El domingo 17 de junio se realizará la segunda vuelta electoral en la que los colombianos elegirán a su futuro presidente. La disputa se dará entre el candidato de derecha, el uribista Iván Duque, del partido Centro Democrático, y el candidato de izquierda, Gustavo Petro, del partido Colombia Humana.

Además del modelo económico, político y social que regirá en Colombia en el periodo 2018- 2022, los dos proyectos representados por Petro y Duque ponen en disputa la posibilidad de avanzar o retroceder en el proceso de paz iniciado en el país sudamericano con los acuerdos entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno de Juan Manuel Santos.

Para entender cómo se llega a esta segunda vuelta, cuáles son las perspectivas, y profundizar en los modelos representados por cada candidato, Contexto dialogó con el senador colombiano del Polo Democrático, Iván Cepeda, recocido referente de la lucha por los derechos humanos.

El senador Cepeda explicó que “estas elecciones de segunda vuelta presidencial revisten un carácter inédito en la historia de nuestro país. Por primera vez en Colombia, un candidato de izquierda llega con vida y con posibilidades de ganar. Esto hay que decirlo claramente: muchos candidatos de izquierda han sido asesinados antes de llegar a la última instancia de la votación en nuestra historia reciente. Además, Petro llega con un alto margen de probabilidad de ser elegido presidente de la República. Y, también por primera vez, una mujer, Ángela María Robledo, puede ocupar la vicepresidencia”.

“Estas elecciones están precedidas por dos éxitos electorales. En las elecciones parlamentarias, que tuvieron lugar en marzo de este año, la izquierda y centroizquierda obtuvieron, por primera vez, una importante representación en el Senado con más de veinticinco curules (bancas). Este resultado conforma una bancada alternativa que ha sido compuesta por el Partido Verde, el Polo Democrático, la lista de la decencia que representa a la Colombia Humana, la representación del nuevo partido político que ha surgido del proceso de paz y el movimiento indígena. Una bancada pluralista que va a jugar un papel fundamental”, detalló Cepeda.

“Petro llega con un alto margen de probabilidad de ser elegido presidente de la República. y, también por primera vez, una mujer, Ángela María Robledo, puede ocupar la vicepresidencia”

Luego agregó que “el segundo éxito tuvo lugar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El movimiento que defiende la candidatura de Gustavo Petro, la Colombia Humana y la Coalición Colombia (de centroizquierda) obtuvieron cerca de 10 millones de votos. Si esa votación se llegase a repetir en segunda vuelta, habría una alta probabilidad de que Petro sea elegido”.

“Esos éxitos electorales se deben a que, en primer lugar, hay un nuevo contexto político que está marcado por el proceso de paz, la terminación de una parte del conflicto armado como resultado del acuerdo entre las FARC y el gobierno del presidente Santos. Eso ha generado un nuevo ambiente político. En muchas partes del país ha desaparecido el miedo producido por la violencia armada. También ha desaparecido ese estigma que se intentó imponer siempre, la idea de que la izquierda legal era, simplemente, una representación camuflada de la izquierda ilegal y armada”, explicó.

“El movimiento que defiende la candidatura de Gustavo Petro, la Colombia Humana y la Coalición Colombia (de centroizquierda) obtuvieron cerca de 10 millones de votos. Si esa votación se llegase a repetir en segunda vuelta, habría una alta probabilidad de que Petro sea elegido”

El senador remarcó que “por el avance del proceso de paz se ha creado un ambiente de participación distinto. Pero también está en juego el hecho de que hay un hastío generalizado respecto de la corrupción. Los jóvenes quieren participar en política para acabar con esa vieja clase tradicional que ha copado la política colombiana y que la ha convertido en tráfico de corrupción. Han aparecido nuevas ciudadanías en este debate político. Hay nuevos sectores que están entrando a la vía política y que han decidido participar electoralmente”.

“A esto se suma que hay dos programas en juego. Por una parte, el de la derecha, representado por Iván Duque, que quiere destruir el proceso de paz, agudizar el modelo económico neoliberal y profundizar la inequidad social. Por otra parte, el de Petro, que busca defender la paz, quiere un modelo económico alternativo basado en energías ecológicas y verdes, que vaya haciendo el tránsito para salir de las economía fundadas exclusivamente en la extracción petrolera y del carbón. Ese tipo de discusiones, junto a la discusión sobre los derechos sociales, la educación y la salud, conforman el desafío de las próximas elecciones”, concluyó el senador Cepeda.