Puede que efectivamente el cine sea la verdad veinticuatro veces por segundo. Pero la realidad, la gran verdad según Hegel o Perón, quizá requiera mayor tiempo. Por ello, en una coyuntura crítica de la sociedad y también del cine nacional (como si pudieran escindirse), bienvenidas son las Jornadas de Cine Documental a desarrollarse los días 29, 30, 31 de mayo y 1º de junio en la Facultad de Bellas Artes, específicamente en la Sede Fonseca (diag. 78 y 62). La finalidad es el diálogo entre estudiantes, graduados, docentes y profesionales de la industria con un marcado e ineludible tono crítico y político. Entre otras presencias, participarán Fernando Martín Peña, Agustina Comedi, César González, Andrea Testa y Gustavo Alonso (ADN).

“Nada hay por fuera de lo político”, introduce Romina Lapi, una de las coordinadoras generales. “Desde un principio, el ejercicio de curaduría estuvo orientado a pensar la mirada audiovisual como un ejercicio político que ejercemos sobre cuerpxs y situaciones, una mirada que puede ser de gran violencia o, por el contrario, contribuir a la equidad y ampliación de derechos“.

La apertura de las jornadas estará dada por la proyección de la copia remasterizada del filme de 1961 de Fernando Birri Los inundados (foto), el martes 29 a las 20 hs en el auditorio de la Facultad de Bellas Artes. Se trata de un referente en la materia que llegó a fundar hacia 1965 la Escuela de Cine de la Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe). “Su labor estuvo siempre comprometida con las luchas latinoamericanas antiimperialistas –cuenta Lapi–. No sólo eso, su inquietud por el proceso de aprendizaje de futurxs realizadorxs fue también incansable”.

El miércoles 30 tendrán lugar las mesas temáticas sobre la situación del INCAA, a las 14 hs, y sobre derechos humanos y memoria, a las 18 hs. “El estado es de profunda gravedad no sólo para el documental, sino para las producciones independientes en términos generales –diagnostica Lapi–. Esto no es azaroso. Desde que asumió el gobierno de la alianza Cambiemos, en todas las esferas las medidas han estado orientadas al ajuste y al recorte. En este sentido, la cultura no ha quedado inmune. La intervención del INCAA a comienzos del año pasado inició un proceso de vaciamiento del sector audiovisual y una campaña de restricción para las pequeñas y medianas producciones. El sistema de puntajes implica, por ejemplo, que quienes no tengan al menos uno o dos estrenos comerciales no puedan acceder a ningún tipo de financiamiento, algo que resulta totalmente imposible para quienes están terminando su formación o recién comienzan a dar sus primeros pasos en la producción”.

El jueves a las 16 hs la temática será sobre géneros y sexualidades, y a las 18 hs sobre historia regional del cine documental. “El panel de (Des)bordes busca reflexionar sobre los agenciamientos sexo-políticos que construye nuestro cine nacional y cómo ello contribuye a diferenciar entre sujetxs políticxs posibles e imposibles –explica Lapi–. Algo que nos resulta imprescindible en la actual coyuntura en la que a diario crecen los casos de femicidios, trasvesticidios y homolesbotrans-odio. La discusión no se acota únicamente a aquellxs cuerpxs posibles de habitar las pantallas, sino que también implica cuestionar el ínfimo lugar en la industria audiovisual nacional que hoy en día tienen las mujeres, lesbianas, trans y travestis”.

Por último, a las 16 hs del viernes tendrá lugar la mesa “Cuerpos (in)visibles”. “Nos interesa el ejercicio de epojé (suspensión), esa puesta entre paréntesis que tienen algunxs realizadorxs para abordar libre de prejuicios. Luego, la erradicación de estigmas a nivel social ya depende de la instancia de expectación. Pero, decididamente, como productores de imágenes, tenemos un gran deber.”

A las 20 hs cerrará la proyección de Ríos de la Patria Grande, de Joaquín Polo, enmarcada en el segundo Pantallazo Audiovisual Platense.