Por Ramiro García Morete
Foto: Victoria Iseas

“Es el rock en mi forma de amar, es el rock en mi forma de ser”, cantaba Federico Moura, nombre ineludible de una tradición harto conocida de La Plata que, sin embargo, parece reducirse para algunos, más que a una forma de ser, a una forma de hablar. Porque mientras el rock y la música en general aportan más melodías a nuestra ciudad, ya que como bienes culturales incentivan la producción y el trabajo, algunos lo reducen a una etiqueta.

Así es que en reiteradas ocasiones la capital de la provincia se arroga un mote que luego no parece tener correlato en políticas concretas. O así lo señalan los artistas, productores y demás actores del circuito local ante proyectos como el recientemente presentado por Cambiemos para que la ciudad sea declarada “capital provincial del rock”.

Diego Cavas (Pura Vida): “Me parece que primero tendrían que colaborar con los espacios para que estén dadas las condiciones adecuadas. Pero nunca se ha convocado a la comunidad”.

Elevado a la Cámara Baja bonaerense por el diputado radical Diego Rovella, el proyecto remite a los cincuenta años de proliferación musical y el impacto en todo el país. Lo llamativo es que detrás del mismo no hay ningún incentivo ni un plan de estimulación o apoyo y, como reconoció el legislador a Contexto, “es sencillamente un proyecto de declaración” y su alcance es “nominal”.

“Es un reconocimiento a la movida que se ha generado con el enriquecimiento de la gente del interior”, se dispuso a relatar el funcionario, y se remontó a los “orígenes”, pero asumió que el proyecto “no tiene beneficio concreto” para la ciudad. “Queda abierta la declaración… es como una caja que se puede llenar con elementos.”

Lo más concreto que sugirió es reactivar un proyecto de museo del rock en conjunto con el secretario de Cultura de La Plata, Gustavo Silva. Sin embargo, la comunidad y el circuito del rock no parecen tener la mejor percepción de una gestión que, por ejemplo, homenajeó al rock nacional con artistas como Lali Espósito.

Ramiro Sagasti (cantante de Pérez): “El rock ya no tiene que esperar nada de lo institucional. Pero a la vez estas personas lo usan para quedar bien”.

“Creo que es como que se te ríen en la cara”, comentó al respecto Diego Cavas, dueño del icónico bar cultural Pura Vida. “Proponer a la ciudad como capital del rock cuando no hay una política cultural ni apoyo a los artistas independientes, donde el director de Control Urbano tiene una idea marcada de cerrar espacios culturales de la ciudad”. “Me parece que primero tendrían que colaborar con los espacios para que estén dadas las condiciones adecuadas. Pero nunca se ha convocado a la comunidad para generar un proyecto entre todos y para que la riqueza de esta ciudad se extienda más”, agregó.

En línea similar se expresó el productor independiente y cabeza de Caminar de Elefante, Alexis Turnes Amadeo: “Me parece una cuestión de pan y circo. Si vos me decís que este nombramiento implica el otorgamiento de subsidios o que se aplique la reglamentación de la Ley de centros culturales, sería beneficioso. Teniendo en cuenta que está vaciado de contenido, me parece una de las tantas políticas inútiles de la gestión para la ciudad de La Plata”.

Alexis Turnes Amadeo (productor independiente): “Teniendo en cuenta que está vaciado de contenido, me parece una de las tantas políticas inútiles de la gestión para la ciudad de La Plata”.

“Recordemos que tienen en stand by decenas de habilitaciones a espacios que ya están en regla para poder funcionar legalmente, espacios que están siendo cerrados, clausurados, porque no sale la firma de las habitaciones para música en vivo… Entonces, me parece básicamente una falta de respeto y reírse de lo que conformamos la industria musical y los espacios culturales que habitamos en consecuencia”, recalcó.

“Estaría bueno exigir cosas concretas y no sólo un festival emergente que lo cierran artistas de determinados sellos de Buenos Aires y le dan stands chiquititos a bandas locales”, advirtió. Más desencantado o sencillamente resignado, Ramiro Sagasti (cantante de Pérez) consideró: “El rock ya no tiene que esperar nada de lo institucional. Pero a la vez estas personas lo usan para quedar bien”.