La salud de la provincia de Buenos Aires no da señales de mejora y el delicado rumbo de la economía nacional no pronostica un futuro alentador. Condiciones laborales precarias, salarios bajos y el déficit de personal profesional que eso genera son el patrón común en los hospitales bonaerenses.

Los gremios del sector y médicos de distintos nosocomios han denunciado en lo que va del año la “grave crisis del sistema de salud público”. En La Plata, en los hospitales San Martín, Sor María Ludovica, Rodolfo Rossi y Alejandro Korn de Melchor Romero hubo situaciones límite en los últimos meses por deficiencias estructurales, como filtraciones de agua, apagones de luz y fallas del grupo electrógeno mientras se hacían operaciones, como pasó en el Hospital de Niños el 3 de mayo.

Con este telón de fondo, y mientras mantiene estancada la paritaria con los docentes –negociación modelo para las demás–, el gobierno de Vidal llamó a paritarias a los profesionales de la salud (Ley 10.471). La reunión será hoy y allí los gremios expondrán los problemas salariales y del funcionamiento de la salud pública que no han tenido respuesta, motivo por el que llevan a cabo un paro de 48 horas que termina hoy con movilización a Plaza de Mayo, convocada por las dos CTA en rechazo al modelo económico del gobierno de Mauricio Macri. El paro es en los ochenta hospitales de la provincia.

“Hay una crisis del sistema de salud que asola a trabajadores y trabajadoras, y por supuesto a la población”, afirmó a Contexto Fernando Corsiglia, presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP). “El principal motivo por el que existe esa crisis es por la falta de posibilidades de conseguir personal a expensas de los bajos salarios y las malas condiciones laborales en que se desarrolla nuestra tarea. Son las dos cuestiones que deben ser el centro de la discusión con el gobierno”, adelantó.

“El principal motivo por el que existe esa crisis es por la falta de posibilidades de conseguir personal a expensas de los bajos salarios y las malas condiciones laborales”

Los profesionales de la salud recibieron dos adelantos de modo unilateral a cuenta del futuro acuerdo por parte del gobierno –7% para el primer cuatrimestre y un 4% más–, al igual que Vidal hizo con los docentes. El motivo de la demora del llamado a la negociación fue el retraso en resolver el conflicto con los maestros, que se rehúsan a aceptar aumentos que signifiquen una mayor pérdida de poder adquisitivo.

El salario inicial de bolsillo de un trabajador profesional de la salud por 36 horas semanales es de 20.300 pesos. “Eso hace que no tengamos postulantes para ingresar”, señaló Corsiglia.

De cara a la reunión de hoy, las expectativas de los médicos no son altas, teniendo en cuenta que el gobierno ofreció a docentes y estatales un aumento del 15%, que logró imponer en el segundo caso por la aceptación de UPCN y Fegepba.

La crisis hospitalaria

Laura Constanzo, delegada gremial de CICOP en el Hospital Melchor Romero, dijo que “hace dos semanas tuvimos una reunión con funcionarios y ahí les planteamos que no tienen registro de la urgencia de la situación del sistema de salud público”.

En el psiquiátrico del oeste del Gran La Plata hay serios problemas de infraestructura que provocaron traslados forzados de pacientes a otras áreas, e incluso el Centro de Estudios Sociales y Legales (CELS) presentó en mayo un recurso de amparo ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 3 de La Plata, a cargo de Francisco Terrier, donde solicitó que no se admitan más pacientes en el Alejandro Korn hasta que estén garantizadas las condiciones mínimas para que puedan estar internados.

“Hace quince días que en el pabellón de agudos estamos sin calefacción. Esos pacientes todavía no fueron trasladados porque no hay otro pabellón en mejores condiciones”, refirió Constanzo. “En la guardia de salud mental, donde duermen los profesionales que hacen guardia, las condiciones también son tremendas. Atendemos ambulatoriamente en consultorios externos a niños y adultos y la gente en la sala de espera está en muy malas condiciones, abrigada porque no hay vidrios desde hace meses”.

Los médicos armarán nuevamente, como el año pasado, una carpa blanca en La Plata y en C.A.B.A. para sostener su reclamo en caso de que no haya noticias positivas en la reunión con los funcionarios del Ministerio de Salud.