“Nos enfrentamos a un desafío histórico como dirigencia política y social, ya que esas herramientas, como el acuerdo con el Fondo, nos exigen un mayor esfuerzo en términos de capacidad de construir los acuerdos necesarios para lograr una mayor velocidad en el camino hacia el equilibrio fiscal”. Las palabras del jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante su tercera exposición ante los diputados de la nación en lo que va del año, son un resumen de lo que por estos días es la única tarea de la gestión: achicar el gasto.

Cerca de 2 mil preguntas fueron enviadas por los legisladores a la jefatura de Gabinete previo a la presentación del funcionario, aunque la sesión estuvo marcada fundamentalmente por la crisis cambiaria y financiera de los últimos dos meses que derivó en las negociaciones actuales con el Fondo Monetario Internacional.

“Nosotros hemos planteado desde el comienzo de nuestro gobierno un camino de gradualismo, de ir logrando el camino hacia el equilibrio fiscal y así reducir nuestra vulnerabilidad externa y las distorsiones que generan esos desequilibrios, al mismo tiempo que promovíamos un camino de crecimiento y desarrollo y un cuidado para los sectores más vulnerables”, dijo en el inicio de su alocución, en la que destacó a “aquellos que financian ese gradualismo”, en alusión a los fondos extranjeros, y rápidamente perfiló hacia la reciente crisis.

Según Peña, la “inestabilidad” de los últimos días respondió a “una serie de factores internos y externos”, aunque destacó: “Como comunicamos desde el primer día, gracias a las medidas que fuimos tomando en el diseño del programa económico, contamos con las herramientas necesarias para amortiguar el impacto de esa volatilidad”.

El supuesto “éxito” de la política económica fue uno de los principales ejes de los cuestionamientos de la oposición, ya que “amortiguar el impacto” significó una pérdida récord de reservas internacionales y el inicio de negociaciones con un prestamista de última instancia como el FMI.

“Tomamos la decisión preventiva de acudir al Fondo Monetario Internacional, no para redefinir nuestra política económica, no para reducir nuestra soberanía, sino para conseguir reducir la volatilidad”, dijo sobre los acuerdos con el organismo de crédito multilateral. También afirmó que no existía posibilidad de acceder a otro organismo internacional que no fuera el Fondo, y explicó: “Cuando uno gasta más de lo que tiene, eso tiene que surgir de algún lado: acá durante mucho tiempo se optó por la emisión monetaria, pero consideramos que ese no es el camino, porque genera perpetuidad a la inflación”.

“Siempre con las mismas metáforas: ‘Si en una familia gasto más de lo que gano, entonces tengo que gastar menos’. No, señor jefe de Gabinete. En esta familia lo que pasó es que el que más guita tiene colabora menos con la familia”, cuestionó el diputado Axel Kicillof en alusión a la quita de aranceles para la importación y exportación, minería y bienes personales. “El ajuste nos trajo hasta acá y no nos va a sacar de acá”, enfatizó. Además, sobre los episodios de las últimas semanas, sostuvo que fue “la corrida cambiaria peor manejada de la historia y el gobierno dice que fue un éxito para todos los argentinos”.

Kicillof: “La última fue la corrida cambiaria peor manejada de la historia y el gobierno dice que fue un éxito para todos los argentinos”.

“Esa corrida nos dejó 10.000 millones de dólares que se esfumaron de las reservas, 25 pesos el dólar y 40% de tasa”, dijo.

Agustín Rossi, presidente del bloque FpV-PJ, cuestionó las diferencias entre el último informe que brindó el jefe de Gabinete y el actual. “A cinco meses de la segunda mitad de su gobierno, nos pusieron en una crisis económica que, por sus palabras, ninguno hubiera imaginado que sucedería en Argentina”, indicó.

Su compañero de banca, Leopoldo Moreau, se refirió también a las explicaciones que dio el presidente durante una conferencia de prensa en la que sostuvo que “desde el 28 de diciembre hemos tenido problemas de coordinación entre el gabinete económico y el Banco Central”, y apuntó directamente contra Peña: “¿Quién tiene la responsabilidad indicada por el presidente Macri como falla de coordinación? Que yo sepa, en la Constitución Nacional la tiene el jefe de Gabinete, y veo que no se da por aludido. Alguien se tiene que hacer cargo de este juguete que han roto”. “Perdieron 10 mil millones en reservas, eso equivale a dos veces la nacionalización de YPF, un acuerdo con el Club de París, la totalidad y un poco más del déficit comercial del año pasado, y eso lo perdieron en tres semanas”, agregó.

Rossi: “Perdieron 10 mil millones en reservas, eso equivale a dos veces la nacionalización de YPF, un acuerdo con el Club de París, la totalidad y un poco más del déficit comercial del año pasado, y lo perdieron en tres semanas”.

“Esto demuestra por qué Caputo pasó en estos días de ser el Lobo de Wall Street al Bobo de Wall Street, porque todavía se están riendo de las ganancias que obtuvieron con las torpezas del equipo económico en Argentina”, manifestó Moreau. Y agregó: “Aunque tal vez, después de una investigación judicial y parlamentaria, que espero que se haga, yo tenga que cambiar de opinión y llegue a la conclusión de que Caputo una vez más fue vivo”.

Sobre el ministro de Finanzas pesan sospechas de corrupción, denominada hoy en día como “conflicto de intereses”, y formó parte de las miles de preguntas que llegaron a la Jefatura de Gabinete. También hubo indagaciones por Dujovne, que, según una investigación periodística de la revista Noticias, se acogió a la amnistía fiscal decretada por Macri el año pasado y blanqueó 20 millones de dólares.

La respuesta en el informe de Peña fue clara: “No corresponde referirse a información protegida por el secreto fiscal y cuya filtración es el fruto de la actividad de una banda delictiva que está siendo investigada por la Justicia por vender información confidencial”.

El jefe de Gabinete también apuntó, en medio de la discusión por los tarifazos, contra los gobernadores: “Tenemos un Estado nacional que hace más de lo que debería, particularmente en la dinámica provincial y municipal”. Rápidamente, los legisladores que responden a las gobernaciones provinciales opositoras a Cambiemos cuestionaron sus palabras y señalaron que el gobierno trabó las transferencias hacia esas jurisdicciones.

“Argentina hoy está exportando ahorro y está importando deuda”, analizó el diputado massista José Ignacio De Mendiguren, y recordó: “Cuando el presidente asumió, yo lo aplaudí a tres manos cuando dijo que quería dejar de ser el granero del mundo y pasar a ser el supermercado del mundo, pero las góndolas nos las llenaron a nosotros”. “¿Nos va a informar el gobierno a quién le vendió casi 11 mil millones de dólares de las reservas a 20 pesos para después volver a comprarlos a 25?”, preguntó el expresidente de la UIA.

Desde ese mismo bloque, Daniel Arroyo sostuvo que “la situación social está empeorando claramente, no hay dibujo, estadística o análisis que pueda tapar lo real: está aumentando la pobreza, está empeorando la situación social, hay un parate de la actividad económica y los próximos datos del INDEC deberían reflejar eso”, y añadió: “La gobernadora Vidal ha dicho que va a mostrar a los empresarios que suben los precios, tarea loable sin dudas. Mi pregunta es: ¿cuál es la tarea del secretario de Comercio y qué puede hacer en torno a los precios?”.