Tras los 130 despidos en la fábrica de motocicletas Motomel de la localidad de La Emilia, en el partido bonaerense de San Nicolás, desde el bloque de senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana-FpV exigieron explicaciones a la gerencia de la empresa y le solicitaron reincorporar a los trabajadores.

Desde el bloque pidieron una entrevista con el gerente de la fábrica, Marcelo Meller, quien paradójicamente el lunes pasado, antes de los despidos, participó del encuentro que tuvieron empresarios del Instituto para el Desarrollo Empresarial (IDEA) con los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y de Producción, Francisco Cabrera, en el que ratificaron el rumbo económico.

“Le pedí una reunión al gerente de la planta para la semana que viene para ver si repite la misma teoría que se está diciendo en los medios de comunicación. Dicen que esto se va a solucionar una vez que pase el movimiento del dólar, pero eso no puede ser una justificación para despedir”, afirmó a Contexto la senadora nicoleña de Unidad Ciudadana Cecilia Comerio.

Cecilia Comerio: “Dicen que esto se va a solucionar una vez que pase el movimiento del dólar, pero eso no puede ser una justificación para despedir”.

La fábrica, creada en 1992, es una de las principales en el mercado, junto a Zanella y Honda, y está ubicada en La Emilia, una localidad de 5.000 habitantes en el norte de la provincia que fue duramente castigada por la inundación en enero del año pasado, cuando el 90% del pueblo quedó bajo el agua.

La empresa decidió no renovar los contratos de 130 empleados y estas desvinculaciones resultaron más fáciles por la modalidad de contratos precarios con renovación de tres y hasta un mes.

Fuentes gremiales de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de San Nicolás señalaron que los despidos fueron por la caída de las ventas y la ola importadora, producto de la crisis económica en medio de la corrida cambiaria. Desde la empresa afirmaron que los trabajadores podrían ser reincorporados dentro de dos meses, en caso de que haya mejoras en la situación económica, aunque no hay garantías al respecto. Por este motivo, los cesanteados no han hecho públicos sus reclamos en los medios, por temor a perder esa posibilidad.

“Vemos con preocupación lo que sucede en la localidad de La Emilia con Motomel, la principal fuente de trabajo. Nos preocupa que la situación política y económica del país ponga en riesgo la fuente de trabajo de nuestros vecinos”, sostuvo Comerio.

“Entendemos que lo que sucede en nuestro distrito no es algo aislado ni una excepción, tiene que ver con las decisiones políticas y económicas que ha tomado el gobierno de Macri y la gobernadora Vidal”, puntualizó la senadora. “La pérdida de 130 puesto de trabajo representan casi mil personas que directa o indirectamente ven perjudicada su vida”, añadió. Y finalizó: “Han pasado tres días de la noticia y aún no hemos visto declaraciones o acciones tanto del gobierno municipal como de la gobernadora Vidal”.