En el marco del “Programa de reparación de legajos de miembros de la comunidad universitaria detenidos-desaparecidos y asesinados por el terrorismo de Estado” que lleva a cabo la UNLP, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social entregó legajos reparados a familiares de estudiantes, graduados, docentes y no docentes desaparecidos y/o asesinados durante la última dictadura cívico-militar que pertenecían a esta unidad académica. Allí estuvieron presentes miembros de organismos de derechos humanos y de gremios, familiares de desaparecidos, graduados, estudiantes y docentes.

Pablo Bilik (vicedecano de periodismo): “Lo que hoy hacemos es conmemorar la lucha de militantes revolucionarios que entendieron que era necesario y urgente comprometerse con su tiempo”.

El acto fue presidido por el vicedecano Pablo Bilyk, y junto a él en la mesa estuvieron Verónica Cruz, prosecretaria de Derechos Humanos de la UNLP, Carlos Ciappina, director de la Licenciatura en Comunicación Social, Jorge Jaunarena, secretario de Derechos Humanos, y Lucas Vialey, presidente del Centro de Estudiantes (Agrupación Rodolfo Walsh).

“Lo que hoy hacemos es conmemorar la lucha de militantes revolucionarios que entendieron que era necesario y urgente comprometerse con su tiempo y con su historia para transformar las cosas”, señaló Bilyk.

“Este encuentro y estos testimonios de nuestro pasado inmediato se enmarcan en la reafirmación del compromiso político e ideológico con los derechos humanos de nuestra Facultad”, se leyó en el documento de apertura del acto.

En la ceremonia se detalló la fecha y el lugar de la desaparición y/o asesinato, y un recorrido académico, laboral y de militancia de cada una de las víctimas. Luego, los familiares recibieron en carpetas los legajos reparados de mano de actuales docentes de Periodismo que pertenecieron a las mismas camadas de estudio universitario durante la dictadura. En esas carpetas se puntualizó la información sobre las historias de vida de los desaparecidos, sobre sus espacios de activismo político y su recorrido estudiantil en Periodismo.

La entrega de legajos reparados es una política institucional de la UNLP desde 2015 con el fin de contribuir en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia. Los treinta casos de Periodismo se enmarcan en los más de cuatrocientos legajos que ha recuperado la UNLP a partir de un trabajo sincronizado con las Facultades para reconocer la condición de “detenido-desaparecido” y “asesinado” de docentes, no docentes y estudiantes. Ya se han entregado también en las Facultades de Psicología y Trabajo Social, y en breve se hará en Humanidades y Arquitectura.

La Resolución Nº 259/15, firmada en 2015 por el expresidente de la UNLP Raúl Perdomo, establece “la inscripción de la condición de detenido-desaparecido o asesinado en los legajos de los docentes, no docentes, graduados y estudiantes de esta Universidad”, y “dejar constancia en los legajos de los reales motivos que determinaron la interrupción del desempeño laboral o estudiantil de todos aquellos que fueron víctimas de la última dictadura cívico-militar”.

Previo a esta política, había legajos con datos que tergiversaban la verdadera historia de las víctimas del terrorismo de Estado. Casos de desaparecidos y asesinados figuraban oficialmente como fallecidos, cesados en el cargo o en condición de “abandono de tareas”.

el dato: Los treinta casos de Periodismo se enmarcan en los más de cuatrocientos legajos que ha recuperado la UNLP a partir de un trabajo sincronizado con las facultades para reconocer la condición de “detenido-desaparecido” y “asesinado” de docentes, no docentes y estudiantes.

Ayer se entregaron los legajos recuperados de Ricardo Emir Aiub, Julio Alberto Álvarez, Horacio Bertholet, Néstor Bossi, Ricardo Antonio Díaz, Rodolfo Elías, José Espinoza Pesantes, María Fernandez de Pankonin, Jorge Horacio Foulkes, Silvio Frondizi, Pablo Gelstein, María Teresa Grujic, Alejandro Enrique Gutierrez, Julio Eduardo GUshiken, Jorge Harriague Fitz, Silvia Ibañez, Carlos Eduardo Ishikawa, Juan Carlos Jordan Vercellone, Sergio Karakachoff, Luis Macor, Mercedes Maiztegui, Hector Marghetich, Elsa Delia Martínez, Susana Beatriz Medina, Mario Miguel Mercader, Liliana Molteni, Norberto Orlando, Victorio Perdighe, Rafael Pedreira, Guillermo Savloff, Nelida Villarino y Sergio Zurita.

Entre los presentes en el aula 22 de Periodismo estuvieron la madre de Plaza de Mayo Herenia Sánchez Viamonte; Rosa Bru, presidenta de la Asociacion Miguel Bru; Leonardo Fossati, de Abuelas de Plaza de Mayo La Plata; Octavio Miloni, secretario general de ADULP (docentes de la UNLP); Claudia Favero, hermana del desaparecido Daniel Favero y querellante en juicios por crímenes de lesa humanidad; Lucas Miguel, de la Fiscalía de Derechos Humanos de La Plata; los decanos de Ciencias Económicas, Ricardo de Giusti, y de Trabajo Social, Néstor Artiñano; integrantes de la Mesa por los Derechos Humanos, de H.I.J.O.S. Regional La Plata y de las Secretarías de Derechos Humanos de Suteba La Plata y ATULP (no docentes de la UNLP).