Esta semana el dólar volvió a tocar un récord cuando se cotizó al cierre del viernes a 25,58 pesos. Antes, la oposición logró aprobar el proyecto que retrotraía las tarifas a noviembre de 2017, que horas más tarde el presidente vetó a pesar de la notoria disconformidad social con los aumentos de servicios públicos. Sumada al descontento generalizado luego del anuncio del retorno del financiamiento por medio del FMI, el gobierno de Cambiemos atravesó una de las semanas más complicadas desde la asunción de Mauricio Macri.

Pero, como suele suceder, la Justicia trajo este viernes buenas noticias para el macrismo: la Sala II de la Cámara Criminal Correccional Federal emitió un polémico fallo en el que confirma la actuación del juez de primera instancia, Julián Ercolini, y acepta la hipótesis de que la dudosa muerte del fiscal Alberto Nisman fue un homicidio vinculado a la denuncia que presentó contra la expresidenta Cristina Fernández.

el gobierno de Cambiemos atravesó una de las semanas más complicadas desde la asunción de Mauricio Macri. Pero, como suele suceder, la justicia trajo buenas noticias para el macrismo.

La decisión de los magistrados se produce sobre la base de las cuestionadas pericias realizadas por Gendarmería Nacional que sostienen que Nisman fue asesinado, en contraposición a lo actuado por el cuerpo médico forense que había dictaminado que no existían elementos para determinar la presencia de terceros en la habitación en que fue hallado muerto el fiscal.

En ese marco, encabezados por el senador Federico Pinedo, el oficialismo presentó un pedido de sesión especial para el próximo martes 5 de junio para tratar el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del pedido que había hecho en diciembre pasado el juez Bonadio que sigue la denuncia del fallecido fiscal por encubrimiento de quienes se sospecha serían los autores del atentado a la AMIA.

Bonadio había ordenado la detención preventiva de una decena de personas, entre las que se encuentra la exmandataria, el exsecretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, el excanciller Héctor Timerman, los dirigentes sociales Luis D’Elía, Fernando Esteche y Jorge Khalil.

“Nisman y desafuero. Mientras los argentinxs son víctimas de la crisis económica, Macri ataca a CFK. La cara más patética de esta tragedia que nos gobierna”, dijo a través de su cuenta de Twitter el presidente del bloque FpV-PJ de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, y tildó a los integrantes de la alianza Cambiemos de “antipopulares, cínicos, canallas e inhumanos”.

“Es una instancia más, nosotros como República ya lo tenemos confirmado”, fueron las increíbles declaraciones del diputado oficialista Waldo Wolff acerca del fallo de la Cámara sobre la muerte del fallecido fiscal. “Aquellos que tratamos de jerarquizar la política cuando se nos acusa, lo primero que tenemos que hacer es ponernos a disposición y no buscar un buen abogado para encontrar artilugios para zafar”, sostuvo el diputado sobre la posibilidad del desafuero de la senadora en diálogo con el periodista Eduardo Feinmann.

En el caso del pedido de desafuero contra la exmandataria, cabe preguntarse por qué se produce en un momento donde todos los procesados por Bonadio, menos Fernando Esteche, han sido liberados. Carlos Zannini, Luis D’Eía y Jorge Khalil recuperaron su libertad luego de varios meses de prisión preventiva bajo la “doctrina Irurzun”, según la cual toda persona que haya sido funcionaria tiene “poder residual” que le permitiría entorpecer una investigación judicial.

En este sentido, las juezas que dispusieron la liberación de Zannini sostuvieron en su fallo que lo único que podría justificar una “medida cautelar tan gravosa” como la prisión “es el efectivo entorpecimiento de la investigación”. Descartada de plano esa efectiva intromisión o entorpecimiento, se anuló la prisión preventiva.

Si no solamente no quedan imputados detenidos –Esteche sigue preso porque, según la Justicia, sus antecedentes penales lo ameritan–, sino, además, la investigación ya fue cerrada en el mismo momento en el que Bonadio la elevó a juicio oral –con lo cual no queda nada por “entorpecer”–, cabe preguntarse cuál es el motivo para apurar el desafuero de CFK.

encabezados por el senador Federico Pinedo, el oficialismo presentó un pedido de sesión especial para el próximo martes 5 de junio para tratar el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner.

Sobre el fallo de la Cámara cabe destacar que en varias oportunidades se ha señalado el alineamiento de la Sala II, integrada por Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, con la Casa Rosada. El primero de ellos es conocido por inaugurar, en uno de sus fallos, la doctrina por la cual varios exfuncionarios de la Administración anterior fueron detenidos de manera preventiva. “Nisman fue asesinado horas después de haber formulado una denuncia contra las máximas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional y otras personas por haber encubierto a los presuntos responsables del atentado, y horas antes de exponer ante una comisión especial del Congreso Nacional las razones de su proceder”, dijo en su escrito Irurzun.

Bruglia fue nombrado recientemente por el consejo de la magistratura con mayoría macrista. “No puede dejar de soslayarse que el homicidio de Nisman se produjo cuatro días después de haber efectivizado la denuncia señalada y horas antes de ir a exponerla ante el Congreso de la Nación”, sostuvo, casualmente.