A los despidos en las emisoras Radio Rivadavia, El Mundo, Radio América, FM Rock&Pop, Metro, Vorterix y la deportiva ESPN Radio, ahora se les suman los dos de Telám en un marco de censura y los de Radio Del Plata, desde donde comunicaron este domingo por la noche el cese de sus tareas a más de treinta trabajadores, entre periodistas, locutores, productores, coordinadores de aire e ingenieros en sonidos, que se suman a los doce despedidos la semana pasada, dejando así prácticamente vaciada a la AM 1030.

“Es increíble que me avisen por teléfono a esta hora que me despidieron de Radio Del Plata, cuando aún no llegó el telegrama. Mañana será mi última salida al aire con el estado del tránsito”, escribió en su Twitter el domingo por la noche la periodista Valeria Durán, y agregó: “Que se abran mil puertas y se termine la era de los empresarios garcas”.

Valeria Durán: “Es increíble que me avisen por teléfono a esta hora que me despidieron de Radio Del Plata cuando aún no llegó el telegrama”.

En medio de una supuesta crisis que tendría que ver con malas administraciones y con cambios en los dineros de las pautas, los dueños de Electroingeniería, Osvaldo y Sebastián Ferreyra y Osvaldo Acosta, ordenaron a su gerente de Recursos Humanos avanzar con los despidos en Del Plata contra trabajadores que ya venían sufriendo irregularidades, ante la falta del pago de aportes y la irregularidad en el pago en tiempo y forma de sus salarios. Los cesanteos continúan esta línea de vaciamiento, teniendo en cuenta que el personal despedido representa el 30% del total de los trabajadores.

El periodista Roberto Caballero, en la apertura de la mañana informativa de la emisora, enmarcó los despidos dentro de una empresa que “tiene hace dos años y medio un maltrato con sus propios trabajadores”, ante las dificultades en los pagos. También se refirió a “un contexto general, de un modelo que no tiene como objeto cuidar el trabajo ni a los trabajadores, sino todo lo contrario. En materia de comunicación, esto se ha agudizado: hemos perdido en estos dos años y medio más de tres mil puestos de trabajo”.

Misma posición sentaron desde el Sindicato de Prensa de la provincia de Buenos Aires (SipreBa). Nicolás Trinchero, cronista y delegado, dijo a Contexto que en el caso de Del Plata “hay una clara mala administración” desde hace años, que se acentúa “desde la llegada de Macri, donde hay un cambio de pauta publicitaria, parálisis de obras que se renegociaron, y demás, lo que desfinanció mucho a la radio”.

En un reciente comunicado, este sindicato reconoció estar resistiendo “ante los ataques cada vez más duros por parte de los empresarios, que desde fines de 2015 a esta parte han significado la pérdida de miles de puestos de trabajo, cuando no la precarización y la degradación de las condiciones laborales”.

Para Trinchero, “si hablamos de medios en general, se aprovecha la volteada de una supuesta crisis para reducir gente y maximizar ganancias: pagar la mínima cantidad de sueldos posibles es una flexibilización que ya está imponiéndose, más allá de que voten o no una ley”.

Desde las redes sociales la empresa dio su versión, en la que las autoridades de la radiodifusora informaron que “la actual situación económica y financiera” de Radio Del Plata ha sido expuesta en el Procedimiento Preventivo de Crisis en agosto de 2017 ante el Ministerio de Trabajo. En ese marco, sostienen que “es de público conocimiento la crisis que desde hace años está atravesando el sector, del cual Radio Del Plata no es ajena”.

Nicolás Trinchero (SIPREBA en del plata): “en general se aprovecha la volteada de una supuesta crisis para reducir gente y maximizar ganancias: pagar la mínima cantidad de sueldos es una flexibilización que ya está imponiéndose”.

“Ante esta situación, la empresa ha debido iniciar un proceso de reestructuración con el objetivo de preservar la fuente de trabajo y mantener el servicio informativo a nuestra audiencia”, concluyeron.

Ante este panorama, los trabajadores realizan un paro por tiempo indeterminado y están en un estado de asamblea permanente hasta tanto se reincorpore a cada uno de los despedidos, y convocan a colegas y oyentes a apoyar la lucha que continuará con una audiencia en el Ministerio de Trabajo conducido por Jorge Triaca, mientras esperan que el ministro de Comunicaciones Hernán Lombardi se pronuncie al respecto.

Por meterse con las Lebac

Al igual que los trabajadores de Del Plata, los de Telám, a raíz de una asamblea de urgencia, decidieron comenzar con un paro por tiempo indeterminado al ser notificados los despidos de Ángel Jozami, de Economía, y Fernanda Arce, de la Mesa de Edición. El conflicto tiene que ver con un cable sobre Lebac, una información difundida por la Agencia, que las autoridades consideraron “errónea”. Sin sanción previa o advertencia, desde la gerencia señalaron que los periodistas pusieron en riesgo la credibilidad del medio y los despidieron.

En diálogo con Contexto, María Laura Da Silva, delegada de SiPreBA en Télam, explicó que en la Agencia cada publicación pasa por tres controles (el control de sección y dos controles más en la mesa de edición) antes de ser publicada. El cable que aseguraba que la mayoría de los tenedores de Lebac estaban en el extranjero fue aprobado por las autoridades que realizan estos controles y publicados.

María Laura Da Silva (SIpreba en télam): “Entendemos que es una excusa para empezar a despedir compañeros. Estas cosas pasan en todas las redacciones”.

“Entendemos que es una excusa para empezar a despedir compañeros. Estas cosas pasan en todas las redacciones, el que haya errores en la redacción y demás”, sostuvo Da Silva, quien consideró que “esto busca generar un disciplinamiento y un mecanismo de infundir temor y miedo en el resto de los periodistas”.

Mañana, SipreBa convoca a una asamblea para armar un plan de lucha a fin de lograr la incorporación de los pedidos, de los que Lombardi parece no haber tomado nota.