de la Torre, que fue lapidario con el resultado de la sesión y volvió a reivindicar de manera abierta “las dos vidas”.

“Los votos de los pampeanos le van a costar muy caros a los bonaerenses”, amenazó el funcionario provincial en alusión a los legisladores regionales que definieron el voto afirmativo de la ley, en un lamentable gesto intimidatorio que cobra relevancia al ser emitido desde la cuenta personal de un mandatario de su envergadura. Las respuestas no tardaron en llegar a través de usuarios que publicaron comentarios como: “¿Qué es esto de andar apretando legisladores de otra provincia vía twitter? No sé de qué me sorprendo si andás felicitando a Nicolás Massot que usa el nosotros inclusivo para hablar de los bebés apropiados en la última dictadura”, o “Disculpe ministro, yo entendía que éramos un país federal y que se legislaba para todos, no pensaba que usted creía que Buenos Aires era autónoma y que no pertenecía a la Provincia. Antes de escribir boludeces, dedíquese a mejorar la provincia junto con la chorra de Vidal”.

A su vez, De la Torre reivindicó el papel de los partidarios de las “dos vidas”, causa que se dedicó a reivindicar en las últimas semanas de manera explícita. “Muchas gracias a todos los que defendieron las 2 vidas. El cielo está lleno de luchadores que ganaron la última batalla”, expresó en referencia a Nicolás Massot. Esto se suma a la réplica de otras publicaciones, como la del intendente macrista de San Miguel –tierra natal del ministro– Jaime Méndez, quien pidió vía redes “que se respete el primer derecho de todos, el derecho a vivir”, o las palabras proferidas por el padre Pepe Di Paolo –twit fijado en la cuenta del ministro De la Torre–, quien manifestó: “No necesitamos agregar más muertes. Nuestros barrios necesitan propuestas de vida digna y una sociedad que proteja a los más débiles, no que los descarte”.

Por su parte, la senadora provincial Teresa García no se quedó callada ante las palabras del ministro y decidió contestar a través de la misma red social: “¿Qué quiere decir, Ministro? Nuestra Provincia es un desastre en temas de salud: Hospitales sin luz, operaciones con celulares, IOMA en peligro. Dieron marcha atrás con la implementación del protocolo de aborto no punible”, y agregó al final: “¿Sus dichos representan la opinión de María Eugenia Vidal?”.

Cabe destacar que la sesión que ayer logró dar media sanción a la ley fue precedida por más de setecientas exposiciones desarrolladas en Comisión en los últimos meses, que, desde los más diversos perfiles políticos e intelectuales, dieron lugar a múltiples maneras de interpretar la discusión sobre el aborto. Incluso la famosa referente antiaborto Adriana Rodríguez Varela tuvo la oportunidad de tomar la palabra y durante su exposición mostrar una foto de una niña menor de edad, embarazada como resultado de una violación, en clara postura de celebración. Al parecer, Joaquín de la Torre encuentra dificultades para aceptar el debate y la democracia.