“Con las piruetas del Diego me llené de fantasía/ Vi llegar el microondas, la video y la Internet/ Yo que di mi primer beso con los discos de vinilo/ Quién diría que ahora escucho en compactos a Gardel”.

Jorge Pandeleucos fue un tipo de su tiempo. Clase 70 –como cantaba– y oriundo de la “República Separatista de Tolosa”, como gustaba decir, logró a través de su carisma, su poética mordaz y una sensibilidad evidente, lo más difícil para un artista: llegar al otro. Y eso ocurrió antes de que en septiembre de 2009 marchara.

Belén Raggio (productora Radio Estación Sur): “Alorsa tenía una relación profunda con la radio, era un visitante asiduo y referencia constante. era un amigo de la casa, como se suele decir. De hecho, el estudio de la radio lleva su nombre”.

Con el lenguaje rioplatense y tanguero como punto de partida y no como fin, acercó a propios y extraños a un cancionero vívido y reconocible. Por eso, tanto los que lo conocieron y guardan miles de anécdotas como los que no, pero las conocen de oído, le dicen Gordo, Alorsa… o el Gordo Alorsa. Y por eso es que músicos de rock o fuera del circuito tanguero se reúnen para rendir tributo este domingo con “Calaveras Platenses”, organizado por la emisora que tanto frecuentaba: Radio Estación Sur.

“Alorsa tenía una relación profunda con la radio, era un visitante asiduo y referencia constante. Era un amigo de la casa, como se suele decir”, cuenta Belén Raggio, parte de Quieren Rock, equipo de trabajo que unifica tres programa de la emisora El Amplificador, Los Hijos de la flor y Roscanroll. “De hecho, el estudio de la radio lleva su nombre en un merecido reconocimiento a lo que fue su obra y su persona”.

Dada la innegable marca del líder de La Guardia Hereje, no es el primer homenaje. De hecho, los organizadores reconocen “eventos y festivales, como Un domingo con Alorsa por ejemplo, donde también la gente se reúne a celebrar y recordar al Gordo y a La Guardia. Pero siempre desde el lado del tango. Por eso en este Calaveras Platenses la idea central fue que el rock sea el protagonista”.

Muchos coinciden en la actitud rockera y abierta de Alorsa. “Le robo la anédota a Martín Luna”, cuenta Yuyi Gouman, ex Cajale Cazazo y ahora solista, “una anécdota que lo pinta como un rockero: cuando fue a tocar a Cosquín y su guitarra se había roto por el calor, le pidió la guitarra eléctrica a los chicos de La Cumparsita y salió al escenario con esa guitarra. Esa anécdota habla de una persona totalmente desprejuiciada y más allá de cualquier sesgo, un tipo abierto”.

“En un aniversario de la ciudad: llovía a más no poder y parecía que la fiesta en Plaza Moreno se suspendía”, evoca Marcos Ricco, cantante de Perros de Presa. “De repente, paró y sólo quedó lugar para dos bandas de la ciudad (cuando había como quince convocadas), y estaban La Cumparsita y La Brusca (la banda de mi viejo). La Cumpar había llevado mucha gente y si no tocaban se armaba. Y él sin dudarlo dijo ‘que toque La Brusca, porque me gusta mucho el blues’. Si eso no es humildad…”.

Respecto al efecto de la obra de Alorsa (que el último abril fue reconocida como de “Interés Municipal, Social y Cultural” por el Concejo Deliberante de la Municipalidad de La Plata), los músicos reflexionan: “La música de Alorsa es cercana. Da la sensación de que cuando uno escucha a Alorsa, uno lo conoce de toda la vida. Su poesía tiene muchos toques mágicos todo el tiempo, convierte en poesía muchas cosas que el resto pasamos de largo, se detiene en detalles maravillosos de lo cotidiano”, dice Goutman.

Ricco agrega: “Era un tipo de barrio como nosotros, que decía las cosas tal cual eran en sus canciones. La música de Alorsa es sin dudas una obra de arte, con la cual todos nos sentimos identificados. ¿A quién no le hubiese gustado escribir una de sus canciones?”.

Una de esas canciones rezaba: “Tristeza fiera, tristeza de domingo de salas de hospitales con camas en silencio/ De cementerios con el pasto crecido, con flores olvidadas ya secas en el piso”. No será un domingo triste, a pesar de su ausencia. Aunque no sea posible un mundo mejor con árbitros bomberos (y de esos hay demasiados, con o sin silbato), se le puede hacer frente con las canciones del tipo con la sonrisa de pibe y corazón de arrabal.

El domingo 10 a las 15 hs en 117 y 40 estarán Perros de Presa, Lucius, Mauri Sánchez (Gol), El Buffo, Malhú, No Tan Mal, Costi Eliggi, Lospatasú, Pablo Natario, Yuyi Gouman, Marian Betervide (Martes De Agua) y Matias Patinho (Prana), Pulga Cordó y los Calambres de Púa.