El centenario de la Reforma Universitaria encuentra a los profesores universitarios de todo el país movilizados contra las políticas de ajuste del gobierno nacional. Entre estos recortes denuncian salarios a la baja, subejecución presupuestaria y partidas atrasadas, todas políticas de Cambiemos contrarias a la enseñanza pública que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal expresó ayer de manera brutal.

Tras el paro del lunes y martes de esta semana en las 57 Facultades del país, los docentes anunciaron ayer que profundizarán su plan de lucha contra los techos salariales del 15% y los recortes presupuestarios. También rechazaron el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que significaría un mayor ajuste para la educación superior.

Los docentes anunciaron ayer que profundizarán su plan de lucha contra los techos salariales del 15% y los recortes presupuestarios. También rechazaron el acuerdo con el FMI.

En una conferencia de prensa conjunta frente al Ministerio de Educación que conduce Alejandro Finocchiaro, Conadu (CTA de los Trabajadores) y Conadu Histórica (CTA Autónoma), las dos federaciones que nuclean a la mayor cantidad de docentes universitarios en el país, anunciaron que desde el 10 de junio llevarán sus reclamos a la ciudad de Córdoba, donde están previstas las actividades por el aniversario.

“Vamos a llevar adelante una semana de lucha, retomando el espíritu revolucionario que tuvo la reforma”, afirmó a Contexto Verónica Betancourt, secretaria gremial de Conadu. La principal actividad será el viernes 15, día del centenario, cuando llevarán a cabo un paro y una toma y actos en los rectorados de las universidades.

En la conferencia de prensa volvieron a rechazar la propuesta salarial del 15% en cuatro tramos de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) y reiteraron su pedido de aumento del 25% con cláusula gatillo, más acorde a las proyecciones inflacionarias.

Betancourt hizo una síntesis sobre la situación que atraviesan las casas de estudio y dónde impactan con mayores consecuencias los recortes: “Hacía mucho que no hacíamos un seguimiento presupuestario, porque no había atrasos ni recortes en las partidas”, apuntó la gremialista. “Eso cambió drásticamente desde que asumió Cambiemos, que no sólo hizo decrecer la participación de las universidades en el PBI, sino también apareció una lógica de los noventa: una subejecución presupuestaria que afecta fundamentalmente las áreas de las becas estudiantiles, programas de extensión, y ahora hay una demora muy importante en los gastos de funcionamiento, como el pago de los servicios”.

En un informe, Conadu indicó que de 2017 a este año la participación del presupuesto para las universidades en el PBI descendió del 0,87% al 0,77%. A su vez, alertan por un recorte de 3 mil millones de pesos anunciado por la SPU a principios de año que congelará las obras de infraestructura y repercutirá en los gastos corrientes.

Conadu informó que en el último año la participación del presupuesto para las universidades en el PBI descendió del 0,87% al 0,77%. A su vez, alertan sobre el recorte de 3 mil millones de pesos anunciado.

Por su parte, la Conadu Histórica hizo ayer una jornada de protesta previa a la conferencia. Desde la mañana, instalaron una carpa blanca frente al Ministerio y hubo un partido de fútbol en el que representaron un enfrentamiento entre profesores y agentes del FMI, clases públicas y, hacia el mediodía, un plenario de secretarios generales que definió la continuidad de las acciones gremiales, al igual que hicieron los de Conadu.

“A cien años de la Reforma, estamos frente a una contrarreforma. Porque todas las políticas que se están aplicando van a contramano del mensaje de la Reforma del 18”, sostuvo en diálogo con Contexto Luis Tiscornia, secretario general de Conadu Histórica. “Estamos ante una política de ajuste, achicamiento, elitización y mercantilización de la educación pública, mientras la Reforma justamente planteaba una Universidad abierta, gratuita y al servicio de los intereses nacionales”.

 

En junio, el reclamo se traslada a Córdoba

Tras una serie de reiterados paros y medidas de protesta desde que comenzaron las clases, que no tuvieron eco en el gobierno, el macrismo afrontará el centenario de la Reforma Universitaria con una ola de reclamos. En la semana de actividades dedicadas a esta histórica fecha, que va del 10 al 15 de junio, profesores de distintos puntos del país confluirán en la ciudad de Córdoba para manifestar su descontento con el rumbo que ha tomado la política educativa del gobierno nacional.

Habrá jornadas de debate y foros contra las medidas neoliberales que deterioran la calidad y la inclusión educativa, y una marcha de docentes, investigadores y estudiantes hacia el viejo rectorado de la Universidad de Córdoba en el marco del inicio de la Conferencia Regional de Educación Superior, que reunirá a representaciones universitarias de toda América Latina. Para cerrar, el viernes 15 las dos confederaciones coincidieron en hacer una toma de las universidades de todo el país “frente al ajuste y el techo salarial y en defensa de la educación superior”. La Conadu Histórica hará paros también los días lunes 11 y martes 12 de junio.

“Se van a cumplir 100 años de la Reforma Universitaria y vamos a homenajear esa fecha emblemática luchando por la Universidad pública, democrática y popular en Córdoba”, señaló Carlos De Feo, secretario general de Conadu. “El gobierno va a tener que rendir cuentas sobre la hipocresía que implica querer montarse en el centenario de la Reforma mientras ajusta permanentemente al sector y a los trabajadores”, añadió.