Tras el violento desalojo vivido el martes a la noche en la sede de la organización popular Tupac Amaru, en la provincia de Jujuy, representantes de la agrupación brindaron una conferencia de prensa ayer para dar detalles sobre la maniobra que denuncian como un acto más de “hostigamiento y persecución política”. Del acto participaron representantes políticos y de la militancia popular que acompañan la lucha iniciada con la persecución a la líder Milagro Sala, detenida de manera ilegítima por el gobierno jujeño en enero de 2016.

“Esto es lo que se vive en la provincia de Jujuy. Hay una irregularidad total en esta intervención. El juez Pullen Llermanos, que tiene competencia para actuar en causas previas a 2011, actúa libremente realizando estos allanamientos y tomando posesión de predios. Ya lo habían hecho con las fábricas”, expresó el referente y vocero de la Tuac Amaru, Alejandro Garfagnini, quien informó que tras el desalojo las autoridades “se quedaron con las llaves de la sede para apropiársela formalmente” y dejaron como interventor a José Luis Estrada, exconcejal y hombre de confianza del gobernador radical Gerardo Morales.

De la conferencia participaron figuras como la referente de Género de la CTA Nacional, Estela Díaz, la presidenta del bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, los legisladores nacionales Mónica Macha y Andrés Larroque, la legisladora porteña y referente de derechos humanos Victoria Montenegro, el extitular de AFSCA Martín Sabbatella, entre otros.

Por su parte, la referente del Comité por la Libertad de Milagro Sala, María Elena Naddeo, adelantó que una comitiva de juristas internacionales y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se reunirán hoy para discutir la situación, hecho que podría generar un testimonio a nivel internacional. “La comitiva de juristas visitará a Milagro. Estamos reclamando una entrevista con el gobernador, aunque sin respuestas hasta ahora. Hay que remarcar que en Jujuy no hay Estado de derecho”, expresó Naddeo.

“La comitiva de juristas visitará a MILAGRO. estamos reclamando una entrevista con el GOBERNADOR, aunque sin respuestas hasta ahora. Hay que remarcar que en Jujuy no hay Estado de Derecho”

“Jujuy es una zona liberada para los grupos de tareas de Gerardo Morales”, expresó la integrante del equipo de abogados defensores de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, quien agregó: “La sede de la Tupac es la casa de la Tupac y es la casa un poco de todos nosotros y nosotras en Jujuy. Esto lo que hace es inhabilitar, impedir y obstruir cualquier control. No sabemos qué fiscal interviene, no sabemos qué delito se investiga ni quiénes son las personas investigadas”. Gómez Alcorta apuntó contra el juez Pullen Llermanos, de quien sostuvo que no tiene competencia para ordenar la intervención realizada esta semana.

En esta línea, la referente gremial Estela Díaz remarcó que el gobierno de Morales, en sintonía directa con el macrismo, está utilizando la persecución a la organización liderada por Milagro Sala como una “cortina de humo para tapar el saqueo, el recorte de derechos, el cierre de puestos de trabajo y la represión a trabajadores y trabajadoras”. Según datos difundidos en las últimas horas, durante el allanamiento se secuestraron un “tomógrafo y un ecógrafo”, según el juez Pullen Llermanos “en desuso y abandonados”, aunque ni siquiera hay un expediente concreto de la causa.

El operativo, copuesto por unos cuarenta efectivos de seguridad, tuvo lugar hacia las siete de la tarde de anteayer, mientras se realizaban actividades recreativas para niños y jóvenes. Las fuerzas que encabezaron la maniobra no mostraron órdenes de allanamientos ni permitieron la presencia de abogados ni testigos para verificar la acción.

“Entraron con violencia, sacaron a toda la gente que había, se quedaron con la llave. Hay una carátula que aparentemente remite a una causa de 2018, nombrada como ‘averiguaciones de delitos’. No hay imputaciones, no hay nada por lo que podamos saber qué se está investigando. Por lo pronto, la sede sigue tomada por la policía y todos creemos que se la van a quedar”, agregó Garfagnini.