Por Pablo Pellegrino

A pesar de que el dictamen que votó la Cámara Baja hace unas semanas pertenece a los bloques del Frente Renovador (massismo) y Argentina Federal (gobernadores), en una desesperada jugada de último momento, Mauricio Macri intentó pegar el proyecto que votarán esta semana los senadores a Cristina Kirchner. Para colmo –así se lo hizo saber la expresidenta– usó un lenguaje misógino y hasta el diario Clarín lo acusó de “apostar a la grieta” y “apelar al fantasma” de la exmandataria. 

“Demuestren que existe un peronismo responsable y confiable, que no se deja conducir por las locuras que impulsa Cristina Fernández de Kirchner”, le dijo a los senadores opositores el presidente en el mensaje grabado que emitió la televisión, en el que estuvo acompañado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Leo Bilanski (dirigente Pyme): “Los argumentos del presidente de la Nación para justificar una medida que está poniendo en aprietos económicos a las pymes fueron desopilantes”.

La presencia del titular de la cartera de producción se debió a un insólito anuncio: a través de la web oficial de ese organismo se ofrece una plataforma digital para determinar cuánto dinero pueden ahorrar los consumidores utilizando luminaria con tecnología led, aunque esa “solución” no aplique para los sectores productivos y menos aún para los electrointensivos. Luego de eso, la tendencia número uno en Twitter fueron los #MacriTips

“Digo a toda la dirigencia política que las leyes mágicas que proponen algunos suenan bien, pero ¿qué pasa con el agujero fiscal que dejarían? Les pido a senadores y gobernadores peronistas que sean responsables con el futuro de los argentinos y no voten una ley anticonstitucional”, añadió el mandatario, que también usó otro de sus frecuentes lugares comunes toda vez que hay problemas: “Los argentinos elegimos el camino de la verdad, decidimos no seguir pateando nuestros problemas para adelante, porque en algún momento no íbamos a poder ocultarnos más, se nos iban a venir encima como ocurrió en Venezuela”.

“Los argumentos del presidente de la nación para justificar una medida que está poniendo en aprietos económicos a las pymes y a las familias de nuestros trabajadores que dependen de nuestras unidades productivas fueron desopilantes”, dijo a Contexto el empresario integrante de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, Leo Bilanski, quien adelantó que desde el martes entregarán a cada senador una encuesta que realizaron desde su entidad sobre los problemas que genera el tarifazo sobre más de trescientas pymes consultadas.

“Que el presidente crea que esto es una ‘locura de Cristina’ cuando hace más de dos años que nosotros venimos reclamando criterio, razonabilidad, proporcionalidad de los aumentos, habla de un presidente que no escucha a su pueblo y desconoce lo que está pasando en la realidad económica”, sostuvo el empresario, y enfatizó: “Vive un microclima rodeado de ceócratas que en su vida fueron en persona a pagar la boleta de la luz”.

También cuestionó el hecho de que el presidente acusara a los legisladores de estar votando una ley que “va en contra de la ley de presupuesto que el Congreso votó hace cinco meses”. “El primer responsable de haber boicoteado el presupuesto aprobado por el Congreso de la Nación fue el propio presidente Macri cuando modificó el objetivo de inflación, que en el presupuesto es del 10% y lo subió al 15%, y encima este año va a ser de alrededor del 30%”, afirmó.

“La energía es un insumo vital para el desarrollo. No hay ningún país industrializado en el mundo sin energía barata”, sostuvo Bilanski, y analizó: “Estas políticas económicas agreden de igual manera al trabajador y a la empresa: el tarifazo de la empresa y el tarifazo del trabajador se pagan de la misma caja, que es la caja de la empresa.

“Con las tarifas le sacan salario al trabajador, que sale de lo que la empresa le da en remuneración por las tareas que realiza, y para el empresario es un doble perjuicio porque el trabajador se da vuelta contra su empleador y pide más recursos a la empresa porque no le alcanza su salario”, continuó. 

En ese sentido, enfatizó que con el aumento desmedido de las tarifas “se está sacando plata de los circuitos productivos” que recae luego sobre “tres o cuatro empresas que terminan fugando divisas”.

“Estas políticas económicas agreden de igual manera al trabajador y a la empresa: el tarifazo de la empresa y el tarifazo del trabajador se pagan de la misma caja”

Consultado por la presencia del ministro durante el mensaje presidencial, Bilanski consideró que “Cabrera cumplió el rol que cumplió siempre de ‘Pinocho’ Marimón: está ahí, no figura y no dice nada; lo único que hace es agredir a las pymes por los medios que reciben pauta oficial”.

“Él es uno de los principales responsables del flagelo que estamos viviendo los empresarios: es responsable de abrir las importaciones, de que los costos de los insumos se hayan dolarizado, de que la devaluación se traslade a precios, de la eliminación de los créditos productivos y de que hoy tengamos que acceder a tasas usurarias”, afirmó.