Tras las detenciones de los metrodelegados, rápidamente llegaron los pedidos por su liberación. Hebe de Bonafini, Carlos Tomada, Daniel Catalano y gremialistas de La Bancaria se hicieron presentes en la Comisaría Nº 30 de Barracas.

Por la mañana, trabajadores de las líneas E y H protestaban contra ese acuerdo cuando el gobierno porteño decidió enviar a la policía para poner fin al reclamo. Hubo empujones, golpes y balas de goma y veinte delegados detenidos. Entre ellos, el titular de Metrodelegados, Néstor Segovia.

La represión se pudo ver en las redes sociales por los videos que subieron los metrodelegados. Allí se ve a los uniformados sobre las vías, a los empujones con sus escudos. En cuanto a la medida de fuerza, hoy paraban hasta el mediodía las líneas E y H. La semana pasada lo habían hecho los trabajadores de la línea D.

Carlos Tomada, exministro de Trabajo de la nación, afirmó: “Es muy claro que un gobierno que se llena la boca del diálogo no lo ejerce nunca cuando hay un conflicto, cuando más se debería aplicar esa actitud”. Y agregó que es “preocupante” que el gobierno de Larreta responda de manera “violenta” a los reclamos.

Por su parte el bloque nacional de diputados del FpV-PJ repudió las detenciones y pidió la liberación de los trabajadores. “El gobierno no debe responder con la fuerza a trabajadores que están reclamando para que se cumplan derechos reconocidos por la Constitución Nacional, como son el derecho al trabajo y a un ingreso digno”, afirmaron desde este bloque en un comunicado. “Lo venimos advirtiendo desde hace tiempo: este modelo de ajuste sólo cierra con represión”, añadieron.

Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital, denunció en Twitter que la policía también reprimió a quienes pedían por la liberación de los detenidos en la puerta de la comisaría, donde se encontraba Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo: “No entendemos por qué nos reprimieron, habíamos acordado entrar con Hebe a ver a los detenidos y, de golpe, salió la policía de la comisaría y nos golpeó. Por suerte Hebe estaba dentro de la camioneta. En este país no hay más Estado de derecho”.

“Hebe junto a lxs trabajadores del subte detenidxs por reclamar paritarias libres. ¡Libertad inmediata! ¡La única lucha que se pierde es la que se abandona!”, tuitearon desde Prensa Madres de Plaza de Mayo.

En la puerta de la comisaría se encontraban los trabajadores del subte, telefónicos de Foetra, La Bancaria y la Corriente Federal que preside Sergio Palazzo, junto a miembros de Madres de Plaza de Mayo y legisladores opositores.

Alejandro Garfagnini, coordinador de la Tupac Amaru, pidió desde la puerta de la comisaría por “por la libertad de los compañeros delegados”. En ese marco, adelantó: “Vamos a esperar acá hasta que los liberen a todos. Hace años que venimos diciendo que no hay ningún tipo de Estado de derecho en Argentina. Este gobierno se sostiene a partir de la represión”.

Desde las 12 rige un paro por tiempo indefinido en todas las líneas del subte porteño tras la represión de la Policía de la Ciudad y la detención de dieciséis trabajadores que protestaban en la línea H por la apertura de la paritaria que Larreta cerró con la UTA en un 15%. “Hasta que no liberen a los compañeros, van a estar paradas todas las líneas”, afirmó a radio Gráfica Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP).